Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eó Hotels transformará el Corona Cedral en un hotel de cuatro estrellas

La compañía Somotur S.A., propietaria de la firma, invierte tres millones para una reforma integral que incluye las habitaciones y la construcción de tres restaurantes

Complejo de apartamentos Corona Cedral, en Puerto Rico.

Complejo de apartamentos Corona Cedral, en Puerto Rico.

La sociedad Somotur S.A., propietaria de la firma turística eó Hotels, invertirá tres millones de euros para rehabilitar y modernizar el complejo de apartamentos Corona Cedral, ubicado en el núcleo de Puerto Rico, y elevar así su categoría para transformarlo en un hotel de cuatro estrellas. La compañía, de capital canario y de la cual es propietaria la familia León Eugenio, adquirió este edificio de apartamentos en el año 2015 y lo reformará seis años después para culminar la línea de renovaciones que puso en marcha en 2009 en el resto de establecimientos que opera la cadena. La intervención permitirá actualizar la imagen de un complejo construido hace más de tres décadas, en el año 1986, para adaptarlo a los estándares de calidad que exigen en la actualidad los visitantes extranjeros para un destino turístico como Gran Canaria.

Los trabajos más importantes de los que se contemplan en la obra serán los de modernización y renovación de todas las habitaciones, las zonas comunes y la construcción de otros espacios como los restaurantes y el gimnasio, para dotar así al edificio de los servicios que requiere para ser clasificado con la categoría de cuatro estrellas. Así, el complejo de apartamentos será sometido a una reforma integral tanto en los interiores como los exteriores.

El edificio cuenta ahora con un total de 30 unidades de apartamentos que, tras la intervención, pasarán a transformarse en 30 habitaciones de dos tipologías distintas: 10 de ellas serán estancias dobles mientras que las otras 20 serán suites de 40 metros cuadrados. Todas las habitaciones cuentan con terraza. La reforma será completa, desde las instalaciones y los equipamientos, hasta el mobiliario para darle un aire más moderno y fresco, según ha explicado Pablo León, propietario de la firma Eó Hotels.

El edificio se encuentra distribuido en tres plantas y, entre las zonas comunes, los trabajos de modernización permitirán acondicionar por primera vez la cubierta del inmueble para habilitar un solárium. En el solárium de la planta baja se encuentra la piscina, que se mejorará pero no sufrirá cambios importantes.

Entre los espacios de nueva creación se construirá un área destinada al gimnasio y, al eliminar las cocinas de los apartamentos, la propiedad prevé la construcción de hasta tres restaurantes, uno de ellos será el bar piscina, otro tipo buffet, mientras el tercero será un restaurante a la carta. La intención de la compañía es que éste último también pueda permanecer abierto al resto del público que no se hospeda en el hotel.

Accesibilidad

Por otro lado, también se reformará por completo la recepción, que se encuentra en la planta baja del edificio, que se demolerá y se construirá nueva. Justo debajo de este espacio, en los sótanos, se ubicará el área de personal.

La intervención servirá además para adaptar el edificio a la normativa en materia de accesibilidad, ya que se instalarán ascensores con los que hasta ahora no contaba. Para ello se eliminarán grupos de escaleras de uno de los laterales del edificio y se implantará un ascensor que conectará todas las plantas.

La reforma de este edificio supone un paso más en la modernización de la planta alojativa de Gran Canaria en una importante apuesta empresarial por poner a punto el destino y disponer de una oferta de calidad para los visitantes. Los trabajos, que estaban previstos desde antes de la pandemia generada por la Covid-19 y la posterior crisis económica, se acogen a todos los beneficios que ofrece el Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad de Mogán. “La obra estaba prevista desde que adquirimos el edificio en 2015 ya que todos los hoteles que tenemos están renovados y queríamos continuar en la misma línea”, señala su propietario, Pablo León.

La previsión de la compañía es que la obra comience durante el verano y los trabajos se prolonguen durante al menos seis meses, con el objetivo de tener el nuevo hotel de cuatro estrellas a punto para volver al mercado a principios de 2022. Cuando reabra al público, la plantilla estará conformada por una veintena de trabajadores, cinco más que los que tenía hasta ahora.

La empresa cuenta con otros hoteles en la zona turística: el eó Suite Hotel Jardín Dorado, en Maspalomas, construido por la compañía en 1986 y reformado en 2009, primero además en convertir en cuatro estrellas; eó Las Rosas y eó Las Gacelas, en Playa del Inglés, incorporados al grupo en régimen de arrendamiento en 2014; y el eó Maspalomas Resort y el eó Maspalomas Villa, ambos adquiridos en 2017.

Compartir el artículo

stats