Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agüimes

El papa Francisco declara ‘Venerable’ al sacerdote Antonio Vicente González

El sacerdote de Agüimes, muerto en abril de 1851 víctima del contagio de la peste y del cólera, se encuentra más cerca de la beatificación

Juan Artiles bendice un cuadro con la imagen de Antonio Vicente González, en la casa donde nació en Agüimes. | | LP/DLP

El papa Francisco ha dado el visto bueno a la propuesta de la Comisión de Obispos y Cardenales de la Congregación para la Causa de los Santos de considerar ‘Venerable’ al sacerdote de Agüimes Antonio Vicente González. La santidad de este cura grancanario, fallecido a consecuencia de las enfermedades de otra pandemia como la fiebre amarilla y el cólera, está más cerca de forma “oficial” aunque el pueblo que le recuerda con estima le cree digno de veneración.

Dos religiosos originarios de la diócesis de Canarias se encuentran en este momento entre los considerados ‘venerables’. Junto a Antonio Vicente González está fray Andresito, un majorero nacido el 10 de enero de 1800 en Ampuyenta, y que desarrolló toda su labor con los franciscanos en Chile. De nombre familiar Andrés García Acosta, fray Andresito, ya recibe un culto popular en Chile que le ha elevado a la santidad antes que hable la Santa Sede. Entre los beatos diocesanos están sor Lorenza Díaz Bolaños, Hija de la Carida, de Guía; fray Tomás Morales, dominico, natural de El Carrizal, ambos mártires de la Guerra Civil; y ya entre los santos de la Iglesia, figuran el Hermano Pedro y San José de Anchieta, ambos de Tenerife.

No será ‘santo súbito’ como san Juan Pablo II, pero paso a paso Antonio Vicente González llegará a los altares de la Iglesia católica con tantos merecimientos como el papa polaco. La causa de beatificación del hasta ahora calificado como ‘Siervo de Dios’ continúa dando pasos en la Santa Sede, que serán explicados hoy por el obispo José Mazuelos, en el templo parroquial de Santo Domingo, primero en el que ejerció el ‘venerable’ Antonio Vicente González.

Obispos y cardenales dan en Roma el visto bueno al proceso del cura grancanario

decoration

Según la información de la diócesis, Antonio Vicente González nace en la Villa de Agüimes el 5 de abril de 1817. Fue el primer párroco de Santo Domingo de Guzmán, fiscal de la diócesis, secretario, secretario, vicerrector y catedrático de Teología Fundamental del seminario. Orador distinguido y elocuente, con un amor especial a María y a la Eucaristía. En 1847 Gran Canaria padeció la calamidad del hambre, y frente a la Iglesia monta un centro de caridad, donde reparte sus ingresos con los pobres. Murió el 22 de junio de 1851, víctima voluntaria del contagio de la peste y del cólera, en otras enfermedades que, como ahora el coronavirus marcaron una época en la historia canaria. El 19 de mayo de 1998 se clausuró el proceso diocesano de beatificación. La ‘positio’ vaticana, el documento en el que se recogen los testimonios de feligreses, vecinos y sacerdotes que relataron su vida y sus virtudes, ya contaba con el visto bueno preceptivo de los dicasterios romanos antes de que en este diciembre se reuniera la Comisión de Obispos y Cardenales para dar el ‘placet’ al proceso y para su presentación al Papa, informó Ana Díaz en la revista Iglesia al día.

Como relataba Miguel Rodríguez Díaz de Quintana, la causa de beatificación de Antonio Vicente González arranca en 1934, “cuando el polémico clérigo, don Mariano Hernández Romero, solicita la regencia del curato de Nuestra Señora de la Encarnación de Haría, en la isla de Lanzarote. Allí el sacerdote conoció a una resobrina de Antonio Vicente, que era la mujer del alcalde, y cuando en 1940 el obispo Pildain lo nombra cura ecónomo del templo de Santo Domingo de Guzmán, nace la idea de incoar un expediente para resaltar la extraordinaria labor y virtudes sacerdotales del que fuera primer párroco”. Años después, el sacerdote Juan Artiles Sánchez recogió el testigo de este proyecto y fue el artífice de la documentación para que llegase a Roma. Juan Artíles falleció en 2017. Antonio Vicente González desde ayer es venerable.

Compartir el artículo

stats