El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ha aprobado la Oferta Pública de Empleo (OPE) de 2020 con un total de 73 plazas, 60 de ellas por turno libre para funcionarios y 13 para turnos de promoción interna, según informó el Consistorio a través de un comunicado. Entre ellas se encuentran las tan deseadas plazas para el cuerpo de la Policía Local de Maspalomas, para el cual se convocan 21 plazas, una para técnico de la Administración General, cuatro para administrativos, dos auxiliares administrativos, tres arquitectos, un ingeniero superior de Caminos, Canales y Puertos, cuatro agentes en servicios de extinción de incendios y salvamento o tres oficiales jardineros, entre otros.

En una nota, el Ayuntamiento ha explicado que la falta de convocatorias de procesos selectivos para personal de nuevo ingreso y también de promoción interna desde hace más de 10 años ha provocado que la Administración Local haya sufrido una paulatina merma de trabajadores en distintas unidades administrativas relevantes para el funcionamiento de los servicios municipales como Urbanismo, Contratación, Recursos Humanos, Servicios Sociales, Policía Local y Servicio de Extinción de Incendios. Dichos servicios están bajo mínimos debido a las jubilaciones, incapacidades totales o absolutas, excedencias y fallecimientos que se han producido en los últimos años.

Esa situación ha motivado que la concejalía de Recursos Humanos considere como medida urgente la Oferta de Empleo Público (OEP) del ejercicio de 2020 y convocar sus procesos selectivos conjuntamente con las ofertas pendientes de 2018 y 2019. Éstas ya están en su mayoría preparadas para publicarse a partir de este mes de enero.

Sin embargo, explica el Ayuntamiento en el comunicado, los representantes de tres sindicatos rechazan la celebración de las preceptivas mesas negociadoras con la Administración.

En un escrito dirigido a los trabajadores municipales, la concejala Pino Dolores Santana advierte “que en la actitud y manifestaciones de los representantes de UGT, CCOO y SEPCA parece imponerse los intereses particulares de los mismos sobre los colectivos, perjudicando no sólo al resto de trabajadores sino a los ciudadanos a los que sirven.” Por ello, pide a los mismos voluntad negociadora y que cesen en su postura intransigente para que se afiance el interés real del colectivo de empleados públicos y solventar la falta de personal y de todo aquello que conduzca a potenciar la estabilización y calidad del empleo público y que respeten el trabajo del Servicio de Recursos Humanos y el de la concejalía.

La responsable de Recursos Humanos aclara que su departamento “mantiene y seguirá manteniendo una actitud de servicio cordial y de absoluta transparencia” con cualquier representante sindical o empleado público que lo requiera, al tiempo que se muestra siempre abierta al diálogo y a tratar de solventar, en lo posible, los problemas y cuestiones que afectan al personal, tratando de mejorar su entorno y condiciones laborales, si bien teniendo en cuenta que la Administración está constreñida en la negociación colectiva a los principios de legalidad y cobertura presupuestaria. “Nuestro objetivo es dotar a esta Administración de la organización y los medios técnicos y humanos necesarios”, manifiesta.