Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Francisco García

"Se pueden separar las discrepancias para encontrar una solución política"

"Carmelo Ramírez (NC) conocía personalmente a Santiago Rodríguez (Fortaleza) y eso hizo más fácil el diálogo", afirma el primer teniente de alcalde de Santa Lucía

El nacionalista Francisco García, ahora primer teniente Alcalde de Santa Lucía, en Las Palmas de Gran Canaria.

El nacionalista Francisco García, ahora primer teniente Alcalde de Santa Lucía, en Las Palmas de Gran Canaria. ANDRÉS CRUZ

¿Está satisfecho por lograr Nueva Canarias (NC) el acuerdo a tres bandas para entrar de nuevo en el grupo de Gobierno de Santa Lucía de Tirajana, y por ser alcalde a partir de octubre de 2021?

Sí, satisfecho, pero la principal satisfacción es que hemos dado un carpetazo a la situación de inestabilidad política que ha sufrido el municipio de Santa Lucía de Tirajana durante prácticamente ocho meses, desde la constitución municipal. No se trata tanto de que haya entrado o no NC al Ejecutivo municipal

¿Y por la Alcaldía de la que se hará cargo a partir de 2021?

También, evidentemente. Insisto que desaparecerá la crisis en el Ayuntamiento. Nueva Canarias aportará capacidad de trabajo, entrega, escuchará, como no podría ser de otra manera, y buscará el bien común.

Se pasó de ser todos enemigos de los nacionalistas y con el claro objetivo de sacarlos del Gobierno del Ayuntamiento, donde llevaba 40 años, a ser ahora buenos socios. Al final, firmaron este nuevo pacto de Gobierno NC, Fortaleza, PP y un edil de AV-SLT no destituido.

Había que dejar de lado las discrepancias políticas e ideológicas, y tocaba también pensar en nuestro municipio y en sus ciudadanos. En realidad, creo que hemos tenido altura de miras políticas para salir de esta mala situación las tres formaciones políticas firmantes y el edil de Agrupación de Vecinos de Santa Lucía de Tirajana (AV-SLT) no destituido, Rubén Bordón. Además, lo hemos hecho de forma madura y pactada.

Será así, pero todos quisieron echar del Gobierno a NC.

Ese mensaje lo dieron trece partidos políticos que hicieron la pasadas elecciones municipales de Santa Lucía de Tirajana. La campaña de todos se basó en hablar de los 40 años que llevaba NC al frente de la institución. No es una ofensa NC, sino que es una ofensa a los votantes del municipio que de una manera democrática han querido que NC esté dirigiendo los destinos políticos en este tiempo.

El actual alcalde y líder de Fortaleza, Santiago Rodríguez, se mostró hasta ahora muy beligerante con los nacionalistas. ¿Cómo interpreta su apretón de mano con Carmelo Ramírez, secretario de Organización de NC?

Yo creo que el apretón de mano es una muestra de que los políticos estamos para buscar soluciones. Reitero, las diferencias hay que dejarlas de lado y pensar siempre que los ciudadanos son los que nos ponen aquí, en el Ayuntamiento, para gobernar, no para discrepar. En cualquier caso, Santiago Rodríguez estuvo cercano a nuestra organización antes de crear Fortaleza, por lo que Carmelo Ramírez lo conoce personalmente y todo eso ha hecho más sencillo el diálogo.

Sin embargo, existían unas diferencias importantes entre estos dos políticos.

Cierto, efectivamente, pero siempre se pueden apartar esas discrepancias y encontrar una solución política. De Santa Lucía de Tirajana siempre se ha hablado bien por su buen quehacer político y capacidad de gestión. En los últimos meses ese buen nombre se ha perdido. Se hablaba más de los despropósitos políticos que se estaban dando que de los logros que se alcanzaban en la gestión. Es el momento de conseguir la tranquilidad política en Santa Lucía de Tirajana.

¿Se ha perdido a su juicio los ocho meses que ha durado el anterior pacto de Gobierno, en ese caso firmado entre Fortaleza, AV-SLT, PP y Podemos?

