El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Santa Brígida aprobó ayer sin apoyos de la oposición el Presupuesto para 2020, tras seis años prorrogando el anterior. En esta ocasión, las cuentas generales suman 19.022.017,24 millones de euros, un 55,23% más que en 2014. De esta cantidad, un total de 3.150.000 euros, el cinco por ciento, se destinarán a pagar el último plazo de la deuda que la corporación adquirió con FCC, la empresa adjudicataria del centro comercial inconcluso (conocido como el mamotreto).

El alcalde, Miguel Jorge Blanco, señaló durante el pleno que el Presupuesto "es un documento serio y responsable que ha sido redactado con márgenes porque ha habido que hacer frente al pago de 3,15 millones de euros por los intereses de la sentencia judicial de anulación del contrato para la construcción del fallido centro comercial". El concejal de Urbanismo, Martín Sosa, aclaró que "se trata de los intereses de la sentencia principal. En su momento se negoció pagar en dos anualidades los ocho millones que suponían; en 2019 se pagaron cuatro millones del lucro cesante y lo que faltaba es esta partida de intereses de la indemnización principal".

La parcela del mamotreto se ha convertido en un aparcamiento provisional, a la espera de la ejecución del parque urbano en el casco, que sigue sin plazos. "Todos los grupos estamos de acuerdo en que tanto el parque urbano, como la plaza y el parquin son una prioridad, sobre todo el parquin para terminar las 500 plaza. Urbanismo ha fijado una partida de 345.000 euros para los estudios técnicos, recursos e infraestructuras para dar la viabilidad al proyecto final de la obra", adelantó el edil.

Los grupos de la oposición, Ando Sataute y PSOE optaron por posicionarse en contra de las cuentas presentadas, por lo que Jorge tuvo que destacar la importancia de aprobar un presupuesto después de seis años. "Este documento financiero permitirá trabajar en la mejora de Santa Brígida", expresó durante la sesión y quiso destacar que "posee un apartado de inversiones reales que alcanza los 760.166,88 euros frente a los 69.400 euros de 2014, lo que representa un aumento del 900%".

El Presupuesto no recoge ninguna subida de impuestos ni tasas. En consecuencia se contemplan los mismos de hace seis años y esto, por el IPC acumulado supone una importante depreciación superior al 10% y equiparable a una rebaja fiscal. La partida destinada a gastos de personal pasa a representar el 39,9% del total de gastos, bajando el abismo que suponen los 11 puntos que existen de diferencia respecto al 50,7% del ejercicio anterior.

Subida salarial

Asimismo, la oposición aprovechó para denunciar que el grupo de gobierno ha aprobado la segunda subida salarial en nueve meses. Desde la formación Ando Sataute aseguraron que "Santa Brígida está en la UCI tras pagar más de 25 millones por reclamaciones patrimoniales históricas y sentencias judiciales con multas desorbitadas". "Subirse el sueldo en estos momentos denota una clara falta de empatía con los ciudadanos del municipio", concluyó la oposición. El alcalde reiteró por su parte que "los emolumentos son adecuados a las responsabilidades de los concejales y que en todo caso está dentro de los parámetros legales impuestos por el Gobierno central".

Buena parte de las actuaciones irán encaminadas a mejorar equipamientos municipales, el desarrollo del espacio central del municipio, el ARRU (Ayudas a la Regeneración y Renovación Urbana) y los barrios. El Consistorio destinará más de 40.000 euros al acondicionamiento de los 26 parques infantiles del municipio e invertirá cerca de 50.000 euros a ejecutar diversas mejoras en la Escuela Infantil. Los nuevos presupuestos recogen también una partida de 400.000 euros para la Sociedad Municipal de Deportes, lo que supone un incremento del 38% frente a los 152.000 euros de 2014. Las nuevas cuentas también reflejan un incremento del importe total de las subvenciones anuales que el Ayuntamiento destina a los clubes deportivos, de los 20.000 euros del ejercicio anterior se pasa a 80 .000 euros en 2020.