La UTE conformada por Santana Cazorla y Valoriza ha dejado de efectuar el servicio de recogida de basura durante los fines de semana para aplicar un laudo de la autoridad laboral en relación al descanso semanal de los trabajadores dos días consecutivos. Esta decisión parte del incumplimiento del contrato con el Ayuntamiento de Telde, en el que se estipulaba que en un plazo de seis meses desde el inicio de sus trabajos en el municipio, debían contratar personal hasta cumplir el número de vacantes exigidas en el contrato de concesión.

Asimismo, también debían hacerse cargo de la compra de nuevo material y maquinaria para poder realizar el servicio con calidad. Algunos partidos políticos como el Partido Socialista, Unidas Podemos o Roque de Gando han manifestado su inconformidad ante las decisiones de la empresa y exigen al Gobierno local que obligue a la entidad a cumplir con el contrato.