"Hace unos diez años, cuando empezamos la lucha, hicimos un encierro de una semana en la iglesia de Santa Rita y logramos que el pleno del Ayuntamiento de Telde apoyara nuestras reivindicaciones". Así lo recordó ayer la presidenta de la Asociación de Afectados por la Ampliación de Gando, Margarita Alonso, durante la rueda de prensa ofrecida en la capital grancanaria para informar sobre las medidas que piensan adoptar los vecinos ante el retraso de las administraciones en atender sus demandas.

Ahora junto a otro encierro, ella y una vecina integrante de la plataforma han decidido hacer una huelga de hambre indefinida también en la iglesia de Santa Rita, después de la manifestación del próximo sábado, que tendrá como destino final las instalaciones del aeropuerto de Gando.

Apoyo del Obispado

"Tenemos el apoyo del Obispado de Canarias, que también está afectado y somos sus feligreses, que le informamos de todo", dijo la portavoz. En principio, la huelga de hambre la iniciarán dos personas, pudiéndose incorporar alguna más. "No le vamos a pedir a los mayores, algunos son diabéticos, ni a los que trabajan que participen en la huelga, porque les es imposible", añadió ayer Margarita Alonso.

Sin embargo, los vecinos apoyan todas estas movilizaciones y Alonso está convencida de que se acercarán a la ermita de Santa Rita a estar en el encierro. De hecho, la ermita de Santa Rita, un lugar muy popular en Gran Canaria porque reúne a muchos fieles el día de la santa, es uno de los edificios afectados por la ampliación del aeropuerto.