Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

'Pasatiempos de palabras canarias' para potenciar el léxico regional

El historiador tirajanero Rafael González presenta un libro con 200 juegos para aprender y conservar el uso del vocabulario tradicional isleño

¿Tiene usted galbiusa? Si no sabe responder a la pregunta con un simple sí o un no entonces tendrá que hacer un Pasatiempos de palabras canarias. Ese es precisamente el título del nuevo libro de Rafael González, historiador y auxiliar del Archivo Municipal de San Bartolomé de Tirajana, que lanza con el objetivo de potenciar el léxico regional y conservar así el habla tradicional de las Islas frente a la cada vez mayor influencia del vocabulario peninsular y los anglicismos.

Centros educativos

La galbiusa es una gana intensa de comer, sinónimo del jilorio, el apoyito es el sueño de después de comer, la jurría es la aglomeración de personas, la jardonga es la barriga, el catre una cama, el lelo un hombre tonto, la fogalera una hoguera....y así hasta 250 vocablos distintos que el historiador ha sabido encajar en 200 juegos divididos en distintas tipologías: un rosco canario, crucigramas o palabras canarias escondidas. Y todo para que a través del entretenimiento el lector pueda ir aprendiendo una parte de todas aquellas palabras hoy en desuso, sobre todo entre los jóvenes que ni de lejos las han escuchado.

La idea de publicar este libro nace al comprobar que se pierde cada vez más el léxico canario, y para conformar estos juegos Rafael entrevistó a más de 500 personas del municipio para recuperar poco a poco aquellos términos que ya no se escuchan. “Si lo pones en un juego la gente lo acabará utilizando”, dice convencido. Y no solo muestra las palabras en un juego sino que además explica su significado. Su intención era presentarlo durante las fiestas de El Tablero y de San Fernando, pero la crisis de la Covid-19 se lo ha impedido y podrá conseguirse en las librerías en dos meses.

El historiador lleva además cinco años recorriendo colegios e institutos del municipio para enseñar a los más jóvenes aquél léxico olvidado. Porque la utilización del vosotros le chirría en el oído. La melona es la cabeza y el fatuto el mareo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats