Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabildo

Chira-Soria almacena la mitad de energía que se necesita para reducir emisiones

El director técnico del proyecto sostiene que la central es una “exigencia ambiental” inaplazable para la Isla en el objetivo de lograr la descarbonización en el año 2040

Gonzalo Piernavieja, responsable del Plan de Transición Energética, y Yonay Concepción, director técnico de Chira-Soria. | | LP/DLP

La central hidroeléctrica de bombeo que Red Eléctrica de España (REE) proyecta en Gran Canaria entre las presas de Chira y Soria supone la mitad de la capacidad de almacenamiento de energía en forma de agua embalsada que la isla necesita para reducir las emisiones y lograr la descarbonización en 2040. O lo que es lo mismo, Gran Canaria necesita el doble de almacenamiento que alberga la central para reducir la contaminación, según explicaron ayer el director técnico del proyecto, Yonay Concepción, y el físico Gonzalo Piernavieja, responsable del Plan de Transición Energética de Canarias. “En Gran Canaria, como mínimo, serán necesarios sistemas de un tamaño 1,5 veces mayor de lo que representa Chira-Soria, que está entre 3,2 y 3,6 gigavatios/hora, por lo que se necesitará casi dos veces ese almacenamiento a gran escala cuya primera fase sería la central hidroeléctrica de Chira-Soria”, señaló Piernavieja, conclusión a la que llegan tras realizar un estudio de almacenamiento energético en los sistemas insulares y que incluye un segundo salto de agua desde la presa de Las Niñas a la de Soria.

En una rueda de prensa previa a sus comparecencias hoy en la Comisión de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial en el Parlamento de Canarias, los especialistas defendieron la necesidad de contar con esta central en un contexto de crisis climática, su compatibilidad con los espacios naturales protegidos y su “mínimo” impacto medioambiental. Tanto es así, que el director técnico del proyecto, Yonay Concepción, consideró la infraestructura como “una exigencia ambiental” y “una oportunidad inaplazable” para llevar a Gran Canaria a altas cotas de penetración de las energías renovables.

La central generará un excedente de 700.000 metros cúbicos de agua para la cumbre

decoration

“Chira-Soria se alinea perfectamente con los procesos de descarbonización a los que se enfrenta el planeta y con los compromisos europeos de reconstrucción”, manifestó Concepción, e incorporará tecnología de última generación que permitirá reducir la dependencia de otras tecnologías del exterior, con menor vida útil y más contaminantes. “Nos encontramos antes una revolución en las renovables y no tenemos alternativa económica ni ambiental”.

El director técnico del proyecto destacó que la central permitirá reducir las emisiones en un 20% y posibilitará disponer de un excedente de 700.000 metros cúbicos de agua al año que se bombeará hasta Tejeda y Artenara; este proyecto está en fase de redacción y se conocerá en abril. “En apenas nueve años, tenemos que garantizar una integración del 42 % de la energía limpia y, con los datos cerrados del año pasado, estamos únicamente en un 16,8 %”, destacó para apuntar la importancia del almacenamiento para conseguir dicha penetración de las energías renovables, para alcanzar un 51 % en 2026. “El almacenamiento tendrá que ser complementado con otras tecnologías, pero el aporte de Chira Soria es insustituible”.

El responsable del Plan de Transición Energética, por su parte, destacó que las presas ya están hechas “y el proyecto contribuirá al desarrollo y despliegue de energías renovables para que en pocos años podamos tener un nivel de penetración superior al 50 %, que no tiene ningún sistema insular en el mundo”. Piernavieja señaló que si Gran Canaria quiere lograr el 100% de las energías verdes “tenemos que dotarnos de herramientas que permitan gestionar esos excedentes de energía renovables o, cuando no haya energía renovable, tener una batería o pila natural como la de Chira-Soria que nos permita garantizar la estabilidad del suministro y la cobertura de la demanda”.

“Chira-Soria se alinea al proceso de descarbonización al que se enfrenta el planeta”, destacan

decoration

Por eso, Gran Canaria necesita el doble del almacenamiento que ofrece Chira-Soria y para conseguirlo se apostará por el segundo salto de agua en Las Niñas. “Técnica y económicamente es lo más viable”, sostuvo.

El director técnico, Yonay Concepción, recordó que el proyecto está en fase de evaluación ambientan en el Gobierno de Canarias y que espera que ese procedimiento esté concluido en abril para que “antes del verano” las obras de la central hidroeléctrica de pongan en marcha.

Menor impacto ambiental


El director técnico del proyecto defendió ayer que desde el punto de vista medioambiental la central es compatible con espacios protegidos como la ZEC Macizo de Tauro II, ZEC Nublo II y ZEC Franja Costera de Mogán. Yonay Concepción explicó que entre las mejoras incorporadas tras las alegaciones se encuentra la eliminación del 42% de las torretas eléctricas. Aseguró que si la evaluación del impacto ambiental mantiene que el tendido eléctrico debe ir sobre 37 torretas, Red Eléctrica asumirá esa premisa. En cuanto a la salmuera que se incorpora a la costa de Arguineguín tras la desalación del agua, Concepción sostuvo que la tecnología empleada garantizará que una vez que toque el lecho marino, donde no hay sebadales, la concentración será de un 90% menos de lo permitido. | R. T.

Compartir el artículo

stats