Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus La batalla de la logística

Empresarios grancanarios abren una vía para traer material sanitario desde China

Los contactos de importadores y exportadores sirven para habilitar un corredor que abastecerá a las Islas de guantes, mascarillas y EPI durante todo un año

Un militar informa, ayer, a una grancanaria de las instrucciones de acceso a un edificio público.

Un militar informa, ayer, a una grancanaria de las instrucciones de acceso a un edificio público. ÁNGEL MEDINA / EFE

Un grupo de empresarios grancanarios ha conseguido establecer un corredor para propiciar la llegada de material sanitario al Archipiélago procedente de China. Es el fruto del trabajo desarrollado durante los últimos días y que va a conseguir que el Archipiélago quede abastecido de mascarillas, guantes o EPI (equipos de protección individual) y se intenta que incluso respiradores. Los promotores de esta acción sufragarán la adquisición de estos bienes que deberían cubrir las necesidades sanitarias por espacio de un año.

Sin logística no hay victoria, subraya cualquier tratado bélico. En esta batalla que el planeta libra contra la pandemia global del coronavirus, la estrategia está volcada en evitar la propagación y contar con estos elementos de protección es el primer paso para ganar terreno al enemigo.

Desde el más absoluto anonimato, anteponiendo su puesta al servicio del Gobierno de Canarias y solo aceptando que confirme su acción el presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara, un ramillete de consejeros delegados, presidentes y directores generales de algunas de las principales empresas de la Isla han pulsado todas las teclas a su alcance para concretar la llegada de un material esencial para, en primer lugar, mantener libres del virus a los equipos sanitarios.

El Gobierno de España confirmó ayer que durante el fin de semana que hoy se inicia abrirá un corredor aéreo entre Madrid y China para este mismo fin. En paralelo, varias comunidades autónomas han puesto la carne en el asador para garantizarse rutas alternativas a través de las que abastecer a su personal hospitalario.

El sector privado canario no se ha mantenido al margen de estos movimientos y ha entablado contacto con clientes y proveedores de confianza en China. Al calor del brutal incremento de la demanda mundial han surgido mercados paralelos en los que piratas y bandoleros intentan sacar tajada del dolor de la ciudadanía. De ahí la necesidad de establecer conversaciones de plena confianza.

La ruta finalmente concretada tiene origen en Hong Kong y llega a Barcelona. En esa operativa, los empresarios isleños ha conseguido abrir una ventana particular. Al cierre de esta edición se mantenían abiertas las conversaciones con Iberia para intentar que sea esta aerolínea la que traslade los bienes adquiridos desde El Prat a Gran Canaria. De no conseguirse, el trayecto se realizaría en barco.

Cinco aviones Boeing 747 partirán de Hong Kong en los próximos días cargados con mascarillas, guantes, EPI y respiradores. Además, la mala experiencia de esta misma semana ha llevado a los promotores a no dejar en el aire la calidad de los productos, que cuentan con el aval del Ministerio de Sanidad y la Agencia Nacional del Medicamento.

China, país en el que surgió el primer caso de coronavirus, se ha convertido en principal proveedor de la práctica totalidad de los países del continente europeo.

Compartir el artículo

stats