Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Honores y Distinciones 2020 | Roque Nublo Económico

Rafael Martel: "El problema en las Islas es que la energía empieza a tener vertidos"

"No se están repotenciando los parques del sureste habiendo promotores que lo desean", explica el presidente de la Asociación Eólica Canaria

El presidente de Aeolican, Rafael Martel, en las Salinas de Bocacangrejo de Agüimes. YAIZA SOCORRO

Reciben la distinción de Roque Nublo Económico por parte del Cabildo de Gran Canaria a su labor, ¿se lo esperaban?

Nos ha sorprendido. La asociación tiene diez años de vida y hacemos lo que podemos a nivel de desarrollo y promoción de la energía eólica y renovable. Es un honor que nos da mucha energía y fuerza para continuar.

¿Cómo recuerda los inicios?

La promoción eólica era una aventura empresarial muy arriesgada hace 20 años. La mayor parte de los empresarios se dedicaban a la agricultura, turismo, hostelería o construcción, pero no se fijaban en temas energéticos. Con la crisis y los cambios de gobierno, alrededor del 2008 llegó el ministro Miguel Sebastián y tomó las riendas cuando se decidió atacar el déficit de tarifa tan famoso. Las renovables empezamos a recibir las modificaciones de las leyes eléctricas en el BOE y no éramos capaces de seguir el ritmo. Cambiaron los sistemas de retribución y se convirtió hasta hace tres años en una especie de locura hasta que nos llamamos los unos a los otros y consultamos qué hacer.

Teniendo en cuenta las particularidades del Archipiélago.

Todos tenían muy claro, lo cual no critico, que había que paliar el déficit de tarifa y había que tomar medidas urgentes. Las medidas que se tomaron eran para el conjunto de la nación, pero quien estaba en el ministerio legislando no se daba cuenta que en territorios pequeños y aislados dependientes de combustibles fósiles esa misma medida conseguía en las Islas un efecto perverso. No nos tenían en cuenta porque en el fondo, a nivel de megavatios, Canarias es insignificante para el conjunto de la nación y desconocían las prejuicios de la situación. Durante el mandato del señor Soria ya estábamos activos como AEOLICAN creando conciencia, sentándonos en mesas con Gobierno y Cabildo o Red Eléctrica. Cuando se proponía una nueva legislación nos preocupábamos en que hubiera un apartado específico para el Archipiélago.

En el 2015 decía que la tecnología que se empleaba está en desuso. En contrapartida hay hitos como el aerogenerador marino de Plocan o el de Salinetas.

Esos son aerogeneradores especiales de I+D que están muy bien porque nos ponen en el mapa energético del mundo. Lo que realmente necesitamos en Canarias es instalar una ingente cantidad de energías renovables de todo tipo. Ahora mismo, en Gran Canaria, si queremos avanzar en los objetivos que nos hemos marcado a nivel europeo tendríamos que instalar por cuatro o cinco de lo que hay, teniendo en cuenta que los aerogeneradores de hoy en día están llegando al final de su vida útil.

¿Estamos preparados para esa regeneración y apuesta?

Creo que estamos concienciados, tanto las administraciones como la ciudadanía. Es más bien un problema económico. Una noche en Gran Canaria se pararon parques eólicos porque no eran capaces de integrar tanta energía en la red, y esto está sucediendo en las dos islas capitalinas porque la energía no se almacena. La demanda no es capaz de absorber toda esta energía. Paradójicamente, es una alegría porque hemos llegado al punto donde hemos estresado al sistema.

¿La solución?

Ahí está el proyecto de Chira-Soria, que podremos discutir si es bueno o malo, pero pasa por ahí: almacenar. Otra solución es la gestión de la demanda estableciendo los horarios de consumo o incentivar al consumidor. Imagina que en tu casa o industria coges unas baterías, que te dan para seis horas de toda una instalación, donde el operador del sistema te dice cuándo es mejor consumir o no. Sin embargo, un comercio no puede poner esas baterías porque son caras y no hay legislación.

¿Canarias es el sitio ideal para realizar estos proyectos?

Es aquí donde hay que probar. Todas las tecnologías de almacenamiento son caras, hasta que los costes de generación eléctrica no se crucen con la batería no va a ser rentable. Se tardará mucho. En territorios pequeños y aislados como Canarias es donde esos sobrecostes de almacenamiento empiezan a tener sentido como el bombeo de Gorona del Viento. La pregunta es: ¿por qué no hay ningún empresario valiente que esté poniendo baterías al servicio del sistema en Canarias cuando tendría toda la lógica y sería muy rentable para el sistema? Sin normativa no sabes cómo se te va a retribuir por dar esos servicios. El día que la haya y sea favorable, te aseguro que aparecen empresarios locales y de fuera con interés.

¿Qué radiografía haría?

Somos islas aisladas energéticamente y el reto es que hemos hecho bien los deberes y aunado esfuerzos para instalar mucha energía eólica y, sobre todo, fotovoltaica a nivel empresarial y doméstico. El problema urgente que tenemos en Canarias es que ya la energía que está generando empieza a tener vertidos, es decir, se paran los parques por la noche. ¿Cuánto más va a suceder con la instalación de los nuevos a finales de este año? Hay fórmulas para corregir a coste cero -participar de los servicios de ajustes- y la segunda son las medidas correctoras en cuanto llegue Chira-Soria, cuya construcción va a durar seis o siete años, lo cual es mucho tiempo. Demos pie a que esos parques eólicos instalen un tipo de almacenamiento local mientras.

¿Cuál es el reto de AEOLICAN?

Plantear los problemas de integración en red de esa energía. Una de las razones por las que no se ha desarrollado la energía eólica en Gran Canaria es la dificultad de construir con el aeropuerto. Resulta que hay unas servidumbres aeronáuticas que respetar. Yo no quiero que nadie ponga en peligro la seguridad. Dicho esto, hay unos radares que emiten unas señales para comunicarse con los aviones y, si delante del radar pones un aerogenerador, generas una serie de interferencias. Pues cambia el radar. Y eso se lo hemos preguntado al fabricante y dice que sí se puede corregir. El cambio corresponde a la decisión de un cargo público que adquiere una gran responsabilidad. Por eso, aquí no se están repontenciando los parques del sureste, los cuales están viejos y obsoletos, habiendo promotores que desean hacer el cambio, pero hemos dejado de hablar de esos problemas.

Compartir el artículo

stats