Ojos de Garza vuelve a desenterrar el hacha de guerra. La portavoz de la Plataforma de Afectados por la Ampliación del Aeropuerto de Gran Canaria, Margarita Alonso, aseguró en la tarde de ayer que los más de 4.000 vecinos que tendrán que construirse un nuevo hogar para permitir la creación de la tercera pista del aeródromo (segunda civil) no están dispuestos a aceptar la propuesta inicial de tasación que este lunes les puso sobre la mesa la entidad pública de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). Alonso acusó a las dos empresas que se han encargado de ejecutar este trabajo de valorar "muy a la baja" las viviendas que tendrán que ser demolidas, "sin respetar para nada el acuerdo suscrito en 2010 y sin aproximarse, ni por asomo, al valor real que tendrían en el mercado en el caso de ser una zona sobre la que no pesara esta carga".

La dirigente advirtió de que los residentes "no están dispuestos" a aceptar una propuesta "que perjudique tanto a los vecinos como esta. Con lo que nos quieren dar", puntualizó, "hay muchas personas que no tendrían el dinero suficiente para levantar su nueva casa. Y no nos vale que nos digan que algunos de nuestros hogares rozan el medio siglo de antigüedad para justificar una propuesta que a todas luces es injusta".

Alonso no pudo precisar de qué cantidades en concreto se habló sobre la mesa ya que, entre otras cosas lo que se desplegó fue un conjunto de supuestos, y sólo pudo añdir que con los primeros cálculos iniciales -que luego deberán ser rematados con una visita individual a cada uno de los inmuebles afectados por el expediente expropiación cursado en 2008- "no disponemos de ninguna garantía de futuro. Está claro que ante este panorama no nos queda otra más que movilizarnos, y lo primero que vamos a hacer es poner en manos de nuestros abogados el documento que hoy [ayer para el lector] nos ha entregado AENA para que cursemos las oportunas alegaciones, sin perjuicio de que tomemos otro tipo de iniciativas", concluyó.

El encuentro de la comisión interinstitucional que se desarrolló en la sede de Gesplan, en la capital grancanaria, se prolongó por un espacio próximo a las dos horas y media. En él también se dio cuenta de la reciente aprobación, en el Parlamento regional, de la ley que declara de interés general la explanada de 521.000 metros cuadrados localizada en Montaña de las Tabaibas, una bolsa de suelo en ligera pendiente sobre la que se ha dibujado el nuevo Ojos de Garza, consultorio, iglesia, locales comerciales, naves y campo de fútbol incluidos. Esta medida impide que se pueda especular con estos terrenos.