Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa María de Guía

Guía quiere recuperar su nombre

El Pleno aprueba por unanimidad una moción para iniciar el proceso de participación ciudadana para volver a denominarse Guía de Gran Canaria, como ocurría hasta 1963

Guía quiere recuperar su nombre

Santa María de Guía quiere llamarse Guía de Gran Canaria. El Pleno del Ayuntamiento ha aprobado por unanimidad comenzar un proceso de información y de participación ciudadana para plantear la recuperación del nombre que tuvo el municipio hasta 1963, cuando el alcalde de entonces incorporó el de la advocación del templo religioso, incluso con la negativa del párroco de la época. Más de cincuenta años después, el Consistorio va a plantear a los vecinos si quieren volver a la denominación registrada desde hace más de 500 años.

El acuerdo plenario cuenta con el respaldo de todos los partidos políticos. "Ha sido un acuerdo de todos los grupos políticos. Una decisión como esta debe tener el acuerdo unánime del Pleno, no es cualquier cosa, es un tema bastante importante", aseguró el alcalde, Pedro Rodríguez (JxG-NC).

Ahora el próximo paso a seguir es informar a la ciudadanía de las vicisitudes históricas de la denominación del municipio para que después tomen la decisión. "Desde que las circunstancias de la pandemia lo permitan iremos por los barrios a hacer un trabajo de información y participación ciudadana y luego realizar la consulta para que la gente decida. Estamos en manos de la gente. Ellos tendrán la última palabra", añade el alcalde.

Detrás de esta iniciativa se encuentra el cronista oficial del municipio, Pedro González-Sosa, que remitió un informe que se remonta a 2008 acerca del antiguo cambio de denominación. El Ayuntamiento asegura que es uno de los argumentos que apoyan esta moción. En el mismo se explica que fue en 1962 cuando el regidor de entonces, Rafael Velázquez García, propuso cambiar el nombre oficial por el de Santa María de Guía, añadiendo el de la advocación del templo religioso católico existente en el municipio desde el siglo XVI.

El pleno del Ayuntamiento lo aprobó en 1963 y así lo ratificó el Consejo de Ministros del 23 de julio de 1963. Este cambio de denominación, según el cronista oficial, fue contestado y opuesto incluso por el propio párroco de Guía, Bruno Quintana. La moción recoge que el cambio de nombree beneficiaría al municipio y también a la parroquia, "puesto que el nombre de la patrona quedaría en exclusiva para ser usado en lo devocional".

Esta moción del Pleno llega pocas semanas después de que el grupo de gobierno cambiara el logo y el color del escudo, por lo que un posible cambio de denominación daría continuación a la nueva imagen que quiere trasladar el Ayuntamiento. "Está en la misma sintonía", explica el alcalde. "A pesar de que se cambió en el 63 , nuestro gentilicio sigue siendo guiense. Todos decimos que somos de Guía, no de Santa María de Guía. Tratamos de poner un nombre sencillo, que no sea largo", añade Rodríguez.

Compartir el artículo

stats