El grupo municipal PP-AV en el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana pide al pacto cuatripartito que no demore por más tiempo el comienzo de las obras destinadas al embellecimiento y mejora de la antigua carretera general GC-500, cuyo proyecto de ejecución y licitación pública promovió el gobierno anterior presidido por Marco Aurelio Pérez Sánchez.

La portavoz de PP-AV, Elena Álamo Vega, advierte que las obras de este proyecto para la mejora paisajística ambiental y urbana del tramo que va desde la rotonda del CC San Agustín hasta El Veril, ya han sido adjudicadas desde el pasado 19 de diciembre por la Plafaforma de Contratación del Sector Público por un montante total de 2.754.984,22 €.

Elena Álamo Vega informa que las obras promovidas por el anterior gobierno municipal para modernizar y transformar la antigua GC-500 en una nueva vía urbana peatonal y ciclista se han adjudicado mediante dos lotes.

El primero, para la demolición y retirada de tres pasarelas aéreas, ha recaído en la empresa Hermanos García Álamo SL por un montante de 452.000 €, y un plazo de ejecución de dos meses. El segundo lote, para las obras de acondicionamiento de la vía incluyendo las instalaciones de alumbrado, la jardinería, el riego y la dotación del mobiliario que contemplan las zonas peatonales y de paseo, han sido adjudicadas a la entidad Comsa SAU por 2.302.984,22 € y un plazo de ejecución de 8 meses. Asimismo esta empresa deberá asumir el mantenimiento ordinario del mobiliario y la jardinería durante el plazo de garantía de dos años.

Elena Álamo Vega recuerda que las obras de renovación y mejora en este antiguo vial, reconocido desde hace años como Avenida de la Unión Europea, obedecen al acuerdo que el ex alcalde Marco Aurelio Pérez alcanzó con el Gobierno Autónomo para que éste contribuyera a su cofinanciación mediante el plan trienal de inversiones del Fondo de Desarrollo de Canarias.

El objetivo que se trazó PP-AV con este proyecto, según Fernando González Montoro, ex concejal de Ordenación del Territorio y Políticas Ambientales, fue darle continuidad a la modernización y embellecimiento turístico de toda la vía, siguiendo la misma propuesta técnica que se empleó en el ámbito pionero de San Agustín por los ingenieros grancanarios Juan Luis de Bethencourt Gallego y Habert Lang-Lenton Barrera.

El proyecto de mejora promueve la accesibilidad peatonal de las urbanizaciones turísticas que ahora aparecen separadas por la carretera en el tramo de San Agustín y el Barranco de Las Burras, la recuperación de los espacios verdes dispuestos a lo largo de todo el recorrido, y generar nuevas zonas ajardinadas mediante el ensanche de los dos márgenes de la vía circulatoria, sobre todo en el lado del mar como alternativa al paseo marítimo.

La finalidad del proyecto es convertir la actual carretera en una vía mucho más amable y apta para el disfrute peatonal y ciclista, pues el tráfico limitará su velocidad y se reducirá a una sola calzada con un carril de ida y otro de vuelta. Eso permitirá ganar espacio en los márgenes para ampliar las zonas verdes y crear áreas de descanso con flamboyanos, palmeras whasingtonias, woodyetias bifurcadas, adelfas, césped y flores de temporada, con amplias aceras de paseo de entre 3 y 7,76 metros de ancho, y carriles bici de 2,50 metros. Además, las obras conllevan la completa renovación de as redes de saneamiento, abastecimiento, telecomunicaciones, alumbrado y redes de riego y drenaje. La obra también prevé la construcción de una rotonda en el Barranco del Toro para mejorar la accesibilidad a Las Burras, El Cochino y El Veril.

En relación al necesario comienzo de estas obras, Elena Álamo Vega denuncia que el pacto cuatripartito del Ayuntamiento de San Bartolomé “actúa de forma negligente por su propensión a retrasar injustificadamente el comienzo de los trabajos públicos para apropiarse de su autoría. “Ya en su momento el grupo PP-AV tuvo que advertir al cuatripartito para que iniciara otros dos proyectos de mejora para el municipio, que ya estaban adjudicados y que también habían sido promovidos por el gobierno anterior, como fueron las obras de canalización y peatonal en el entorno de la gasolinera del Faro de Maspalomas, que se llevaron a cabo con una inversión de 249.187,72 €, y también las obras de infraestructuras y embellecimiento en varias calles del casco histórico de Tunte, financiadas con 577.000 € por la Mancomunidad de Municipios de las Medianías.