Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santana Cazorla pierde contratos con Gáldar y el Cabildo por su insolvencia

El Ayuntamiento resuelve el acuerdo de recogida de residuos tras la entrada de la empresa en concurso - También afecta a la limpieza de las estaciones de guaguas

Contenedores de basura en Gáldar

Contenedores de basura en Gáldar

La entrada de la empresa Hermanos Santana Cazorla en concurso de acreedores ha empezado a afectar a servicios públicos en la Isla, como la recogida de basuras en Gáldar o la limpieza de las estaciones de guaguas dependientes del Cabildo, lo que ha obligado a esas instituciones a rescindir los contratos o a buscar soluciones a los trabajadores que realizan esas actividades. Por un lado, el Ayuntamiento norteño ha iniciado la resolución del contrato de la recogida de residuos, que se extendía hasta el 2023, y por otro la Autoridad Única del Transporte (AUTGC) ya ha propuesto la adjudicación del servicio de limpieza a la empresa Capross 2004.

El Consistorio galdense aprobó la decisión este jueves por unanimidad en un Pleno extraordinario y se ampara en la Ley de contratos de administraciones públicas, que permite resolver un acuerdo por la entrada de una empresa en concurso de acreedores. El Ayuntamiento subrayó además que en el último año han apreciado y denunciado deficiencias en el servicio hasta el punto de que la empresa le compensó en enero con 150.000 euros.

De esta manera, el Ayuntamiento ya comenzó ayer los informes para acometer la resolución del contrato y esperan que los administradores concursales -el derecho de firma ya no lo tiene la empresa- no se opongan para no tener que acudir al consejo consultivo, lo que retrasaría el procedimiento. Hermanos Santana Cazorla acordó con el Ayuntamiento de Gáldar este servicio en el año 2008 por un coste de 5,4 millones de euros y una duración de 15 años, hasta el 2023.

Aval bancario

Ante la posibilidad de que la empresa deje de realizar el servicio antes de que acabe el procedimiento de resolución del contrato, el Pleno ha facultado al alcalde a que adopte las medidas necesarias con urgencia para mantener el servicio. “Si en un momento determinado la empresa deja de recoger la basura ya estamos buscando alternativas porque no es fácil, hay pocas empresas especializadas en este sector”, explicó el alcalde, Teodoro Sosa, que subrayó que “hemos tomado la decisión a tiempo y es la correcta”. 

Por ello el grupo de gobierno ya ha comenzado también el procedimiento administrativo para la adjudicación del nuevo contrato, que sin embargo quedará pendiente de la resolución del actual.

Sosa subrayó la existencia de un aval bancario de un millón y medio de euros que permitirá al Ayuntamiento el cobro de cualquier irregularidad por parte de Hermanos Santana Cazorla. Y recordó que cuando le impusieron en enero la sanción de 150.000 euros por deficiencias en el servicio, la empresa pidió que no tocaran el aval “porque era una mancha en su credibilidad y automáticamente nos ingresaron el dinero, tenemos la sartén por el mango”, añadió.

Y es que el alcalde se mostró visiblemente cabreado por la situación que han vivido en el último año debido a las carencias en el servicio: “No podemos permitirlo. Pagamos 30.000 euros al mes por este servicio y tenemos que exigir que funcione con calidad. Solo pedimos que no dejen la basura por la calle porque los camiones estén deteriorados”, aseguró. Por todo ello, el alcalde desea que la empresa no se oponga, “que se vayan, que a través del aval nos abonen las deficiencias económicas que se dicten en ese informe técnico que se va a realizar y que este Ayuntamiento gestione la basura de la mejor manera posible, ya sea de forma directa o indirecta”.

Asimismo, Hermanos Santana Cazorla realiza el servicio de recogida de residuos en Santa María de Guía, pero el contrato expiraba el 1 de abril y ahora continúa con una prórroga forzosa de seis meses, mientras el Ayuntamiento norteño prepara el expediente de licitación, por lo que no se ha visto afectado por la concursal. En Telde también Santana Cazorla realiza el mismo servicio pero como parte de una UTE con Valoriza.

Autoridad del Transporte

Hermanos Santana Cazorla es también la concesionaria de la limpieza de las estaciones de guaguas que dependen de la Autoridad Única del Transporte (AUTGC) y los trabajadores que realizan ese servicio han denunciado que llevan más de un mes sin cobrar y desconocen quién y cuándo les va a pagar los retrasos en sus nóminas. 

Aunque ha coincidido en el tiempo con el concurso de acreedores, ese organismo del Cabildo ya había iniciado hace meses el procedimiento para realizar una nueva licitación del servicio de las estaciones y, de hecho, la Mesa de Contratación de la AUTGC ya ha propuesto la adjudicación a la empresa Capross 2004, cuya oferta superó a las de las otras tres aspirantes al contrato, Sacyr Facilities, Acciona Facility Services y Ascan Servicios Urbanos. 

El importe del contrato es de 4,17 millones de euros y previsiblemente será aprobado la próxima semana por la Junta de la AUTGC. La empresa Capross se subrogará la actual plantilla de Santana Cazorla y las nóminas atrasadas serán abonadas por el administrador concursal. La normativa establece que el dinero en la tesorería de la empresa debe destinarse en primer lugar a pagar a los trabajadores. En este caso, se trata de 58 familias las que esperan una resolución rápida.    

“A día de hoy nadie nos ha llamado para darnos información de qué va a pasar con este gran problema, necesitamos urgentemente el cambio de empresa, pero Santana Cazorla no dice nada y por la parte del Cabildo están en espera de adjudicación, pero nosotros no tenemos tiempo para decirle a los bancos y a las familia que no hemos cobrado nada”, manifiesta el personal laboral a través del Sindicato de Trabajadores Unidos (STU).

El Ministerio da el visto bueno a liquidar el plan de ajuste

El otro orden del día en el Pleno extraordinario celebrado ayer por el Ayuntamiento de Gáldar, además de resolver el contrato de recogida de residuos con Hermanos Santana Cazorla, era la liquidación del plan de ajuste. Si en la sesión de marzo se aprobó la refinanciación del capital de la operación del plan de pago a proveedores, ayer la concejala de Hacienda, Valeria Guerra, anunció el visto bueno del Ministerio de Hacienda -la respuesta se produjo el pasado lunes- a un acuerdo que supone un enorme alivio a las cuentas municipales, debilitadas en la última década. Y es que el Consistorio logró traspasar el crédito del Instituto Oficial de Crédito (ICO) a una entidad financiera, ahorrándole de esta manera 570.000 euros en intereses a las arcas municipales. “Nos quitamos esa losa once años antes. La historia dirá que este grupo de gobierno sacó al Ayuntamiento de ese plan de ajuste”, celebró Teodoro Sosa. En el año 2012 el Ayuntamiento aprobó dicho plan de ajuste, que supuso la solicitud de un crédito ICO que ascendió a 10 millones de euros debido a su deuda comercial. Dicho crédito comenzó con un tipo de interés del 5,9% y posteriormente se redujo al 1,3%. Ahora, la nueva operación con una entidad financiera disminuye el interés en un punto, hasta el 0,31% a tipo fijo. De ese capital el Consistorio galdense ya había amortizado más del 20% y quedaban once años por delante para pagar el resto. Sin embargo, el acuerdo con la entidad financiera reduce el coste en medio millón de euros. | J. M.

Compartir el artículo

stats