La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias ha activado desde las tres de la madrugada de hoy martes la alerta por lluvias en todo el archipiélago, producidas por la llegada desde el sur de un sistema subtropical formado en el Golfo de Guinea y que durante días ha avanzado hacia el norte por la costa africana hasta llegar a la Comunidad Autónoma, motivo por el cual también la Agencia Estatal de Meteorología ha pintado de amarillo toda la provincia occidental así como la isla de Gran Canaria, nivel que establece posibles precipitaciones de hasta 15 litros por metro cuadrado en una hora.

Estas lluvias, siempre según la agencia estatal, en entregas de chubascos fuertes, pueden venir acompañadas de tormentas que cruzarán Canarias de sur a norte, con menor incidencia en las islas de Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa, donde lucirán cielos con intervalos de nubes medias y altas, mientras que en el resto aparecerán cubiertos para ir abriéndose claro a medida que avanza el día.

Estas precipitaciones “localmente fuertes”, tienen mayor probabilidad de concretarse en Tenerife y en Gran Canaria, sobre todo en la primera mitad del día, y son menos probables en las islas occidentales.

La llegada de este episodio meteorológico desde el sur se traducirá en un ligero ascenso de las temperaturas mínimas, mientras las máximas se mantendrán similares a las de la jornada de ayer lunes, según la predicción.

Buena parte de las papeletas de esta tómbola de agua se la podría llevar la vertiente meridional de la isla de Gran Canaria, que acumula años sin recibir aportes significativos, mientras que en la mitad norte, en la última semana, con inicio el pasado 27 de septiembre hasta el pasado domingo ha ido sumando entregas, día tras día, hasta colmatar los pluviómetros con 50 litros por metro cuadrado, como ocurre en Valleseco.

En cualquier caso la perturbación tendrá un paso rápido por el mapa de la Comunidad, ya que para mañana miércoles se desactivan alertas y avisos que se traducen en unas precipitaciones ya débiles y ocasionales a primeras horas del día, excepto en las islas de La Graciosa, Lanzarote y Fuerteventura, donde amanecerán con cielos poco nubosos o incluso despejados, lo que también ocurrirá en el resto a medida que pasen las horas.

Subida de las temperaturas

Las temperaturas mínimas de mañana miércoles se mantendrán con pocos cambios mientras que las máximas podrán experimentar un ligero a moderado ascenso que se hará notar con mayor incidencia en las zonas del interior. Esta tendencia de cierta mejoría se mantendrá hasta el viernes, cuando de nuevo volverán a repetirse las lluvias débiles y ocasionales en las vertientes norte.