Las lluvias que la borrasca Filomena ha descargado en los últimos dos días sobre Gran Canaria, y que dejó ayer hasta 102,8 litros por metro cuadrado en la cuenca de Las Tirajanas, está permitiendo que las grandes presas del sur acumulen agua después de dos años de sequía. En los últimos dos días las escorrentías que se han registrado en las medianías de los municipios de San Bartolomé de Tirajana y Tejeda llenan poco a poco los embalses del sur como Soria, el de mayor capacidad, que ha recibido 450.000 metros cúbicos de agua, y Chira, que ha recogido otros 400.000, según informó ayer el Cabildo, cantidades que permitirán salvar el año agrícola en la isla. Presas privadas como La Sorrueda, en Santa Lucía de Tirajana, ha recibido 304.000 metros cúbicos y elevado su nivel de cero a 12 metros. El temporal ha obligado a cerrar varias carreteras por desprendimientos y ante esta situación la Corporación insular pide a la ciudadanía que evite subir a las medianías ante el peligro de desplome de las laderas. Para hoy se mantiene el aviso naranja por vientos y el amarillo por lluvias y fenómenos costeros.

Viento racheado que se hace notar este jueves en Arucas Christian Afonso

Aunque las precipitaciones que ha recibido la isla aún están muy lejos de llenar las presas, que han subido tres metros su nivel de agua, la cantidad de agua que ha entrado en los embalses de Chira y Soria ayudará a los agricultores de la cuenca de Las Tirajanas, los más perjudicados por la sequía, y han hecho correr barrancos como el de Tirajana después de seis años. La institución insular explicó ayer que el agua acumulada en estos pantanos dará para nueve meses de riego. Sumada al agua regenerada que el Cabildo seguirá produciendo alcanzará para 14 meses, por lo que se salvará el año agrícola. Y siguen llenándose.

Las nubes descargaron ayer sobre todo en la vertiente sur de la isla con un cóctel de viento y agua que durante horas dificultó la visibilidad en las carreteras. La cuenca de Las Tirajanas volvió a registrar en esta ocasión la mayor acumulación de precipitaciones con 102,8 litros por metro cuadrado en Tunte y 93 en Cuevas del Pinar, muy lejos de los 69,5 litros por metro cuadrado que registró Tejeda, los 20,4 de San Mateo, los 19,6 que recogió Agüimes o, ya en el norte, los 10,2 litros en Valleseco.

La Aemet activa el aviso naranja por vientos en la cumbre y amarillo por lluvias

En cuanto al viento, el municipio de Agaete registró la velocidad máxima con 63 kilómetros por hora, mientras que las mayores rachas de viento las sufrió la Cruz de Tejeda, con fuerzas que alcanzaron los 111 kilómetros por hora. En el caso de la cuenca de Las Tirajanas, donde más incidencia ha tenido el temporal, se registron velocidades máximas de 32 kilómetros por hora en Tunte con rachas que alcanzaron los 97 kilómetros por hora.

Esta situación meteorológica provocó el cierre de varias carreteras por desprendimientos de rocas de grandes dimensiones y de vegetación sobre la calzada en vías de la cumbre en el municipio de Tejeda, pero también en las localidades de San Bartolomé y Santa Lucía de Tirajana. Durante la mañana de ayer se cerraron al tráfico las carreteras GC-210 y GC-606 a su paso por Tejeda, y la GC-607 en el punto kilométrico 8+300 también en Tejeda. Todas quedaron reabiertas al tráfico tras las labores de retirada de los escombros.

Por otro lado, al cierre de esta edición, permanecían cerradas al tráfico la GC-654 que une Taidía con El Sequero a través de Risco Blanco, en San Bartolomé de Tirajana, por desprendimientos, así como la GC-605 que une Tejeda con la presa de Las Niñas, por desprendimientos dispersos en los puntos kilométricos 3,4 y 6.

18

'Filomena' continúa dejando lluvias y llenando presas este jueves en Gran Canaria José Carlos Guerra

Con este escenario, el Cabildo de Gran Canaria hizo ayer un llamamiento a la ciudadanía para que tome precauciones y evite subir a estas zonas durante los próximos días como consecuencia del peligro que supone el desplome de las laderas. El jefe de Emergencias de la institución insular, Federico Grillo, explicó ayer que el efecto secundario de estas lluvias es que las laderas se pueden venir abajo por la cantidad de agua que acumulan. “Normalmente es la vegetación la que sujeta este tipo de movimientos del terreno, y la zona sur, como llevaba en sequía dos años está desprovista de vegetación o hay poca”, señaló, “y hay que extremar las precauciones; la población debe evitar subir hasta que pasen unas semanas”.

