La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, ha vinculado su detención este jueves por parte de la Guardia Civil a las críticas que durante las últimas semanas ha vertido sobre la inacción por parte del Gobierno central para trasladar a los migrantes que desde hace ya 22 días esperan en el muelle de Arguineguin para ser trasladados a centros de atención dignos. “Sacar las vergüenzas al Estado sale caro”, afirmó la regidora, quien junto con el primer teniente de alcalde, Mencey Navarro, y la concejala de Servicio Social, Tania Alonso, permaneció detenida durante el día de ayer mientras la Guardia Civil registraba el Ayuntamiento, acusada por presuntos delitos relacionados con la compra de votos en las elecciones locales de 2015 y 2019. Todos han quedado en libertad sin fianza y con cargos, a la espera de su declaración ante el juez.

“Sacar las vergüenzas al Estado sale caro”

En una rueda informativa celebrada este viernes en el muelle de Arguineguín, Onalia Bueno consideró que su detención ha sido una medida “injustificada y desproporcionada” ya que solo permanecieron retenidos durante el tiempo en que duró el registro, unas diez horas, y luego se marcharon a sus casas sin pasar por sede judicial. “Entiendo que no han sido las formas adecuadas, pero si hemos tenido que pasar por la condena del telediario, bienvenido sea con tal de hacer justicia social”, manifestó, al tiempo que recalcó que ella y sus concejales fueron detenidos por la Guardia Civil y no por orden judicial.  

“Esa imagen se la podían haber ahorrado”, expresó la alcaldesa, “con haber solicitado la información de forma ordinaria la habrían obtenido y hubiésemos colaborado”. No obstante, continuó, “vale la pena el sacrificio si se desmantela el campamento de inmigrantes; lo volvería a hacer”.

En su intervención, en la que estuvo arropada por más de una treintena de vecinos, Bueno recordó que el procedimiento por la presunta compra de votos en las elecciones había quedado archivado, pero “misteriosamente se ha vuelto a abrir una semana después de alzar la voz ante la vulneración de los derechos humanos de las personas migrantes en el muelle de Arguineguín, donde ahora nos han colocado dos patrullas de la Policía Nacional”. Durante la mañana de este viernes, la Delegación del Gobierno ha trasladado a otras 20 personas y allí permanecen aún 167 desplazados a la espera de ser reubicados en otros centros.

“Quedará en nada”

En sus alusiones más directas a los delitos por los cuales se le acusa, Onalia Bueno recordó que entre las acusaciones de 2007, cuando estalló el Caso Góndola, estaba también el fraude electoral, “que quedó en nada”, y se mostró convencida de que en esta ocasión sucederá lo mismo. Hasta que eso ocurra, la regidora moganera aseguró que ella y su equipo continuarán prestando su colaboración con la Justicia para esclarecer de una vez por todas esta situación. La parte positiva, continuó, “es que ahora formamos parte de un procedimiento donde nos toca defendernos y con ello ayudar a su señoría a esclarecer este asunto de una vez por todas, como hice en su día con el Góndola”. 

En sus declaraciones ante los periodistas, la alcaldesa no dudó en señalar como culpable de esta situación, sin mencionar su nombre, a la única concejala y portavoz de Nueva Canarias en el Ayuntamiento de Mogán, Isabel Santiago, su excompañera de filas cuando ambas militaban bajo las siglas del PP capitaneado por el exregidor Francisco González. “Hasta ahora ha existido una constante línea de ataque hacia mi persona con las reiteradas denuncias de compra del voto por correo cada vez que hay elecciones en el municipio de Mogán”, expuso, “cada vez que hay comicios siempre pasa lo mismo con la persona de Nueva Canarias; desde que saltó el Caso Góndola y se archivó”. 

En este sentido, Onalia Bueno acusó a la nacionalista Isabel Santiago de pretender ganar en los tribunales, a través de intentar que se decrete su inhabilitación para la vida pública por parte de la Justicia, lo que no ha logrado en las elecciones. “Y por supuesto no lo va a conseguir, yo sigo creyendo fielmente en la Justicia, así me lo ha demostrado hasta ahora”, resaltó. 

