Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo recorta 5,1 millones al área de Deportes tras su baja ejecución

El consejero Francisco Castellano atribuye el escaso gasto a la falta de personal y los efectos de la pandemia | El ‘Granca’ mantiene 3,2 millones sin renunciar a su venta

Pabellón deportivo Gran Canaria Arena, propiedad del Cabildo

La Junta Rectora del Instituto Insular de Deportes (IID) aprobó ayer las Cuentas para el año 2021, que recorta 5,1 millones de euros a ese organismo del Cabildo de Gran Canaria tras la baja ejecución de los presupuestos de este año. A falta de un mes para acabar el ejercicio, el área que dirige el consejero Francisco Norberto Castellano no ha podido gastar ni la mitad de los 30 millones de euros que tenía asignados en 2020, por lo que su gestión es una de las más cuestionadas del gobierno insular.

Con los votos de los consejeros del pacto tripartito y la abstención de los grupos de la oposición, la Junta Rectora dio luz verde a ese drástico recorte de fondos para el año próximo, un 16,89% menos, pues los 30.282.004 euros de este año se reducen a 25.166.246 euros en 2021. Se trata de la mayor disminución entre todos las áreas del Cabildo grancanario y contrasta con el hecho de que el Presupuesto global para el próximo crezca en torno a un 0,6%.

La disminución de fondos afecta sobre todo a las inversiones reales (-87,48%) y a las transferencias de capital (-98,87%), según se recoge en la propuesta que eleva la Junta Rectora a la Consejería de Hacienda para su incorporación a las Cuentas del Cabildo, que se aprobarán el próximo 29 de diciembre.

Por capítulos, se destinan 2,29 millones al personal del IID (+2,06%), 11,82 millones a gastos en bienes y servicios (-7,91%), 10,27 millones a las transferencias corrientes, 707.000 euros a inversiones reales (casi 5 millones menos) y solo 12.000 euros a transferencias de capital (un millón menos).

Como principales cantidades, se destinan 3,2 millones de euros al mantenimiento del Club Baloncesto Gran Canaria y 1,63 millones al patrocinio de la Unión Deportiva Las Palmas.

En las inversiones para el próximo años se resaltan tres actuaciones: una pista de bola canaria y petanca en Siete Palmas (186.938 euros) y obras de mantenimiento en la Ciudad Deportiva Gran Canaria (50.000 euros) y el Centro Insular de Deportes (100.000 euros). Frente a 140.000 euros de transferencias a los 21 ayuntamientos, habrá 3,92 millones a empresas privadas y 6,2 millones a familias y entidades sin ánimo de lucro.

Tras la reunión, el consejero de Deportes agradeció que no hubiera ningún voto en contra por parte de los grupos de la oposición y achacó la baja ejecución durante los dos últimos años a varias circunstancias sobrevenidas, aparte de la pandemia.

Proyectos pendientes

Así, Castellano explicó que el escaso gasto en los capítulos 6 y 7 de inversiones se deben a las carencias en el departamento de Arquitectura del IID, porque solo había dos personas y el arquitecto se había jubilado. “Ahora hay siete personas y un arquitecto en comisión de servicios desde diciembre de 2019; además, durante el año 2020 nos hemos visto afectados por la pandemia, como el resto del Cabildo, y también porque en el área de Asuntos Generales no tuvimos una persona fija hasta el pasado 11 de mayo”, declaró del consejero, quien sostuvo que “eso fue lastrando la capacidad de gestión administrativa, aparte de que el nuevo arquitecto se vio obligado a modificar muchos de los proyectos que se encontró”.

Castellano no se atrevió a poner una fecha para ejecutar esas obras pendientes, pero se mostró confiado en que “en el primer semestre del próximo año se revertirá la situación, con total seguridad, pues se ha cambiado la política de obras y subvenciones con los ayuntamientos y éstos están receptivos a la hora de gestionar esas transferencias de capital”.

Preguntado por las consecuencias de ese recorte en el IID, Castellano respondió que “se ha hecho un esfuerzo para no desatender los capítulos 2 y 4, que recogen los programas y subvenciones a los clubes más necesitados del deporte base y de élite”. Al respecto, precisó que la disminución de fondos afectará “a las obras propias y con terceros, pero gracias a la política de elaboración de proyectos se podrá acudir, como ocurrió este año, a modificaciones presupuestarias para utilizar los remanentes e incorporar ese dinero a los ayuntamientos”.

Otra de las razones del recorte presupuestario es la bajada de ingresos propios en la recaudación por el uso de las instalaciones deportivas. Además de la pérdida de los abonos por la utilización de canchas, piscinas o gimnasios a causa de la Covid, también se ha reducido en un millón de euros la previsión de ingresos por el alquiler de los pabellones de Siete Palmas para la celebración de conciertos.

“Hasta el año 2020 había una cuantía de 1,9 millones de ingresos propios por las actividades en el Gran Canaria Arena y otros pabellones, pero ahora solo hemos puesto 900.000 euros”, detalló Castellano, quien comentó también que incluir los 3,2 millones de euros para el Granca no significa que se renuncie durante el próximo año a continuar las negociaciones con empresas para traspasar la gestión de club de baloncesto a manos privadas.

Compartir el artículo

stats