El Cabildo de Gran Canaria desestimó ayer el recurso de Urbaser contra el concurso público para la adjudicación del vertedero de Juan Grande, gestionado actualmente por dicha empresa, al considerar que el periodo estipulado en el contrato ya se ha vencido. Además, el gobierno insular, reunido ayer bajo la presidencia de José Miguel Bravo de Laguna, prorrogó el plazo de presentación de ofertas para la obra pública de acondicionamiento de los complejos ambientales de Juan Grande y Salto del Negro.

Al menos tres empresas, Fomento de Construcciones y Contratas, Sacyr y la propia Urbaser, han anunciado recursos contra el concurso de Salto de Negro al considerar, entre otras razones, que no se aclara la participación del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, propietario del suelo.

Al igual que ocurrió con los concursos públicos para la adjudicación del Pabellón de Deportes de Siete Palmas o de la central hidroeléctrica de Chira y Soria, empresas y organizaciones patronales han recurrido los pliegos de condiciones e incluso han advertido con impugnar la adjudicación al entender que se vulneran los derechos de libre concurrencia.

Hasta ahora, tanto el anterior grupo del PSOE y NC como el actual del PP, CC y CCN han optado por desestimar los recursos y seguir adelante con los trámites. En todos los casos, el gobierno insular alega que son proyectos de máxima urgencia y han pedido a las empresas que no pongan en peligro esos proyectos. En concreto, creen que judicializar los concursos significa perder inversiones millonarias.