Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valsequillo

Unas fiestas patronales atípicas

En el año en el que se conmemora el 220 aniversario de la creación de la parroquia de San Miguel Arcángel, Valsequillo vivió unas fiestas muy diferentes

Unas fiestas patronales atípicas

Unas fiestas patronales atípicas

Valsequillo de Gran Canaria se ve obligado a causa del coronavirus a omitir o celebrar de forma diferente los actos a desarrollar con motivo de sus Fiestas y Feria en honor a su Patrón San Miguel Arcángel, un año en el que también se conmemora el 220 aniversario en que fuera erigida como parroquia. En el saluda del reducido programa de actos a celebrar el alcalde, Francisco Atta, manifiesta: ...“Este año nos toca revivir y reforzar los sentimientos de nuestro pueblo”.

Las Fiestas Patronales en honor a San Miguel Arcángel se han venido celebrando cada 29 de septiembre, desde el año 1672, a excepción según datos obrantes del año 1707 -que se celebró dos veces, una el 5 de enero y otra en su fecha correspondiente, el 29 de septiembre-, y en el año 1710 -que se celebró el 12 de octubre-. Esta duplicación y cambio de fecha pudieron ser debidas a causas extraordinarias como epidemias o rogativas en las que se pedía intersección al Santo. La primitiva ermita, desde el año 1672 en que fue terminada su obra, albergaba la escultura de San Miguel El Chico, una talla del siglo XVII, de autor desconocido y denominada así por su pequeño tamaño, que junto con la Lámpara del Santísimo, son las piezas más antiguas que se conservan de la misma. El 10 de octubre de 1800 fue erigida parroquia, según auto expedido por el obispo don Manuel Verdugo y Alviturría siendo su primer párroco don Manuel Socorro Ramírez, pues hasta esa fecha perteneció a la parroquia de San Juan Bautista de Telde.

En el año 1804 y por encargo del presbítero don Antonio Macías Gutiérrez, hijo de este pueblo, el escultor Luján Pérez realiza una talla de San Miguel Arcángel, que presenta gran similitud con la primitiva imagen de San Miguel El Chico, en la que al parecer se inspiró.

Unos siglos más tarde Valsequillo de Gran Canaria no cambia de fecha para celebrar sus Fiestas Patronales, pero sí tiene que adaptar su programa de Fiestas a la normas sanitarias establecidas debido a la pandemia que nos azota. No por ello los actos celebrados han perdido calidad, es más, diría que han brillado de una forma excepcional, pues no ha faltado la plena dedicación, el entusiasmo, y la solidaridad de todo un pueblo responsable y unido que se ha volcado por mantener vivas sus tradiciones a pesar de la preocupación que conlleva la situación que estamos atravesando.

El estribillo del himno a San Miguel Arcángel dice: “San Miguel nuestro Patrón, danos tu fuerza, tanto en la tierra como en la gloria”.

Este año se ha pedido toda la fuerza para seguir luchando contra esta pandemia que se extiende imparable por todo el mundo. Esa fuerza ha hecho posible que los actos realizados se hayan desarrollado admirablemente, comenzando el 11 de septiembre con la celebración de la Eucaristía y conmemoración simbólica de la bajada del Santo, que tradicionalmente la realizan los taxistas y vecinos del lugar. La parte musical de la Eucaristía estuvo a cargo de las sopranos María del Carmen Segura y Silvia Pileño, que es la directora de Las Escuelas Artísticas Municipales de Valsequillo de Gran Canaria.

La Noche Mágica en su XI edición del 12 al 27 de septiembre, no fue una competición este año, fue una participación, como bien dice el Cronista Oficial de Gran Canaria, y de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Laforet, que esta vez aprovechó su participación para disfrutar del paisaje y de los detalles de la ruta dado el desarrollo de la misma. En su Crónica publicada días pasados haciendo referencia a nuestras Fiestas Patronales y refiriéndose a este evento deportivo manifiesta: “La Noche Mágica se ha transformado y adecuado, y su hechizo ha hecho de la noche, día y del día, noche, a lo largo de dos semanas largas”.

El sábado 26, se realizó la Ofrenda al Patrón, donde barrios y colectivos le ofrecieron los productos de la tierra, así como productos no perecederos para compartir con los más necesitados. Un reducido grupo de cuerda y cuerpo de baile de Las Escuelas Artísticas Municipales del municipio pusieron el broche musical.

