Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La polémica reforma de la plaza del casco de Guía recupera el quiosco

El Ayuntamiento incorpora mejoras en el proyecto final, que acaba de adjudicar a Rodríguez Luján | La obra se acabará durante el verano

La polémica reforma de la plaza del casco de Guía recupera el quiosco

La debatida reforma de la plaza Grande y sus entorno, dentro del Conjunto Histórico de Guía y junto a su iglesia, incorpora en el proyecto la instalación de un quiosco, una pieza arquitectónica que desapareció hace años. La constructora Rodríguez Luján ha sido elegida entre otras dos propuestas presentadas para materializar la obra, por un montante total de 748.899,95 euros, en una actuación que tanto debate social ha generado en el municipio entre quienes han apostado por mantener la esencia de este conjunto arquitectónico protegido y la tesis del Ayuntamiento de eliminar las barreras arquitectónicas, para lo cual convocó un concurso de ideas hace tres años. La obra está en plazos para que se acabe antes las fiestas patronales de agosto.

El proyecto de remodelación de la plaza Grande y el tratamiento perimetral comprende la Plaza Grande, plaza Karpov y las calles colindantes de Hermanos González Martín y Médico Estévez. Y el Ayuntamiento añadió a última hora en las bases algunas novedades, dentro del presupuesto.

El cambio más relevante aparece en una adenda, e incluye la construcción de un quiosco frente a la Iglesia, y el incremento de la superficie de recuperación y recolocación del pavimento de adoquines tradicionales en la vía resultante entre las plazas y la iglesia.

El quiosco es una pieza que se sigue recordando en el pueblo, ya que se aprobó en 1963 y se mantuvo hasta hace un tiempo no muy lejano.

Los técnicos apuntan que su geometría circular y su ubicación permite al quiosco ser un elemento fácilmente bordeable que no supone una incidencia negativa para la circulación de los vecinos. Además, el desarrollo del mobiliario urbano añadido se encuentra acotado en la plaza Karpov, que tendrá graderío.

La proyecto global mantiene la idea de “conservar la balaustrada y cuidar los elementos vegetales protegidos, respetando la relación actual con el resto de elementos de su contexto y poniéndose en valor su identidad, respetando el carácter histórico de los elementos protegidos por el Plan Especial de Reforma Interior (PEPRI)”. Todo ello, con una iluminación que resalte su relevancia.

Las tareas de rehabilitación se centran en la mejora de las cualidades materiales y constructivas de los elementos de contención de los parterres hacia el interior de la plaza; revistiendo el elemento de contención de las tierras con un elemento de zabaleta, en continuación con el nuevo pavimento de la plaza. Se propone además la utilización del adoquín tradicional histórico protegido, recuperado del ámbito de intervención, utilizándolo para la zona de los alcorques de los árboles.

La ejecución recae en Construcciones Rodríguez Luján, que no tiene previsto subcontratar los trabajos, ya que cuenta con su propia fábrica de piedra natural de Arucas, superando también con éxito la baja temeraria que había detectado la mesa de contratación. La obra ha sido adjudicada por 748.899,95 euros (624.024.96 euros del proyecto original y 124.804,99 euros del añadido).

El pavimento de la Plaza y calles colindantes será demolido y reemplazado en el interior de la Plaza por pavimento de piedra natural, “que dotará el espacio de nuevos contrastes y texturas que favorecerá la orientación espacial y la percepción de los usuarios”. En el caso de las vías de colindantes, se empleará el adoquín tradicional

La obra mejorará la accesibilidad, suavizando las pendientes. Y se homogeneizará la zona de circulación.

Compartir el artículo

stats