La Cruz de Tejeda registra la mayor racha de viento: 111 kilómetros por hora

Grillo recordó que se han producido “abundantes desprendimientos” en zonas de carretera y que el “riesgo es alto”. “En carreteras angostas que circulan por zonas de alta montaña con laderas escarpadas es fácil que se vengan abajo piedras y grandes cantidades de terreno”, añadió.

Las fuertes rachas de viento de ayer registraron otras incidencias en el Sur y en el Sureste. En Ingenio, los Bomberos de Consorcio de Emergencias y la Policía Local tuvieron que intervenir al levantarse varias planchas de una nave de la empresa Juliano Bonny en el barrio de Las Majoreras. Un suceso similar ocurrió en el supermercado Hiperdino del casco de Ingenio, donde se levantaron parte de las planchas de un lateral del edificio. En Agüimes, el viento provocó ayer la caída de una palmera en un jardín de la urbanización La Paz del polígono residencial de Arinaga.

El Ayuntamiento de Ingenio cerró el acceso al barranco de Guayadeque ante la posibilidad de que se produjeron desprendimientos, que sí ocurrieron en Temisas, en Agüimes. El agua también corrió en distintos barrancos y canales, como pasó en el del polígono industrial de Arinaga.

Distintas corporaciones locales decidieron ayer, como consecuencia de la lluvia y el viento, suspender actividades en instalaciones abiertas y actividades deportivas, como es el caso de Santa Lucía de Tirajana, San Bartolomé de Tirajana e Ingenio.

Previsión

La previsión meteorológica para hoy indica que se registrará un movimiento de la borrasca que hará que las precipitaciones sean más cuantiosas en las zonas norte de las islas de mayor relieve, disminuyendo así en las zonas del sur. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene para hoy activado el aviso naranja por viento en las medianías y cumbres de Gran Canaria por rachas que podrán alcanzar los 90 kilómetros por ahora

Mantiene activado también el aviso amarillo por vientos en el norte de la Isla por rachas que alcanzarán los 80 kilómetros por hora, así como por fenómenos costeros adversos y lluvias que podrán descargar hasta 60 litros por metro cuadrado en 12 horas en las vertientes sur, sureste y oeste. Por este motivo, el Gobierno ha activado el nivel de alerta por fenómenos costeros adversos.

A la espera de que las lluvias giren hoy hacia el norte, durante la jornada de ayer fueron muchos los curiosos que se acercaron hasta la cuenca de Las Tirajanas para inmortalizar una estampa llena de Caideros.

Mariseli Quintana y Zoilo Sánchez no se creían que estas cascadas pudieran darse en esta isla. “Tenía unos días libres y quería comprobar por mí misma lo que veía en las redes sociales”, dijo. Su amiga sueca María Krajnc tambuién quedó impresionada.

Las lluvias que recibe Gran Canaria son moderadas, pero bienvenidas para aumentar todo lo posible el nivel de las presas y regar unos campos que comienzan a cambiar la sequía por un manto verde.

El espectáculo del agua en Gran Canaria La Provincia

Diecisiete vuelos cancelados y siete desviados


El temporal obligó ayer a cancelar diecisiete vuelos y a desviar siete más en Canarias, según señalaron a Efe fuentes de Aena. Entre los vuelos cancelados figuraron varios de salida y llegada en las rutas que unen La Palma con Tenerife Norte y Gran Canaria operados por las compañías Binter y Canary Fly. A ello se sumó el desvío de un vuelo de Iberia Express que se dirigía a La Palma desde Madrid al aeropuerto de Tenerife Sur y, por tanto, la cancelación de su vuelta desde La Palma a la capital. También fue desviado a Tenerife Norte un vuelo de Ryanair procedente de Santiago de Compostela con destino a Tenerife Sur. Asimismo, ha habido cancelaciones en El Hierro de un vuelo con rumbo al aeropuerto de Tenerife Norte y uno en La Gomera, al mismo destino. Además se han producido algunos otros desvíos, entre ellos de un vuelo de Iberia procedente del aeropuerto de Madrid y con destino a Lanzarote, que ha sido desviado a Fuerteventura, de acuerdo con la misma fuente.Tanto Aena como Iberia han explicado que el temporal no tiene tanto impacto en el tráfico aéreo como uno que se produjo en 2009, dado que ahora hay bastante menos vuelos en los aeropuertos por la pandemia generada por el coronavirus. | Efe