No podía faltar la Noche del Verso Improvisado con Yeray Rodríguez.

De la mano de cantantes y artistas del municipio y otros invitados, llegamos a la noche de la víspera, que este año emitió el documental “La Leyenda del Perro Maldito”. Este documental manifiesta los testimonios de un pueblo que vive este acto intensamente. En una noche en que, una marea humana tomaba las principales calles del pueblo, concentrándose en los aledaños de la Plaza de San Miguel, donde un Perro Maldito sobrecoge a la multitud, este año esa multitud se sobrecogió, pero en sus casas, por eso El Perro Maldito estaba hecho un demonio, al encontrarse unas calles vacías de personas que acostumbraban a llenarlas cada año, pero si estaban llenas de mascarillas y guantes, este virus lo ha cambiado todo, tocaba en las puertas y ventanas sin recibir respuesta, pero su critica social como cada año llegó a cada una de las casas que le recibió a través de los diferentes medios de comunicación, y redes sociales. “La noche de San Miguel, a tu ventana toqué, no te abro, está suelto, el perro de San Miguel”

Poniendo el broche final a la noche “Los Fuegos Artificiales” que fueron ubicados en diferentes puntos del municipio, para que se pudiera disfrutar del espectáculo pirotécnico desde casi todos los barrios.

Y llegamos al día grande, en el que se celebró la solemne Eucaristía, un reducido grupo de sacerdotes acompañaron al actual párroco don José Antonio Socorro Valido, que es el primer año que celebra la festividad, pues fue nombrado en octubre de 2019. Presidia la representación institucional el alcalde Francisco Atta acompañado de los Concejales/as del Juez de Paz, y de la Cronista Oficial, y de los feligreses que cumplimentaban el aforo permitido, siguiendo las normas sanitarias establecidas. Como para otros actos, el Ayuntamiento dispuso que fuera retransmitida la Eucaristía en directo por las redes sociales del Ayuntamiento, por Radio Valsequillo, y por Este Canal TV.

Como cada año, el domingo siguiente a la celebración de Las Fiestas Patronales, se celebra la festividad de la Virgen de Fátima, este año la celebración fue doblemente emotiva dadas las circunstancias que vivimos, y el haberse restaurado la imagen de la Virgen que ha recuperado todo su esplendor, gracias al trabajo realizado por la Restauradora y Conservadora, doña Pilar Verdejo Córdoba, cuyo gasto fue sufragado por los descendientes de don Cristóbal Martell Rodríguez, que fue quien la donó hace más de 60 años, y según se ha transmitido desde el seno familiar, en agradecimiento a la Santísima Virgen por el restablecimiento de la salud de su hijo Cristóbal. Su nieto José Manuel siendo entonces un niño de corta edad que correteaba por allí recuerda: … “estaba en casa de mi abuelo el día que la trajeron, y oí decir: ¡La Virgen llegó! Y salimos todos apresuradamente para la iglesia, por lo que tiene plasmada la imagen de la Virgen dentro de la caja de madera en la que venía embalada”. A la Eucaristía no pudo asistir con gran pesar, doña María Dolores Martell Ortega, la única hija que queda viva de don Cristóbal, pero la familia estuvo muy bien representada por sus nietas doña Antonia Rosa Onieva Martell, y por doña Inmaculada Cebrián Martell, así como por su biznieta Inmaculada Anaya Cebrián. Un año más, el alcalde don Francisco Atta acompañado de los Concejales/as que forman la Corporación Municipal, del Juez de Paz y de la Cronista Oficial, asistieron a una Eucaristía cargada de emoción y de sensibilidad, teniendo el párroco presente en sus palabras la situación que vivimos, y rogando por todos los difuntos con recuerdo especial a la familia de don Cristóbal.

Así concluyeron las Fiesta y Feria de San Miguel Arcángel 2020, mi deseo es que el año que viene si llego allá, pueda hacer una crónica más optimista, en la que manifieste la satisfacción de que la situación actual se haya visto en gran parte recuperada sanitaria, económica, y socialmente.

¡Viva San Miguel!

¡Viva la Virgen de Fátima!

¡Viva Valsequillo de Gran Canaria!

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats