Las lluvias que han descargado sobre Gran Canaria en los últimos días han dejado unos 50 litros por metro cuadrado en la presa de Chira, lo que supone la mitad del agua que se consume en un mes en el embalse sureño, según ha informado este martes el Cabildo de Gran Canaria.

Según ha indicado la Corporación insular en un comunicado, han entrado a la presa unos 25.000 metros cúbicos, mientras que en el embalse del Sequero ha sido un hilo de 30 litros por segundo, lo cual ha calificado como "una buena regada que en cualquier caso es bienvenida dada la sequía que ha hecho que las grandes presas estén al 7 por ciento de su capacidad".

Las presas que se encuentran gestionadas por el Consejo Insular de Aguas -Chira, Ayagaures, Gambuesa, Candelaria, Fataga, Vaquero y El Mulato- más la de Soria, participada al 95% por el Cabildo junto con la comunidad de regantes de La Lumbre, almacenan en estos momentos cerca de 1,4 millones de metros cúbicos.

No obstante, es necesario que caiga al menos 100 litros por metro cuadrado para que el volumen de estos embalses crezca de manera sustancial, algo que se quedó a la mitad estas últimas jornadas: en Chira entraron 50 litros por metro cuadrado, según los datos del Cabildo.

El agua entra a la presa de Las Niñas gracias a las últimas lluvias La Provincia

La Corporación insular ha insistido en que estas presas, y las situadas a mayor altura -Chira y Soria- "son claves porque permiten trasvasar agua a distintos puntos de la isla, incluida su capital".

Actualmente, Chira se encuentra al 7% de su capacidad, y las últimas precipitaciones han dejado unos 25 centímetros más de altura, mientras que la de Soria está "prácticamente a cero" con apenas 55.000 metros cúbicos de agua albergada.