Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mil figuras, edificios y trabajos históricos en un pasaje sonoro de 14 metros

El belén tradicional de Arucas está repleto de guiños al mundo aborigen y a los siglos más recientes

Mil figuras, edificios y trabajos históricos en un pasaje sonoro de 14 metros

Mil figuras, edificios y trabajos históricos en un pasaje sonoro de 14 metros

El belén tradicional de Arucas se extiende por 14 metros, y 4,5 metros en la zona de salida de mayor anchura (tres metros en su recorrido). Y, en conjunto, suma cerca de un millar de figuras. Pero, sobre todo, este Nacimiento es una muestra-resumen de la arquitectura típica de cada uno de los municipios grancanarios, para lo cual su autor ha requerido un trabajo previo de documentación y búsqueda de imágenes.

“Me conozco piedra a piedra muchos de los monumentos”, señala el belenista de las últimas navidades de Arucas, Jorge Guzmán. Pero tampoco falta un relato en miniatura de las profesiones y de la historia del siglo XVIII hasta comienzos del XX, con pinceladas de la sociedad aborigen.

En su recorrido se puede encontrar una réplica a pequeña escala de la plaza de San Sebastián de Arucas, hoy de la Constitución. Y hasta el reloj en funcionamiento de la antigua iglesia de San Juan. Así como el puente de Palo de Vegueta, y las ermitas de San Antonio, de Las Palmas de Gran Canaria, y de San Juan de Guía.

El belén repasa muchas profesiones. Este es el caso del pintor trabajando en su estudio, que es visible gracias a un ventanal que le da luz, el barbero de antaño que trabaja para sacarle algún diente a un paciente, la quesera, la bodega o la dulcería. Como señala su autor, "hay muchos guiños".

En su relato aparecen espacios de la vida previa a la Conquista castellana, como el Cenobio Valerón de Guía, y la Cueva Pintada de Gáldar. Y de la costa grancanaria, el castillo de San Cristóbal, y una gran playa, de la que destaca un galeón, y una maqueta de Vegueta basada en una estampa del cartógrafo italiano Leonardo Torriani.

El ambiente rural y el urbano se entremezclan con la aparición del Roque Nublo y el Bentayga, con algunas cascadas de agua. Y, como curiosidad, un niño preparando un belén.

La vestimenta canaria y la cultura evoluciona en el trabajo de Jorge Guzmán. No faltan los Reyes Magos y un pueblo en romería. Y sobresalen los efectos visuales con sus tormentas, y de luz, que se activan con el paso de cada visitante.

Compartir el artículo

stats