| La etapa de Bañolas. Los representantes de los ganaderos y de la comunidad islámica en Gran Canaria atribuyen los problemas del Matadero "a los vaivenes políticos en el Cabildo, y en concreto al empeño de Fernando Bañolas en destituir a Antonio Sánchez Vico para poner a alguien afín a CC", según Jesús Angulo. "El Matadero empezó a levantar cabeza con la empresa pública creada por Demetrio Suárez y bajo la gerencia de Sánchez Vico, porque antes estuvo en manos de Sialsa y de Vanyera y era un desastre", señaló Angulo, quien anunció que "una gran parte" del sector ganadero pedirá a José Miguel Álamo la vuelta del anterior equipo directivo.

| Álamo minimiza las deficiencias. José Miguel Álamo, que asumió el cargo hace dos semanas, minimizó ayer las deficiencias en el Matadero y atribuyó los problemas en la fiesta del cordero a una decisión del departamento de Sanidad del Gobierno autónomo. Pese a que confía en la gestión de Pino Ballesteros, anunció que se reunirá con los ganaderos para escuchar sus ideas.