Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Honores y distinciones 2021 | Roque Nublo en el ámbito económico

Ricardo Díaz: “Queremos vender en Europa plátanos ecológicos de alta calidad”

“El Roque Nublo es el pistoletazo de salida para celebrar en un año el centenario de Agrícola del Norte”, afirma el presidente de la cooperativa Agrícola del Norte

Ricardo Díaz, ayer, en la empaquetadora de la cooperativa Agrícola del Norte en Bañaderos, Arucas. | | ANDRÉS CRUZ

La cooperativa Agrícola del Norte cumplirá el próximo año su primer centenario, coincidiendo con una etapa de diversificación para dar entrada a nuevos cultivos que se complementen con el plátano. El presidente, Ricardo Díaz, asegura que la concesión del premio Roque Nublo en el ámbito económico por parte del Cabildo de Gran Canaria es el pistoletazo de salida para la conmemoración de la efeméride y para los nuevos retos que persiguen.

El premio Roque Nublo llega un año antes del centenario. ¿Cuáles son los números de la cooperativa Agrícola del Norte?

El 30 de marzo de 1922 se fundó la cooperativa. Cumplimos 100 años el año que viene. Y el Cabildo nos distingue con este premio Roque Nublo económico 2021. Para nosotros es el pistoletazo de salida para los actos de celebración que pensamos organizar. Ahora misma tenemos unos 250 agricultores. Está dirigido por un consejo rector, que representa a agricultores de todos los tamaños con fincas en 11 municipios de la Isla. Esta es una cooperativa de los socios, y de verdad. Por eso hay que felicitarles. Y el grado de implicación de nuestros trabajadores es encomiable. Lo viven como su casa. Somos entre 80 y 100 trabajadores. Y contamos con un puesto potente en Mercalaspalmas de venta directa. Y suministramos a las grandes superficies.

¿Qué producción tienen?

Entre 14 y 15 millones de kilos. Este año esperamos unos 11 millones de kilos de plátanos bajo la marca Lairaga, que es el topónimo de Bañaderos. Y entre tres y cuatro de millones de frutas y hortalizas, bajo la marca Huerta Lairaga, con aguacates, mangos, lechugas, puerros y otros cultivos.

¿Qué parte se exporta?

El 70% de la fruta se exporta a la Península, y estamos haciendo algunos intentos al extranjero. Pero no es fácil, porque están acostumbrados al banano y nuestros costes son mayores. Por eso lo estamos haciendo con fruta ecológica y de calidad máxima. La demanda del ecológico camina despacio en Canarias y la Península. Pero, si vamos a países como Alemania, tiene mucha importancia.

¿En qué consiste el proyecto para recuperar 100 hectáreas de cultivos en desuso que presentaron al vicepresidente canario Román Rodríguez hace unas semanas?

Es un proyecto para impulsar cultivos tropicales. Le decíamos que esta Isla tiene muchas tierras improductivas, mucho paro y tenemos agua. Y como cooperativa con 100 años, que no somos unos advenedizos, tenemos una experiencia en cultivos, cuatro ingenieros para atender esas fincas y un aula de formación homologada por el Servicio Canario de Empleo. La idea es recuperar 100 hectáreas de cultivos con mangos, papayos, aguacates y otros frutos tropicales, de calidad y en cantidad planificada para establecernos en el mercado peninsular y extranjero. Hay receptores en ambos sitios que conocen nuestros plátanos y que nos preguntan por qué no tenemos el mango de Canarias o el papayo de Canarias.

“Se ha hecho un gran trabajo en publicidad, pero el consumidor lo tiene a veces difícil si compara los precios”

decoration

¿De dónde salen esas fincas?

Algunas que ya no están funcionando o que se incorporen. Por ejemplo, en municipios como La Aldea. Ahora empezamos a buscar cómo llevarlo a lo concreto. Vamos al Gobierno de Canarias porque para los jóvenes supone cuatro o cinco años en los que los árboles no producen. Aunque se pueden plantar otras de temporada, como las calabazas, se necesitan líneas de ayudas hasta que entran en producción. No podemos vivir solo del turismo. Hay que plantearnos cultivos profesionales, y buscar el autoabastecimiento y vender fuera.

¿Cómo están los precios y el sector en estos momentos?

Hay mucha producción de plátanos. Estaremos en torno a 430 millones, además de los 20 certificados por Agroseguros. Estamos hablando de 450 millones de kilos, cuando la penetración de la banana está ya en el 50% o más. Y cuesta defenderlo, porque nosotros tenemos que venderlo más caro. Nuestros agricultores tienen unos sueldos dignos y el agua tiene un precio. Y me gustaría destacar las exigencias fitosanitarias que se le imponen el plátano de Canarias, que no son las mismas de Centroamérica y Sudamérica.

¿Los nuevos cultivos serán una transformación del sector platanero o un complemento?

Un complemento. El plátano de Canarias va a seguir existiendo. Tiene una potencia importante, y está presente en Gran Canaria, Tenerife y La Palma. Da trabajo a más de 15.000 personas y es parte de la cultura. Lo que estamos impulsando es para sumar. El trabajo con el plátano de Canarias lo ha hecho muy bien Asprocan con la publicidad, y el consumidor tiene clara la diferencia. Aunque a veces se lo podemos difícil cuando encuentra una banana a 80 céntimos y el nuestro a 2,20 euros.

“Estamos intentando recuperar con fruta tropical y de una forma profesional fincas en desuso”

decoration

A lo largo de la historia siempre hemos tenido problemas en Canarias con los monocultivos. ¿Puede repetirse un colapso como en el pasado con el plátano?

Agrícola del Norte ha sido 80 años una cooperativa platanera. Nuestra gerente Alicia González impulsó hace 20 años como economista y emprendedora convertirnos en productores de frutas y hortalizas. En eso estamos. También hemos trabajado en rebajar los costes energético. Para ello llegamos a un acuerdo con Endesa y hemos instalado 325 paneles fotovoltaicos en la cubierta de la empaquetadora aquí en Bañaderos, que producen el 80% del consumo propio. En eso puso mucho empeño Rafael Morales, fallecido recientemente.

¿Es posible la industrialización del plátano?

Se han hecho muchos intentos. Pero para hacer mermeladas o papas fritas la cantidad es mínima. Es una ayuda en presencia y penetración, pero no en volumen.

¿Cuál ha sido el consumo en la pandemia?

Hemos vivido un tiempo complicado. Las fincas, la recogida y el empaquetado no han cerrado ni un día. El consumo no se ha notado y ha seguido vendiéndose gracias a su esfuerzo.

Compartir el artículo

stats