Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Absuelto de abusar de su sobrina porque ella “confundió” los hechos

La denunciante declaró en el juicio que se arrepentía de la denuncia porque se había equivocado v La fiscal pedía seis años de cárcel

El tribunal que absolvió al investigado el día del juicio en su contra. | | LP/DLP

El tribunal que absolvió al investigado el día del juicio en su contra. | | LP/DLP

Un hombre ha sido absuelto de un delito continuado de abusos sexuales a su sobrina después de que ella afirmase en el juicio que había “confundido” los hechos y que el acusado es como un padre para ella por lo que extrañaba estar con él. El tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial consideró no probado que el investigado, de 53 años y que carece de antecedentes penales, le realizara tocamientos de índole sexual a la sobrina de su esposa con la que convivió en el Sur cuando ella tenía nueve años y hasta los 14, después de que los padres de la menor no pudiesen cuidarla debido a que estaban enfermos.

El fallo del magistrado Miguel Ángel Parramón desgrana que “no queda probado” que entre el 2012 y 2017 el acusado le “realizara tocamientos sexuales por encima de la ropa a la menor en el pecho, en el culo y en sus genitales”. Tampoco que este se masturbase delante de la denunciante.

“No hay prueba de cargo suficiente contra el procesado para desvirtuar la presunción de inocencia”, reseña el fallo. Además, apunta que el Ministerio Fiscal basa su imputación en una única prueba de cargo “con aptitud probatoria” que es el testimonio de la perjudicada en la fase de instrucción, que fue contradicho con su manifestación en el plenario en la que desmintió “cualquier clase de tocamientos o conductas sexuales por parte del investigado”.

El investigado negó los hechos en sala de juicio ya que aseguró que la denunciante era “una hija más” para él y que no entendía la razón por la que la menor manifestó eso ya que “nunca” la había tocado.

La madre de la menor declaró que su cuñado es como un padre para su hija

decoration

La Sala también relata que la madre de la afectada declaró que su hija “no le había contado nada hasta que un día se lo dijo a un profesor en el colegio -poco antes de la denuncia-;y que nunca vio comportamientos extraños por parte del acusado, sino al contrario, es como si fuera el padre de su hija, que la cosa no era para tanto, restando importancia a lo ocurrido”. Una prima de la denunciante testigo del caso explicó que ella también había malinterpretado los tocamientos de su tío.

La menor modificó sustancialmente su relato en el juicio y negó los tocamientos sexuales descritos por ella. Manifestó “que nunca fueron en las zonas íntimas” y que el acusado “no le hizo nada raro con connotaciones sexuales, sino que fueron simples contactos normales y ordinarios, en partes del cuerpo no inequívocamente erógenas y, en todo caso, siempre propios de la relación de especial confianza que mantenían como tío y sobrina. Alegando que ella confundió las cosas, probablemente por su precario estado emocional por la muerte de su padre y la enfermedad de su madre, empezando a sentirse incomoda con su tío y haciendo una interpretación que ahora considera completamente equivocada de las intenciones del acusado”. Asimismo, entiende que han sido “simples imaginaciones suyas” la supuesta masturbación del investigado a raíz de la respiración especialmente agitada e intensa del acusado. “Todo ello, en el contexto de fragilidad emocional antes referido”.

El juez indica que no hay pruebas para desvirtuar la presunción de inocencia

decoration

El juez destaca que hay que reconocer que el cambio en el testimonio de la menor que denunció cuando tenía 14 años y mantuvo su relato hasta el día del juicio plantea “suspicacia y recelo”. Sin embargo, pone de manifiesto que la denunciante declara que los tocamientos fueron siempre por encima de la ropa y lejos de las zonas genitales que pudieron “no revestir connotación sexual”.

Pese a que la menor negó los hechos la fiscal mantuvo una petición de condena de seis años de cárcel mientras que el letrado de la defensa, Jesús Artíles López, insistió en la libre absolución y destacó que el núcleo familiar no se ha destrozado, que fueron sensaciones que la afectada tuvo pero que no está traumatizada, por el contrario, quiere retomar el contacto con su tío, al que considera un padre.

Compartir el artículo

stats