Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabildo

El PP denuncia una red clientelar de NC en las subvenciones a dedo del Cabildo

Los 150.000 euros para la protección animal han beneficiado a concejales de Telde y Gáldar

Aurora del Rosario y Marco Aurelio Pérez, ayer durante la rueda de prensa en el  Cabildo. | | LP/DLP

Aurora del Rosario y Marco Aurelio Pérez, ayer durante la rueda de prensa en el Cabildo. | | LP/DLP

El grupo del Partido Popular (PP) en el Cabildo de Gran Canaria denunció ayer la existencia de “un nuevo caso de clientelismo político” en las subvenciones a dedo para la protección de los animales, supuestamente impulsadas desde la Presidencia de la corporación insular para “beneficiar con dinero público” a personas y entidades vinculadas a Nueva Canarias (NC). En concreto, dos concejales de ese partido en los ayuntamientos de Telde y Gáldar, Aurora Saavedra y Agustín Pérez Mateo, respectivamente, y veterinarios ligados a esa formación en municipios como Agaete o Agüimes.

Marco Aurelio Pérez, portavoz de los populares en el Cabildo, lanzó esas acusaciones contra NC y el presidente Antonio Morales tras acceder al expediente de una subvención directa de 150.000 euros a la Federación de Asociaciones Unidas por la Defensa de los Animales (Fauda), liderada por Aurora Saavedra, para una campaña de esterilización de animales de familias en exclusión social, colonias no registradas y núcleos descontrolados de perros y gatos en toda la Isla.

El PP, según su portavoz, accedió a ese expediente tras reiteradas solicitudes a la consejera de Medio Ambiente, Inés Jiménez, quien “se negó durante seis meses a facilitar la información con excusas peregrinas, hasta que fue obligada por el Comisionado de la Transparencia de Canarias tras la denuncia presentada por el Grupo Popular ante las maniobras del gobierno insular para obstruir la labor de control”.

Pérez explicó que ese expediente revela que el 18 de marzo de 2019, a dos meses de las elecciones, la Consejería de Medio Ambiente, dirigida en esa fecha por Miguel Ángel Rodríguez, otorgó “en tiempo récord, de un jueves a un lunes”, una subvención directa de 150.000 euros a Fadua, pues fue solicitada “solo cuatro días antes” por la secretaria de esa federación, Aurora Saavedra, por entonces número ocho de la lista de NC al Ayuntamiento de Telde y miembro de la cúpula local del partido. Actualmente es concejala de Protección Animal y Sanidad.

Facturas veterinarias

Con los 150.000 euros de esa subvención a dedo, “la federación liderada por la dirigente de NC abonó en los nueve meses que duró el proyecto, de abril a diciembre de 2019, un total de 506 facturas a una veintena de clínicas veterinarias de la Isla, elegidas sin ningún criterio objetivo aparente”, sostuvo el portavoz del PP.

“Entre los gastos aportados por Fauda -añadió- figuran 22 facturas por un importe total de 6.106,41 euros a nombre de Agustín Pérez Mateo, propietario del centro veterinario Criacanarias y a su vez concejal de Sanidad y Bienestar Animal en el Ayuntamiento de Gáldar, gobernado con mayoría absoluta por NC y cuyo alcalde, Teodoro Sosa, ostenta además el cargo de consejero de Presidencia y mano derecha de Antonio Morales en el Cabildo”.

Las dos primeras facturas presentadas por Agustín Pérez Mateo, por importe de 1.513,06 euros, tienen fecha de 24 de mayo de 2019, dos días antes de las elecciones a las que él mismo concurría en el número 10 de la lista de NC al Ayuntamiento. Siendo ya concejal, presentó otras 20 facturas por 4.593,35 euros, la última de ellas el 12 de noviembre de 2019.

En la relación de gastos entregada por Fauda aparecen también otras 88 facturas a nombre de Agüimes Veterinarios SLP, titular de la clínica en el Cruce de Arinaga, al frente de la cual se encuentra Yeray Macías, hijo de Francisco Macías, fundador e histórico dirigente de Roque Aguayro.

El PP pidió ayuda al Comisionado de Transparencia para poder tener acceso al expediente

decoration

Según esa documentación, ”el mayor pellizco” de la subvención, 34.007,48 euros, acabó en una clínica veterinaria de Agaete, aunque en ese municipio solo se trataron 66 de los 1.638 animales que abarcó el proyecto, un 4%. “Se da la circunstancia- recalcó el portavoz del PP- de que el responsable del centro, Mariano Jerez, guarda una relación manifiesta de amistad con Aurora Saavedra y a su vez lidera una de las asociaciones integradas en Fauda, Huellas por Agaete, registrada el 11 de noviembre de 2018, apenas cuatro meses antes de que el Cabildo concediera los 150.000 euros a la edil de NC en Telde”.

