La investigación judicial abierta por los supuestos abusos sexuales denunciados por tres expacientes de un psicólogo de Telde enfila su recta final. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha rechazado la última prueba solicitada por el imputado, Miguel Romero, quien solicitó a la juez de Instrucción que tomara declaración a 30 pacientes suyos para tratar de desmentir los presuntos abusos.

"La declaración, sin más, de 30 testigos cuya relación con el caso se ignora, debe ser rechazada", señala el ponente del auto, Nicolás Acosta. La desestimación de esta prueba supone un impulso para cerrar la instrucción de unos hechos denunciados en 2009 que supuestamente ocurrieron en 1997, 2002 y 2003. En 2011 la Audiencia ya sentenció que los posibles delitos no estaban prescritos.