Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabildo

El aeropuerto será exclusivo para los taxis locales hasta que se recupere la demanda

El Cabildo prorroga la suspensión de régimen de área sensible por falta de pasajeros en aeropuerto y puertos

El aeropuerto será exclusivo para los taxis locales hasta que se recupere la demanda

El aeropuerto de Gran Canaria seguirá siendo territorio exclusivo para los taxis de Telde e Ingenio. El Cabildo decidió ayer la prórroga de la suspensión del régimen de áreas sensibles en aeropuerto y puertos, lo que provoca que la recogida de viajeros sea exclusiva para los taxistas locales (Telde e Ingenio en el aeropuerto, Agaete en Las Nieves y Las Palmas de Gran Canaria en La Luz, aunque sumando los dos puertos no alcanzan el 1% de los transfers en la Isla). La decisión inicial se tomó el 18 de marzo debido al cero turístico y ahora, pese a que la llegada de viajeros ha vivido un ligero repunte, el Cabildo, los respectivos Ayuntamientos y representantes del sector del taxi (solo votó en contra el de la capital grancanaria), aprobaron que la situación continúe de esta manera hasta que la demanda de pasajeros en estas áreas alcance el 60 por ciento.

Así lo explicó ayer Miguel Ángel Pérez, vicepresidente del Cabildo y consejero de Transporte, que aseguró que "mientras la demanda de pasajeros en las áreas sensibles continúe por debajo del 60% mantendremos suspendida la actividad del transfer". Además, añadió que "una vez se alcance este umbral, reactivaremos los traslados, pero de manera progresiva mediante la contingentación".

Un tope para cada licencia

Se refiere el consejero a las cifras que en los últimos años registran los transfers en el aeropuerto, donde 52 licencias de los tres principales municipios que realizan estos servicios, más allá de los locales, los acaparan (Las Palmas de Gran Canaria con el 68%, San Bartolomé de Tirajana con el 16% y Mogán con el 12%). Así, el 2,86% de los taxis con licencia insular realizan más de 50 recogidas mensuales en el aeropuerto, un 1,23% realiza entre 41 y 50, y entre 30 y 40 recogidas otro 1,23%. Es decir, el 5,31% de los taxistas realiza el 57 por ciento de los tránsfers.

Por ello, en la comisión celebrada ayer en el Cabildo se acordó que una vez se alcance el 60 por ciento de la demanda en las áreas sensibles habrá un tope para cada licencia. "Lo vamos a incrementar pero cada licencia solo podrá hacer un máximo de 20 transfers al mes. Conforme se vaya incrementando la demanda lo iremos equilibrando. La intención de todos es que el sector se mantenga lo mejor estructurado posible y que unos cuantos no se queden con todo el sector", explicó Miguel Ángel Pérez. "No puede ser que unos pocos se queden con todo el negocio. Que nadie se quede atrás y que el sector siga vivo para que todos puedan ganar dinero y no que unos ganen mucho y otros tengan que dejarlo", añadió.

Y es que Pérez mostró su preocupación por el sector dadas las cifras de licencias en los últimos años. Y es que, mientras la Unión Europea recomienda entre 0,5 y un taxi por cada mil habitantes, Las Palmas de Gran Canaria tiene 4, San Bartolomé 6 y Mogán 8, cifras "bastante elevadas condicionadas por la historia del taxi en Gran Canaria y cómo se ha administrado".

De hecho, entre 2018 y 2019 solo Valsequillo ha sumado una licencia insular, mientras el resto de municipios se ha mantenido o reducido, llegando la capital a perder 12 taxis. "El taxi tal y como está a día de hoy no necesita dar más licencias, lo que necesitamos es sostenerlo", sentencia Pérez.

Compartir el artículo

stats