El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón, firmó ayer el contrato más importante, en cuanto a importe económico y en años de espera para verlo hecho realidad, con el que comienza la construcción del futuro instituto para el municipio.

Teodoro Sosa, junto al empresario Félix Santiago Melián, ha rubricado las páginas del contrato con el que se formaliza el inicio de las obras del nuevo centro de enseñanza Secundaria por el que tanto ha luchado el Ayuntamiento junto a la comunidad educativa.

Con un plazo de ejecución de 30 meses y con una financiación del Gobierno de Canarias de 9.400.000 euros, el objetivo es edificar un centro educativo de 22 unidades, además de tres aulas específicas para ciclos formativos y cuatro talleres de Formación Profesional, con capacidad para albergar a 700 alumnos.