La jefa de servicio de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana firmó un decreto en el que se establece que es "ilegal e ilegalizable" la instalación de dos antenas de telefonía, las cuales fueron colocadas el pasado mes de febrero en un inmueble de Telefónica a no más de un metro del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Santa Lucía casco.

Fuentes consultadas por este periódico, aseguraron que Telefónica "estudia el caso", pero señalaron que la empresa no hacía ningún tipo de declaraciones sobre este asunto.

Este decreto con fecha del pasado día 21 de febrero resalta que llegó a esta conclusión de "ilegal e ilegalizable" de las antenas colocadas, según las ordenanzas municipales e inició "las medidas necesarias para la protección de la legalidad respecto a ese tipo de instalaciones" en zonas urbanas. Disciplina Urbanística puso un plazo de diez días para presentar alegaciones por parte de Telefónica por la infracción. También estableció otro plazo de seis meses para "la demolición de lo instalado y restablecimiento de la situación anterior".

A la dirección del colegio público de Santa Lucía fue entregada la notificación del documento, lo cual significó "un alivio" para todos.

Cabe señalar que este edificio donde fueron colocadas las dos antenas, que tienen una altura de unos tres metros, está junto al edificio de educación Infantil y de Primaria. Por un lado, está junto a uno de sus edificios y por el otro da a un patio con techo donde está un comedor.

A unos dos metros están dos mesas grandes de madera, con sus bancos, donde desayuna o almuerza parte del alumnado.

Unas 150 personas entre vecinos, profesores y padres de alumnos del CEIP Santa Lucía se con centraron el pasado viernes día 15 de febrero como medida de protesta por la instalación el pasado día 3 de febrero de dos antenas de telefonía. Los asistentes a la protesta portaban pancartas con lemas como "No a las antenas, sí a la salud" o "Peligro antenas de telefonía, no al lado del colegio". El centro educativo, que cuenta en la actualidad con unos sesenta alumnos, amplias instalaciones y un comedor donde comen a diario, se encuentra junto a las Casas Consistoriales y cercano a otras viviendas por la parte de atrás y frente a su entrada principal.

Los afectados protestaron por "los riesgos y efectos en la salud" por la colocación de estas antenas. Además, pidieron que la empresa buscase otra alternativa, como colocar las antenas en una zona alta y aislada, y a más de 200 metros del casco. "Que no sólo piensen en lo que ahorran al ponerlo en su edificio junto al colegio", afirmó un representante de la comunidad educativa.

En el pueblo de Santa Lucía otra empresa de telefonía colocó una antena de gran tamaño a las afueras, a más de 300 metros y al pie de una montaña y en las cercanías de la carretera GC-550, con dirección a Temisas y Agüimes. Se trata de una zona sin viviendas y de paso de vehículos.