Así, la alcaldesa hizo un llamamiento a la tranquilidad de los vecinos. “Ante esta incidencia”, dijo, “no van a apartar a Ciuca de la hoja de ruta que adquirió con los vecinos en las elecciones de mayo de 2019”. “Compromiso que seguiremos manteniendo hasta llegar victoriosos a los comicios de 2023”, añadió. 

“Que cada cual saque sus conclusiones, pero qué casualidad que yo haya estado la semana pasada alzando la voz y haciendo ruido mediático por una causa justa, por derechos humanos y no por política, y ahora pasase esto”, manifestó la regidora del Ayuntamiento de Mogán. 

 Onalia Bueno se ha mostrado tranquila y asegura que colaborará con la Justicia en cuanto sea citada a declarar ante el juez que instruye la causa.

En una intervención en la que solamente ella ofreció declaraciones, aseguró no sentirse perseguida y encontrarse “muy tranquila”. “No hay absolutamente nada que pueda inquietar al municipio ni a este equipo de gobierno, así que estoy muy tranquila”, dijo, al tiempo que afirmó que esta situación se ha dado “para cerrar nuevamente otro capítulo más de la compra de votos para las elecciones en el municipio de Mogán”. 

Onalia Bueno, que se encuentra en libertad con cargos al igual que los concejales de Urbanismo y Servicios Sociales, Mencey Navarro y Tania Alonso respectivamente, señaló que colaborará con la Justicia y explicará toda la situación ante el juez en cuanto le llegue la citación judicial, que hasta ayer no había recibido.

Campamento

A pesar de permanecer durante gran parte del jueves detenida por la Guardia Civil, la alcaldesa de Mogán aseguró ayer que “vale la pena el sacrificio si se desmantela el campamento de inmigrantes” que permanece en el muelle de Arguineguín desde el pasado 28 de agosto. 

“Necesitamos que esos espacios sean cedidos cuanto antes y se empiece a descongestionar la presión migratoria que tenemos en Canarias hacia la Península”

Bajo las carpas habilitadas por los efectivos de Cruz Roja en este puerto moganero permanencían todavía este viernes 167 personas migrantes llegadas en pateras a Gran Canaria en las últimas semanas. A primera hora de la mañana de ayer, la Delegación del Gobierno en el Archipiélago, que no quiso manifestarse ante las declaraciones vertidas por Onalia Bueno, trasladó a otras 20 personas a distintos establecimientos turísticos, a la espera de que el Gobierno central habilite espacios públicos. 

En este aspecto, Onalia Bueno insistió en la necesidad de que el Estado habilite cuanto antes espacios militares vacíos o en desuso para dar una acogida digna a los migrantes que permanecen bajo el sol en Arguineguín. “Necesitamos que esos espacios sean cedidos cuanto antes y se empiece a descongestionar la presión migratoria que tenemos en Canarias hacia la Península”, dijo, “este campamento debe desaparecer sí o sí”. “Desde el municipio de Mogán seguiremos levantando la voz por esta vergüenza de campamento, y si tenemos que volver a pasar por la condena del telediario, pasaremos gustosamente”, concluyó.  

LAS FRASES


“La Guardia Civil se podía haber ahorrado la detención; no han sido las formas adecuadas”

“Ha habido un ataque constante con las denuncias de compra de votos cada vez que hay elecciones”

“Misteriosamente, la causa se ha vuelto a abrir una semana después de alzar la voz por los derechos humanos”

“Pretenden ganar en los tribunales lo que no han conseguido en las elecciones, y no lo van a conseguir”

“En 2007 también se me acusó de fraude electoral y quedó en nada, y ahora volverá a ocurrir lo mismo”

"No hay nada que pueda inquietar ni al municipio ni a este equipo de gobierno; estoy muy tranquila”