Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La empresa que gestione el Paco Artiles deberá reformarlo

Telde incluirá esta condición cuando inicie la licitación v De forma paralela asumirá el mantenimiento para poder abrir el polideportivo

Fachada del polideportivo Paco Artiles, en el barrio de San Juan. | | LP/DLP

Fachada del polideportivo Paco Artiles, en el barrio de San Juan. | | LP/DLP

La próxima empresa que tome la gestión del polideportivo Paco Artiles, en el barrio de San Juan, deberá ejecutar la remodelación de sus instalaciones. El concejal de Deportes, Diego Ojeda, adelanta que el Ayuntamiento de Telde incluirá este requisito en el pliego de condiciones del próximo concurso que se efectúe para la explotación y mantenimiento del pabellón deportivo.

Pero en este momento el Consistorio debe centrarse en reabrir cuanto antes el complejo, que cerró repentinamente el pasado lunes al romperse el acuerdo de continuidad con Lude, la anterior concesionaria. A través de un procedimiento de remunicipalización, administrará con medios propios el complejo de forma temporal y asumirá la plantilla como personal deportivo. “Mientras llevamos a cabo esta tarea, estaremos también tramitando la licitación de forma paralela por medio de Contratación”, explica el edil.

Por el momento, la administración ya ha encargado a una empresa externa que analice cuales son las mejoras que deberían efectuarse en las infraestructuras, con la finalidad de mejorar el servicio para los usuarios. El pabellón ha evolucionado mucho desde los años 50, cuando se creó el primer indicio de lo que sería más tarde un centro deportivo. “Es un inmueble muy antiguo que evidentemente necesita ser rehabilitado, pero lo que nosotros queremos es que cuente con alguna singularidad que lo convierta en único en la Isla, un cambio significativo que lo haga más atractivo”, adelanta emocionado el concejal.

“Queremos que cuente con alguna singularidad que lo haga un referente”, expresa el concejal

decoration

“La entidad que hemos contratado nos aconsejará sobre los diferentes proyectos que podemos llevar a cabo para alcanzar el distintivo que queremos para el pabellón, que lo convertiría en un referente deportivo y atraer a más deportistas a las instalaciones”, asegura emocionado. Y la empresa que opte al concurso en principio deberá acarrear con este proyecto, aunque el responsable añade que todavía está en estudio. “Habrá que ver si es necesario que el Ayuntamiento aporte una parte o no”, sostiene. “Queremos que la ciudad de Telde cuente con instalaciones deportivas nuevas y mejores que no tengan otros pabellones en Gran Canaria”, reitera el concejal. Pero por el momento es consciente de que deben centrarse en recuperar el servicio.

El pasado miércoles ya se aprobó mediante Junta de Gobierno el requerimiento de los informes técnicos y jurídicos para iniciar el procedimiento de municipalización, que deberá ser aprobado mediante una sesión plenaria. El concejal asevera que a pesar de que la antigua adjudicataria registró un desfase económico de 800.000 euros, que tendrán que pagar una vez se aprueben definitivamente los presupuestos del 2021, el desequilibrio no impedirá que otras empresas se sientan atraídas por presentarse al concurso. Y lo sabe porque ya el año pasado puso en marcha los procedimientos para licitar el complejo.

Hay interés privado por explotar el centro a pesar de las pérdidas monetarias de 2020

decoration

“Han dicho que no habíamos hecho nada desde que la antigua concesionaria avisó de que no quería continuar con el servicio y no es verdad; en enero de 2020 iniciamos los trámites para licitar, pero se tuvieron que cancelar porque entró en juego la pandemia”, expresa. En ese momento asegura que dos entidades privadas mostraron su interés en participar, pero asesores externos hicieron ver al Gobierno local que no era sensato realizar un concurso en las condiciones de la pandemia.

Asimismo, en esta línea, Ojeda aprovecha para defender que el Ayuntamiento de Telde no tiene culpa en cuanto el cierre del complejo. “Podemos demostrar que durante el 2020 iniciamos trámites para licitar, pero cuando tuvimos que paralizarlo estuvimos en constante contacto con la empresa para negociar una prórroga porque lo veíamos necesario”, añade. El concejal añade que la empresa se echó para atrás en todos los acuerdos que concretaban y relata que la pasada semana habían conseguido negociar las últimas condiciones: primero, que el Consistorio reconociese las pérdidas económicas sufridas en el confinamiento y las abonase; segundo, que se hiciese cargo de todos los costes durante la continuidad del servicio y tercero, que pagase el beneficio industrial.

“Estuvimos de acuerdo en todos los puntos y esperábamos un documento escrito y firmado por la entidad para cerrarlo definitivamente; llegó el viernes a última hora con una nueva cláusula, que subrogásemos al personal y eso es ilegal”, explica Ojeda incrédulo.

Compartir el artículo

stats