Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El parque de Los Laureles tendrá área infantil, zonas deportivas y graderío

El espacio, de 7.742 metros cuadrados, aprovechará la sombra natural que ofrecen siete grandes laureles de indias | La inversión alcanzará los 2,2 millones de euros

Infografía de una de las actividades infantiles del futuro parque en Puerto Rico.

Infografía de una de las actividades infantiles del futuro parque en Puerto Rico. LP/DLP

El núcleo turístico de Puerto Rico tendrá un segundo parque urbano con áreas infantiles concebidas para fomentar los valores de la integración y la inclusión entre los niños, zonas deportivas y un graderío en uno de los extremos del recinto, que se habilitará para desarrollar actividades culturales como conciertos o actuaciones teatrales. El Ayuntamiento de Mogán proyecta dotar al conocido como parque de Los Laureles, ubicado a pocos metros del paseo marítimo de Puerto Rico, de áreas de esparcimiento y completar así la red de espacios libres recreativos que configuran los parques de Motor Grande y el barranco de Agua la Perra. A falta aún de financiación, este proyecto requerirá de una inversión de 2.198.917 euros.

El parque de Los Laureles, comprendido entre las calles Juan Díaz Rodríguez y Doreste y Molina, tiene una superficie de 9.420 metros cuadrados, pero solo se destinarán a este sistema general una superficie de 7.742 metros cuadrados. Este espacio se dividirá en cinco zonas de juegos y actividades deportivas diferenciadas por edades, paseos peatonales y un carril para bicicletas.

En la actualidad, este espacio no se utiliza más que como lugar de paso o de descanso en los bancos y a la sombra de los laureles de indias. Sin embargo, en el proyecto que se plantea a partir de ahora los siete laureles que están plantados en la zona se convertirán en un elemento más del parque porque se aprovechará su sombra a la hora de distribuir las distintas estancias. Los siete laureles de 25 metros de altura que se encuentran dentro del perímetro de actuación conformarán el eje principal sobre el que vertebrarán las distintas actividades y aportarán sombra a gran parte del parque salvo al tramo inicial que quedará a cielo abierto.

Las distintas áreas, de norte a sur, comenzarán con un primer espacio ubicado en la entrada del recinto donde se levantará una instalación temporal para acondicionar una cabaña que será una cafetería con baños, además de una pérgola. Anexo a este espacio se proyecta la primera zona dedicada para el público infantil de 0-3 años, según recoge el proyecto redactado por el arquitecto David Torres, con juegos que fomentan sus primeras experiencias sensoriales de los niños.

En este mismo espacio inicial se habilitará una plataforma con gradas para desarrollar espectáculos culturales y justo detrás se ubicará la zona de juegos para los niños de mayor edad, de más de cinco años. Aquí se creará un recorrido con riachuelos y puentes colgantes y se encontrará una de las joyas de la corona para el público infantil: un juego de gran altura que eleva a los niños hasta las copas los laureles y que tendrá apariencia de ser una cabaña en un árbol.

En el segundo tramo del parque se habilitará un montículo sobre la cota del suelo para instalar una cabaña de madera como juego dirigido a los menores de tres a cinco años. Aquí se habilitarán actividades relacionadas con el equilibrio y el control y dominio del cuerpo. Además se instalarán montículos que generarán juegos a modo de hormigueros y juegos de muelles.

Siguiendo el recorrido del parque de Los Laureles de norte a sur, en el tercer espacio, también pensada para niños de tres a cinco años, acogerá actividades aéreas como la escalada, el funambulismo, los saltos o el equilibrio.

El cuarto tramo estará enfocado a las actividades deportivas y, al igual que el segundo, se elevará sobre elnivel del suelo. Ahí se habilitará un campo de fútbol infantil a pequeña escala y se combinará el espacio con una zona dedicada a la calistenia, una serie de ejercicios que utilizan el propio peso corporal del deportista. En el quinto y último tramo del parque se construirán canchas de baloncesto de 2x2 y 3x3.

Todos los tramos de este parque estarán conectados por recorridos peatonales y por un carril bici que rodeará el perímetro del recinto, que además de los laureles de indias cuenta con otro tipo de vegetación, como palmeras y dracaenas que se integran en el entorno. Además, el parque dará la bienvenida a los usuarios con una escultura situada en la entrada. Ésta será una reinterpretación del logo de Mogán.

Este nuevo parque urbano se sumará al primero que Mogán estrenó hace dos años en la zona alta de Puerto Rico, en las inmediaciones de Motor Grande, y al que construye en la plaza de Las Gañanías de Playa de Mogán, que se espera se concluya antes de verano.

Compartir el artículo

stats