El Ayuntamiento de Mogán ha dado luz verde en su pleno ordinario de febrero a iniciar el procedimiento reordenación del suelo del casco histórico, para acabar con el desfase entre la red viaria y otras infraestructuras. La modificación menor de las Normas Subsidiarias (NNSS) ha sido aprobada con el voto favorable del grupo de Gobierno y la abstención del PSOE y PP, y permitirá actualizar la realidad física del casco histórico del municipio incluyendo el desarrollo urbanístico con nuevas infraestructuras públicas, ya en marcha.

Este es el caso, como indica la corporación en un comunicado, de la ampliación del Cementerio Municipal o el futuro vial que unirá la avenida de la Constitución con la calle Drago, el edificio de aparcamientos y la actualización del planeamiento en este propio núcleo. El Pleno de esta forma a la modificación NNSS de Mogán casco, que fueron aprobadas en 1987 y son la herramienta por la que se ha de regir el Ayuntamiento hasta la aprobación del Plan General de Ordenación Urbanística, actualmente en tramitación. Sin embargo, apunta que las imprecisiones que presenta dificultan su adecuada aplicación.

Del mismo modo, en el pleno se adjudica de forma definitiva por vía de urgencia, con los votos a favor del grupo de Gobierno (Ciuca) y el PSOE y la abstención del PP, el contrato del servicio público de recogida y transporte de residuos, con una plazo de vigencia de 10 años, a Cointer Concesiones y Proyecto Azatia. Con este contrato el Consistorio podrá aplicar un nuevo modelo de recogida de basuras, ya que el actual de 1992 se encuentra obsoleto y no cumple con la normativa vigente.

Entre las mejoras y servicios que incluirá el nuevo modelo se encuentra un aumento del número de camiones, pasando de los 5 que hay actualmente a 13, y un refuerzo en el personal, pasando de 23 a 31 trabajadores. También se incrementará la frecuencia de recogida de residuos, incluyendo un servicio especial los domingos para los puntos más críticos y una mayor asiduidad del lavado de contenedores. Además, el modelo ofrecerá nuevos servicios como el de recogida de trastos a domicilio, el de recogida de poda a domicilio o el servicio de punto de limpio itinerante, que tendrá un carácter móvil para que los ciudadanos puedan llevar el aceite de cocina o ropa usada.

Por otra parte, también se aumentará la dotación de recogida selectiva, sobre todo de los comercios, se implantará la recogida selectiva en materia orgánica y se fomentará un acercamiento de los contenedores a las viviendas, para facilitar el depósito de residuos de forma ordenada y selectiva intentando fomentar el reciclaje.

Por otra parte, la empresa adjudicataria ha establecido una rebaja, sobre el precio de las tasas establecidas a través del estudio económico aprobado en 2017, del 42,26 % para los comercios situados en medianías y un 17,26 % para los de zonas de costa.

En la sesión ordinaria se aprobó la modificación inicial de la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa por la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local; la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa por la utilización privativa o aprovechamiento especial de dominio público local mediante la instalación de puestos de venta en los mercadillos municipales y en zonas comunes de centros comerciales.

También fue aprobada la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa por la utilización privativa o aprovechamiento especial que se derive de las instalación de puestos, barracas, casetas de venta, espectáculos, atracciones o recreo, y la modificación de la Ordenanza Fiscal Reguladora del impuesto sobre Construcciones y la de la Ordenanza Fiscal reguladora de la Tasa por prestación de servicios de Cementerios Municipales, Conducción de cadáveres y otros Servicios Fúnebres.