Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa María de Guía

En ruta desde la palma de la mano

El joven guiense Carlos Guillén lanza una aplicación para recorrer los centros urbanos de la isla v Ofrece itinerarios, puntos de interés y la historia de los lugares

En ruta desde la palma de la mano

En ruta desde la palma de la mano

El joven guiense Carlos Guillén Delgado tiró de su amplio currículum académico, como grado en Historia, máster en Gestión de Patrimonio Histórico y Natural y postgrado en Márketing Digital para confluir, con un método tan exhaustivo como el resultado, en una suerte de aplicación para móvil y tableta que ofrece, como ninguna otra hasta la fecha, rutas guiadas por los centros históricos de la isla de Gran Canaria, en las que se detalla no solo los itinerarios y los distintos puntos de interés, sino un sabroso compendio de detalles artísticos y culturales que se salen de los tópicos. 

“Con Round Route puedes llegar a Arucas, situarte a las puertas del Ayuntamiento y conocer el por qué en la fachada se observan los restos de un cañonazo”. Carlos Guillén Delgado, natural de Santa María de Guía, y de 29 años de edad es una cabeza bullendo.

Graduado en Historia por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria es master en Gestión de Patrimonio Histórico y Natural, y postgrado en Márketing Digital con una beca de prácticas en la agencia grancanaria 22 Grados, donde termina de especializarse en la materia.

Estaba aún en la firma publicitaria cuando se va de concierto a Barcelona, hace ahora de aquello unos tres años. “Yo anteriormente ya tenía una idea de crear una empresa física basada en la organización de rutas culturales. Pero en Barcelona me subo a un Cabify, con su conductor y el mapa en el que se señala dónde te recogen y adónde te llevan. Me pregunté, si esto es capaz de hacerse con un vehículo, ¿cómo no hacerlo con una ruta histórica? Y ya no se me fue de la cabeza la idea de emprender acercando el patrimonio cultural al público, tanto a isleños como a extranjeros”.

Los primeros pasos para trasmutar la ocurrencia a algo tangible los da hace poco más de un año, en enero de 2020. Con decisión y mucha más planificación.

“Dejo mi trabajo y primero me dedico a corroborar que la idea tenía sentido. Primero identifico el público objetivo, que sitúo entre los 25 a 55 años, que son los que tienen una combinación entre los mayores intereses culturales y la realización de excursiones o viajes por esas mismas motivaciones culturales y de ocio”.Así que se pone a buscar a los perfiles que cumplen esos requisitos y los entrevista, “tanto a canarios como a no residentes de la isla”.

Round Route arrancó este lunes con diez rutas en el norte, la capital y la ciudad de Telde

decoration

La investigación no soló no acaba aquí. Sino que casi empieza. “Lo siguiente tras las entrevistas es corroborar que las hipótesis que yo ofrecía eran las adecuadas, y una vez obtenidos los resultados y modificado los principios de base comienzo el desarrollo de un primer test con quince personas. Cuando recoge su feedback, voy puliendo el proyecto un poco más y hago la primera campaña de publicidad entre los meses de agosto y octubre pasado. Esto se llama método Lean-StartUp”.

Con esa campaña lo que busca el ‘investigador’ Guillén Delgado es la de certificar que existe un verdadero interés por la idea. Y lo tiene. “Consigo bastantes usuarios, que inician unas 90 rutas, y 40 de ellos las finalizan. A partir de ahí paré todo y ya empecé a desarrollar lo que se denomina como una Progressive Web App”.

Una solución que no es exactamente una app, aunque mantiene la apariencia, pero que al contrario de ésta no requiere ser descargada, sino que se puede abrir desde el propio navegador y añadirla al escritorio. De forma que puede funcionar en cualquier plataforma, -móvil, tableta u ordenador-, que use un navegador normal.

En ruta desde la palma de la mano

Una vez abierta se expande la virtud del invento, que según la define Carlos Guillén, “es la libertad de conocer tu ciudad a tu propio ritmo. Así, le ofrecemos al usuario el itinerario general y el cómo llegar a los distintos puntos de interés, y una vez en ellos, la información necesaria, ya sea en audio o en texto de cada uno de esos puntos, a los que añadimos una interactividad con preguntas relacionadas”. Es decir, toda una novelería, pero documentada por su otra faceta, la de historiador.

Ahí aparecen los amores de Tomás Morales en Agaete, cuando cruzó su mirada con la jovencísima Leonor devolviendo la inspiración al poeta del por vida. El crimen de Los Valido Calixto en Telde o el truculento relato del varias veces centenario drago de las casas consistoriales de la ciudad de Gáldar y su relación con Calixta, conocida como la bruja regañona.

En vista de las dimensiones que va adquiriendo poco a poco el proyecto, que él subraya están en sus inicios, “y por tanto sujeto a muchas correcciones y mejoras”, ya se ha hecho hace apenas un mes con los servicios de un experto en la materia más tecnológica, Alexander López Gil, especialista en desarrollo de aplicaciones.

Así es como este lunes pasado lanza su producto al mundo virtual, con una primera tanda de contenidos que incluye los centros históricos de Agaete, Gáldar, Santa María de Guía, Arucas y otras dos rutas por el interior de Las Palmas de Gran Canaria, una en Vegueta y en Triana, y otras dos por la ciudad e Telde, en los barrios de San Juan y San Francisco.

Dos rutas gratuitas

De momento, Carlos y Alexander ofrecen dos rutas gratuitas, que son las de Vegueta, la primera de ellas titulada Ciudad Atlántica, en la que se detalla la fundación de la ciudad y el cómo crece en sus primeros años de vida, y otra que, con el epígrafe Bajo las calles de adoquines, “revelamos su parte más oculta, en Santa Ana, San Antonio Abad, Santo Domingo, el Museo Canario, o sobre la Inquisición, pisando su antigua calle que es la actual Doctor Chill.

El resto de los recorridos tienen un precio de 4,99 euros, pero aún “en proceso de validación, como un proyecto que está empezando y en el que queda por ver cómo funciona el público, qué precios prefieren y el cómo consumir”.

Guillén asegura que no existe una idea exactamente igual a la que está desarrollando, aunque sí aplicaciones similares pero sujetas a redes sociales, como las de Civitatis, o Mi Nube, “pero que son intermediarias entre turistas y empresas culturales”. La mayor diferencia es que con Round Route “no dependes del tiempo de un guía o de un grupo, y con la instantaneidad del servicio lo puedes hacer cuando quieras, con la independencia de elegir el tiempo que dedicas a recorrer un itinerario propuesto, o incluso decidir si te paras un momento a tomar algo, o dejar el resto para otro día”.

La propuesta incluye audios y textos que ofrecen una visión alejada de los tópicos

decoration

Y todo ello, según asevera, alejándose de los clichés y los tópicos, con unos textos y audios distendidos, pero completos de información. Así, en Gáldar, por poner un ejemplo, “no paramos solo en Cueva Pintada o su iglesia, que también, sino que además ofrecemos una visión de su artista Antonio Padrón, el momento artístico de la ciudad en su época, o hablamos del Casino, también en sus aspectos históricos y artísticos más relevantes”.

En la imagen superior, el historiador Carlos Guillén Delgado con su compañero Alexander López Gil, encargado de la parte más técnica del proyecto Round Route a la sombra del centenario drago de las casas consistoriales de la localidad de Gáldar. Debajo, uno de los itinerarios proyectados en un móvil y que se recorren con audio y texto para ilustrar sobre los mejores rincones del centro histórico de la ciudad norteña. |

Compartir el artículo

stats