Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pequeños pagos de la Cuenca de Tejeda se vuelven a llenar de vida

El Ayuntamiento recibe más de un centenar de solicitudes para la rehabilitación de viviendas

Barrio del El Chorrillo, Tejeda, con El Camello, El Roquete y el Bentayga al fondo.

Los pequeños pagos salpicados por el interior de la cuenca de Tejeda, y que son conocidos en la localidad como los barrios bajos, se están llenando de vida, en una tendencia inversa a la experimentada en los últimos años, con una fuerte caída demográfica en la que es una de las zonas más alejadas y también desconocidas del interior grancanario.

Según explica la concejala de Vivienda del Ayuntamiento cumbrera, Verónica Espino Rodríguez, “muchos vecinos que se habían marchado están volviendo a sus casas”, en buena parte del municipio, pero también en los pueblos de Timagada, Carrizal, El Toscón, La Solana, El Espinillo y Ayacata.

La responsable de Vivienda añade que “durante los fines de semana es una exageración porque están prácticamente llenos”, asegura, para sentenciar que la tendencia le dará un buen impulso al censo, “tanto por los que vienen esos sábados y domingos como por la cantidad de gente que se está planteando volver definitivamente” a las que fueron las casas de sus padres y abuelos.

Asevera que esto no se traduce tanto, al menos de momento, en la apertura de nuevos negocios o empresas , sino que está motivada a la búsqueda de un lugar al que vuelven a sus raíces gracias a la posibilidad que brinda el teletrabajo, y en ese aspecto indica que el Ayuntamiento de Tejeda “está trabajando para ver cómo podemos solucionar la dotación de fibra óptica a esos puntos tan alejados”, barajando la opción de colocar repetidores para mejorar la señal.

Paralelo a ello, además del arreglo de las vías para mejorar la seguridad, como ocurría con el reciente derribo controlado de una piedra de grandes dimensiones entre El Roque y La Solana, la Corporación cumbrera ha lanzado una primera fase de rehabilitación de viviendas en los citados barrios bajos y que también ha obtenido un inesperado éxito, con más de cien propietarios que ya han solicitado ayudas para la rehabilitación de sus casas, en un programa conjunto de los gobiernos central y autónomo, así como del Cabildo de Gran Canaria y el propio Ayuntamiento, además de otra aportación que deben ofrecer los propietarios.

Ese número de solicitudes, según añade la concejal Verónica Espino, augura una total mejora “al que ya de por sí es un paisaje que le ha dado al pueblo el título de los más bonitos de España por lo que la futura imagen de la zona va a a quedar preciosa”.

Además con motivo de esta nueva actuación, que luego se irá expandiendo a otros puntos de la localidad, “hemos recibido la visita al Ayuntamiento de muchísima gente, como la de ayer de una chica y un chico que también querían quedarse aquí, por lo que estamos gratamente sorprendidos”.

El programa que se activa en estos pagos pertenece a un plan estatal denominado Ayudas para la Regeneración y Renovación Urbana y Rural, ARRUR, y según explica Espino Rodríguez, contempla la rehabilitación de viviendas ya necesitadas de reparación de estructuras, impermeabilización y acondicionamiento de cubiertas. También se pretende la mejora de la red de saneamiento, de la instalación de fontanería y de electricidad, así como la sustitución de carpinterías exteriores, el acondicionamiento de fachadas o la mejora de las condiciones de accesibilidad.

Participación vecinal

Para todo ello se llevan a cabo diferentes procesos de participación con los vecinos o las vecinas que quieren solicitar la ayuda para ser beneficiarios de esta ayuda. En estos encuentros, en el que también está presente el equipo técnico del proyecto, liderado por el arquitecto Raúl Falcón, “se ha logrado obtener una radiografía de la situación de cada solicitante por medio de cuestionarios e informes”.

El Ayuntamiento ofrece asesoramiento a todos ellos sobre la ejecución de los trabajos que se irían desarrollando, y que desde el Consistorio se espera que se inicien el próximo año 2021.

Compartir el artículo

stats