Pérez subrayó que la cantidad abonada por Fauda a la clínica de Agaete contrasta con el dinero pagado a otro centro veterinario de La Aldea, que facturó 9.162,84 euros, casi cuatro veces menos, pese a que atendió a 105 animales. “Y sorprenden también las 13 facturas por un importe total de 6.492,42 euros abonadas a la clínica veterinaria Principal, en la Vega de San Mateo, cuando en la memoria final del proyecto sólo constan cinco animales tratados en este municipio”, detalló.

A juicio de los populares, esa federación de protectoras de animales, funciona como una “sucursal” de NC, pues se constituyó el 31 de enero de 2018 en la misma dirección del barrio de La Garita, en Telde, en la que Aurora Saavedra tiene registrada la asociación sin ánimo de lucro que también lidera, Aurican, y un negocio con el mismo nombre dedicado a la venta de productos y servicios para mascotas, como aparece en su propia página web.

Clientelismo

Dos meses después de recibir los 150.000 euros, el 18 de mayo de 2019, ya como candidata en Telde, participó en un acto de campaña junto a dirigentes de NC y al consejero de Medio Ambiente que le concedió la ayuda, Miguel Ángel Rodríguez, “tránsfuga” de Podemos y que aspiraba a repetir como consejero con Morales.

“Estamos ante un caso más del clientelismo político obsceno que practica Antonio Morales, y de cómo se utilizan el dinero y los recursos públicos desde la Presidencia del Cabildo con fines partidistas para sumar apoyos, captar votos y aferrarse al poder de forma grosera y fraudulenta”, manifestó Pérez, quien apuntó que “este es el modus operandi habitual de NC en su empeño por apesebrar a la sociedad extendiendo una enorme red clientelar por toda la Isla, y por eso no es casualidad que Antonio Morales vaya a destinar cerca del 70% del Presupuesto 2021 del Cabildo, más de 500 millones de euros, a subvenciones y prebendas, y apenas 69 millones a inversiones reales que generen actividad económica”.

El dirigente del PP opinó que “este escándalo es todavía más grave porque Morales pretende camuflar su política clientelar y partidista bajo una falsa apariencia solidaria, manchando la imagen y el trabajo de muchas protectoras, asociaciones y voluntarios que se vuelcan de forma admirable en la lucha contra el abandono y la defensa del bienestar animal”.

Las facturas de Fauda muestran incongruencias en el pago a los veterinarios

decoration

Pérez aclaró que la denuncia pública de ayer tiene como primer objetivo que intervengan los funcionarios del Cabildo ante este tipo de hechos y se obligue a esas personas y entidades a restituir el dinero cobrado, supuestamente, de forma fraudulenta. En caso contrario, también se podría acudir a la vía judicial.

Interventores

En una clara invitación a una investigación a fondo por parte de los interventores de la corporación insular, señaló que “a día de hoy, transcurridos 14 meses desde la finalización del proyecto, la Consejería de Medio Ambiente aún no ha dado por buena la justificación de los 150.000 euros concedidos a dedo el 18 de marzo de 2019”.

Aún así, recordó, la federación Fauda recibió 50.000 euros más en el año 2020, la misma cantidad prevista por el gobierno tripartito el el Presupuesto del Cabildo para este año 2021. Por tanto, la cifra del uso clientelar ya asciende a 200.000 euros y podía seguir creciendo en próximos ejercicios. El portavoz popular también lamentó “el daño” que este tipo de acciones hacen al Pacto por el Bienestar Animal de Gran Canaria, firmado en enero de 2019 entre el Cabildo y los 21 ayuntamientos ante la desbordamiento del albergue insular de Bañaderos. Dos años después, resaltó, no se ha cumplido ninguno de los puntos del decálogo comprometido con los alcaldes.

“En vez de colaborar con los ayuntamientos para revertir las elevadas tasas de abandono o fomentar las adopciones, el Cabildo prefiere dar el dinero público a colectivos afines que le puedan servir para alcanzar sus aspiraciones políticas”, reiteró.

El propio Pacto por el Bienestar Animal establece que será “el Cabildo, con la colaboración de los ayuntamientos, Fauda, el Colegio de Veterinarios y las clínicas veterinarias locales, el encargado de realizar campañas anuales de vacunación, colocación de chips y esterilización de bajo coste o gratuita para los propietarios que su ayuntamiento acredite que tiene bajos recursos”. Sin embargo, concluyó, esa gestión “se deja al libre albedrío de una dirigente local de NC que además regenta en el mismo domicilio un negocio privado de animales”.

Preguntado por esas acusaciones del PP, el presidente Antonio Morales eludió contestar al no conocer los datos de la denuncia, pero señaló que “está clarísimo que eso no es así” y que el Cabildo ha dejado de subvencionar a la asociación de esa concejala de Telde.

Compartir el artículo

stats