Sí, ocho meses en la gestión. Toca trabajar muy duro y volver a recuperar el tiempo perdido y la capacidad de gestión. Nos vamos a encontrar tareas acumuladas, pero el equipo de NC no le tiene miedo al volumen de trabajo que nos encontraremos porque palpo cohesión en el pacto de Gobierno. Esto no hubiera sido posible si el PP no continuase en el grupo de Gobierno. Hay que valorar la garantía que suponen también los populares. También es importante que siga el concejal Rubén Bordón.

Su situación es anómala porque va a continuar en el Gobierno, al mismo tiempo que el partido en el que milita, AV-SLT, pasa a la oposición

Santiago Rodríguez ha querido agradecer la lealtad de Rubén Bordón y el equipo de NC no ha puesto ninguna reticencia de que él siguiese en el grupo de Gobierno. Queríamos un Gobierno amplio y de consenso.

¿Qué es lo que menos le ha gustado del anterior grupo de Gobierno de Santa Lucía?

La judicialización de la vida política. Lo único que ha hecho ha sido llevar a cabo acciones legales contra el alcalde.

NC no quiso asumir las Concejalías de los ediles destituidos de AV-SLT y de la no adscrita Beatriz Mejías. ¿Se ha cumplido el dicho de 'el que reparte se lleva la mejor parte'?

Nosotros no pusimos líneas rojas cuando nos sentamos para estudiar si había una salida a la situación del Ayuntamiento. Lo que sí comentamos al alcalde es que queríamos algunas de las Concejalías que gestionaban en su momento Fortaleza y el PP, para hacer una distribución equitativa en función a la representación de cada partido. Me gusta más decir distribución que reparto. También era necesario que todas las formaciones tuviesen Concejalías de gestión, otras técnicas y Concejalías sociales.

Muchos retos se presentan ahora para NC, Fortaleza, PP y un edil de AV-SLT en algo más de tres años que aspiran gobernar conjuntamente en la Corporación municipal.

Es verdad que nos encontraremos muchos retos y situaciones enquistadas que hay que solventar en ese primer momento. Me refiero a situaciones como infraestructuras que debemos poner en uso de manera inmediata, como por ejemplo el párquin de La Libertad o el Parque Urbano. Y también tenemos que adaptar la administración local a las nuevas necesidades. Confiamos en que se nos van a quitar las leyes asfixiantes que tiene el Gobierno central, como que se retire el techo de gasto, y poder crecer en el número de trabajadores de la administración que sea necesario para poder atender todas las necesidades de nuestro municipio del Sureste.

La bolsa de empleo es otro asunto importante sin resolver.

Creo que hay varios requerimientos de función porque la bolsa de empleo no cumple los requisitos legales necesarios. Ahora habrá que estudiar esa situación. Si sacamos otra bolsa de empleo será con las necesidades de la administración, cumpliendo todas las garantías de legalidad necesarias y sobre todo consensuándolo con los representantes sindicales. Ha generado unas ilusiones y expectativas a casi 4.000 personas que será difícil cumplir.

¿Cómo se presenta la situación para Nueva Canarias, que pasa de la oposición a entrar de nuevo en el Gobierno?

Tengo ilusión por los integrantes de NC y por este proyecto y nueva etapa con estabilidad. En nuestro equipo se combina la experiencia, con los concejales Roberto Ramírez, Nieves García, Minerva Pérez y yo, y otros significan renovación y que aportan formación y capacidad. Me refiero a Yaiza Pérez, Francisco Guedes y Ana María Gopar. Me ha sorprendido la buena acogida de los trabajadores del Ayuntamiento y de la Policía Local.

¿Qué medidas concretas hará el nuevo grupo de Gobierno en estos poco más de tres años que quedan de mandato?

En el programa de Gobierno existen 28 bloques de trabajo que tocan todos los palos de la sociedad, y en él tenemos 134 acciones concretas. Debemos tener una especial implicación en temas sociales, que son entre otras empleo y ayudas sociales, y también seguir impulsando el comercio en el municipio. Ahí están las medidas concretas. Tenemos un programa de Gobierno. En cambio, el Gobierno no tenía un rumbo fijo y claro de las políticas que había que llevar a cabo.

Compartir el artículo

stats