Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Las mareas desplazan la arena de La Punta de Maspalomas hacia el Faro

Los vientos del nordeste descarnan el litoral de Playa del Inglés - El Ayuntamiento recuerda que es un proceso natural y no intervendrá

Las mareas desplazan la arena de La Punta de Maspalomas hacia el Faro

Las mareas desplazan la arena de La Punta de Maspalomas hacia el Faro

El viento del nordeste y las mareas en el sur de Gran Canaria han desplazado la arena de La Punta de Maspalomas hacia la zona de El Faro e incluso más allá, frente a la urbanización de Las Meloneras, en un proceso natural que no se apreciaba desde hace unos veinte años. Al contrario de lo que ocurre en los temporales de sur, que trasladan la arena desde la playa de Maspalomas hasta la denominada Punta de La Bajeta, desde donde cae a una fosa marina y se pierde definitivamente, en las últimas semanas se ha producido el fenómeno inverso, y es la orilla de la Playa del Inglés la que sufre el descarnamiento por la acción de la meteorología.

Los bañistas que han acudido en los últimos días a la zona de La Punta, que divide Maspalomas y Playa del Inglés, se han sorprendido por la aparición de callaos en la orilla, cuando habitualmente esa zona está cubierta de dunas. Sin embargo, ese traslado natural de la arena ha sido progresivo y no se descarta que se mantenga durante algunas semanas más por la ausencia del "tiempo de sur" durante todo este verano, según explicó Amado Ramos, encargado de la limpieza de playas del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana.

Ramos resaltó que en sus 41 años como trabajador municipal solo ha visto tres veces un desplazamiento de arena tan prolongado, de forma que el litoral del Faro ya está colmatado y ha seguido en dirección oeste, incluso superando un pequeño dique. De hecho, comentó, la arena ya ha cubierto la pequeña playa de piedras situada frente al yacimiento arqueológico de Las Meloneras y el centro comercial Varadero.

Ni el gobierno municipal ni los operadores turísticos se muestran preocupados por esta nueva imagen de La Punta, pues la experiencia indica que la arena volverá a su sitio cuando lleguen los vientos del sur. "Damos por hecho que es el ciclo natural de esa costa, aunque aún haya gente que piense que el Ayuntamiento mueve la arena porque ve al tractor de la limpieza quitando la seba", comentó Vicente Herrera, concejal de Cuidado del Litoral.

Movimientos

Salvo pequeños daños en la Charca cuando ha corrido el barranco de Maspalomas, Ramos recordó que desde hace casi una década no se producía un movimiento tan drástico de arena, pero le restó importancia porque es habitual que en otoño soplen vientos que la arrastren otra vez hacia Playa del Inglés.

Al contrario de los que ocurre ahora, en la década de 2010 se encadenaron varios temporales de sur que sí provocaron enormes daños en el litoral del Faro y en la imagen idílica de la playa de Maspalomas, pues el mar se llevó toda la arena hacia La Bajeta. Las piedras quedaron al descubierto en pocas horas y la subida de la marea alcanzó incluso a los chiringuitos de playa, que quedaron literalmente colgados en las rocas.

Los temporales de sur, aunque también forman parte del proceso natural de las dunas, son más perjudiciales para la imagen turística del municipio, porque cuesta meses, incluso años, para que Maspalomas recupere toda la arena que se lleva el mar.

Ante la paulatina disminución del volumen de las dunas de Maspalomas, con cálculos que predicen que podrían desaparecer en 50 años, el Cabildo puso en marcha el año pasado un plan para extraer sedimentos de la fosa marina de La Bajeta para volverlos a colocar en el circuito natural, de forma que el viento reparta la arena por la costa y el interior. Ese plan ya finalizó y no está previsto continuarlo, apuntó Herrera. Para los aficionados a pasear, Ramos resaltó que la pérdida de arena ha dejado casi al descubierto el nido de ametralladoras de La Punta.

Compartir el artículo

stats