Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Archipiélago cambia la lluvia de millones por una garuja

Los principales premios del Sorteo de Navidad dejan casi dos millones de euros en las Islas, menos de la mitad que el año pasado

El propietario de la administración de Teror que repartió un décimo del quinto premio celebra el sorteo con sidra. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

La lluvia de millones de la Lotería Nacional no descargó con fuerza en las Islas, que se conformaron con una de esas garujitas rápidas que moja, pero sin calar. Los premios más cuantiosos del Sorteo de Navidad dejaron 1.944.000 euros en Canarias -muy por debajo de los 4,72 millones del año pasado- gracias a unos pocos décimos del Gordo, algunos más de un cuarto premio y varios pellizcos en cinco de los quintos repartidos por el Archipiélago.

La primera llovizna tuvo lugar poco después de que los bombos comenzaran a girar. La bola con el 86986 salió a las 8:17 horas, la decimocuarta del primer alambre, y junto a ella, otra que la identificaba como quinto premio del sorteo. En las Islas dejó 234.000 euros, la mayor parte en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Como suele ser habitual, la fortuna paró a repostar en la gasolinera de Granadilla de Abona, donde se vendieron 20 décimos, lo que supone 120.000 euros en premios. No fue la única estación de servicio de Tenerife con suerte: otras dos del municipio de Arico vendieron un décimo cada una. Otros boletos fueron vendidos en Cruz Santa, Guamasa, la plaza del Charco de Puerto de la Cruz y Las Torres, en Adeje, hasta sumar 168.000 euros en toda la provincia.

Cuatro décimos agraciados con este quinto premio -6.000 euros cada uno de ellos- también fueron vendidos en un despacho de la localidad majorera de Morro Jable, en Pájara. En Gran Canaria, el 86986 fue vendido sobre todo en Las Palmas de Gran Canaria -un décimo en Vegueta, Escaleritas, Constantino, La Minilla, San José del Álamo y Primero de Mayo- y un décimo en Teror. En total, 66.000 euros en la provincia.

Tan solo pasaron dos minutos entre este quinto premio y el siguiente, que fue a parar al número 37023 y soltó algo de dinero en Tenerife, el único lugar del Archipiélago donde se vendió. Un despacho de Los Cristianos repartió diez décimos, lo que equivale a 60.000 euros. La isla picuda también se quedó en exclusiva los premios de otro quinto, el 19371, que cayó del bombo cuando faltaban doce minutos para las diez de la mañana.

Canarias se quedó en vilo durante algo más de una hora, a la espera de que alguno de los premios hiciera un guiño al Archipiélago. Ocurrió a las 10:55 horas, cuando la bola del 75981 hizo felices a quienes adquirieron cuatro décimos -00.000 euros en total- en el centro comercial Las Arenas y dos localizaciones del municipio tinerfeño de Arico, pero sobre todo cuando por fin, a las 11:02, Unai Barón y Alexander René pregonaron el 72897 como el Gordo.

Todos los premios de Las Palmas son de máquina, excepto diez décimos en Guía

decoration

El principal premio del sorteo, con 400.000 euros al décimo, pasó tan rápido que casi nadie lo pudo ver, pero hizo dos pequeñas paradas que dejaron 1.200.000 euros. Una, en la inevitable gasolinera de Granadilla, donde se vendieron dos boletos -800.000 euros en total- y otra, en el municipio lanzaroteño de Haría, en donde se despachó otro. Lejos quedaron los montantes alcanzados en el año 2018, cuando el Gordo repartió 32,4 millones en Canarias.

El premio más repartido llegó con el sorteo ya bastante avanzado. A las 12:15 horas, el 43831 se convirtió en el penúltimo quinto premio y una tímida alegría se desató en Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma hasta sumar 198.000 euros. La administración La cigarra de oro de Santa María de Guía vendió una serie entera del número. Esos diez décimos, los únicos premiados en toda la provincia que no fueron vendidos a través de un terminal electrónico, se convirtieron ayer por la mañana en 60.000 euros para sus poseedores.

Este quinto premio también recayó en otras localidades grancanarias como Sardina del Sur (dos décimos, 12.000 euros) o Moya, y también en La Gacela, el mismo despacho de la avenida Primero de Mayo de Las Palmas de Gran Canaria que vendió el quinto premio del 86986. En total, 84.000 euros en la Isla, a los que se suman otros dos décimos en Costa Teguise (Lanzarote) y Puerto del Rosario (Fuerteventura) hasta llegar a 96.000 euros en toda la provincia.

El 43831 también dejó premios en 16 localizaciones de Santa Cruz de Tenerife, casi todas ellas en la isla picuda excepto un décimo en el municipio palmero de Barlovento. El quinto premio recorrió buena parte de la Isla, de Arona a Tacoronte, en forma de décimos individuales. Así ocurrió también en Las Torres (Adeje), Costa del Silencio (Arona), Las Zocas (San Miguel de Abona), Palm-Mar (Arona), El Fraile (Arona) o La Laguna.

Aunque los grandes premios se hayan limitado a 1.944.000 euros, el 2,3% de los 82.730.180 euros recaudados en el Archipiélago (34.172.020 en Las Palmas y 48.558.160 en Santa Cruz de Tenerife), el sorteo ha dejado más dinero en las islas, según señalaba ayer el delegado de Loterías y Apuestas del Estado en Las Palmas, Juan Manuel Moragas, en referencia a los reintegros y las pedreas. Aunque estas cuantías aún están por confirmar, cada año pueden suponer hasta el 40% de la recaudación.

Compartir el artículo

stats