Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agüimes trae el directo de la tele

Las antenas de La Goleta que conectaban con el satélite se inauguraron hace 50 años | Los canarios podían ver una retransmisión al mismo tiempo que los peninsulares

Dos de las tres antenas parabólicas, a la izquierda la principal, instaladas en Piletas, en La Goleta, ayer domingo . | | M. Á. M.

Dos de las tres antenas parabólicas, a la izquierda la principal, instaladas en Piletas, en La Goleta, ayer domingo . | | M. Á. M.

Medio siglo ha pasado desde que entró en funcionamiento la estación terrena de comunicaciones por satélites de Agüimes, y que supuso grandes mejoras en las comunicaciones telefónicas y de televisión. Una de ellas, que los canarios pudiesen ver en directo una retransmisión igual que cualquier otro en la Península. La iniciativa por crear en 1971 esta estación fue una apuesta importante de España que se hallaba desde 1964 en la carrera internacional por las comunicaciones, ya que Gran Canaria, como el Archipiélago, está en un lugar privilegiado. Lo sucedido en Agüimes ha marcado un antes y un después.

La estación terrena de comunicaciones por satélites de Agüimes, construidas durante más de un año en Piletas, en La Goleta, fueron inauguradas y entraron en funcionamiento el 25 de abril de 1971. Es decir, hace medio siglo. Estas tres antenas marcaron un hito, un antes y un después en televisión y en las comunicaciones telefónicas, no sólo en Gran Canaria, sino en todo el Archipiélago canario respecto a la Península.

Estas instalaciones, propiedad de la Compañía Telefónica Nacional de España, permitieron, mediante los satélites artificiales, junto a una red de antenas y repetidores distribuidos en cada Isla, que los canarios tuviesen los mismos derechos que el resto de los telespectadores de la Península. Al contar con estas antenas en el Sureste de la Isla, los canarios dejaban de ser distintos y distantes, y se permitía que los telespectadores de las Islas pudiesen ver una retransmisión en directo de Televisión Española (TVE) al mismo tiempo que lo hacían ciudadanos de Madrid, Sevilla o Bilbao.

Las gran mejora y ventajas que aportó la estación estaban muy relacionadas con el Centro de Producción de Programas de TVE en Ciudad jardín, con sus antenas, y que abrió sus puertas el mismo día, tras dejar la Casa del Marino.

Otra cosa fue cómo eran las realidades en relación al televisor y el teléfono en ese año 1971. La televisión se veía en blanco y negro y sólo había un canal de TVE. Asimismo, ocurría que era un aparato caro, un armatoste y al alcance de unos privilegiados, y la mayoría de los vecinos no tenían en sus domicilios, como ocurría también en ese tiempo con el teléfono.

Muchos niños, jóvenes y adultos se unían para ver, por ejemplo, la retransmisión de un partido de fútbol o el Festival de Eurovisión en la casa de una persona potentada, en un bar, en el local social del barrio o en el salón parroquial del pueblo. Durante estas cinco décadas, este electrodoméstico audiovisual se ha convertido en un bien accesible para casi todo el mundo, más ligero de peso y con muchas más opciones y ofertas audiovisuales para el telespectador.

A la creación de la estación se suma un nuevo centro de producción de TVE en la capital

decoration

Las tres antenas de Agüimes han dejado de estar en funcionamiento desde hace unos años, y a los que se ve entrar o salir son empleados de la empresa de seguridad. De esta manera,, estas instalaciones forman parte de la arqueología de las comunicaciones que se encuentra repartida en la geografía española y que despiertan el interés de unos curiosos.

Sin embargo, esas antenas de La Goleta, situadas en una parcela de 40.000 metros cuadrados, fueron el símbolo de lo más moderno en los años 70 del siglo pasado e iniciaron un gran cambio durante 50 años, para que en la actualidad exista una gran diversidad y número de antenas de todo tipo, de medios tecnológicos y medios de comunicación. Lo curioso es que las instalaciones se encuentran en una planicie y a una treintena de kilómetros de distancia de la capital grancanaria, y en lugar estratégico, como todas las Islas canarias en el océano Atlántico. Además, se hallan rodeadas de montañas y de decenas de aerogeneradores instalados en las últimas décadas.

Orígenes

El motivo por el que se eligió el Sureste va en relación a que España se sumó en la década de los años 60 del siglo XX a la carrera internacional por las comunicaciones. En 1964 se constituyó el Consorcio Internacional de Comunicaciones por Satélite (Intelsat), con la participación de once países, entre los que estaba España. En 1965 se lanzó el primer satélite de comunicaciones Intelsat I. Todos estos datos relacionados con la comunicación y las antenas de Agüimes figuran en una memoria publicada por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Entonces, la carrera continuó y en 1971 se lanzó el primer satélite de la serie Intelsat IV, con una capacidad de hasta 9.000 circuitos telefónicos, ya que eran insuficientes los satélites Intelsat III que se mandaron pocos años antes.

El gran avance fue en la comunicación telefónica con América, África y resto de Europa

decoration

La empresa de Telefónica tenía en servicio en ese tiempo dos estaciones terranas en la localidad de Buitrago del Lozoya, en la Comunidad de Madrid, y surgió la necesidad de una tercena estación para una mejor comunicación con América, África y Europa.

Canarias se convirtió en el lugar ideal para las comunicaciones. Se apostó por otra estación, que comenzó su funcionamiento en 1971 en La Goleta, y por la instalación de nuevos cables submarinos que uniesen las Islas y la Península, para lo que venía bien la ubicación de Agüimes. Esta estación cuanta con una superficie de 3.500 metros cuadrados, 700 de los cuales pertenecen a los edificios y el resto a los accesos y servicios auxiliares. La gran antena parabólica tiene una altura de 35 metros desde la base y 30 metros de diámetro. El edificio es de dos plantas, en el que se combinan hormigón, piedra artificial y madera, y en él se hallan los equipos electrónicos, almacén, repartidor y oficinas,.

Cabe recordar que antes, en 1967, se puso en servicio la estación de Maspalomas, en San Batolomé de Tirajana. Estaba equipada con dos antes de 12,6 metros de diámetro y prolonga los circuitos de seguimiento de la NASA.

Aperturas ministeriales


El ministro de Información y Turismo, Alfredo Sánchez Bella, acompañado por su séquito y personalidades de su departamento, tuvo muy completo de inauguraciones y actos el sábado y domingo 24 y 25 de abril de 1971. Primero, el sábado, a las diez de la noche, inauguró oficialmente el Hotel Cristina de Las Palmas de Gran Canaria. El domingo, visitó e inauguró el Centro de Producción de Programas de TVE en Ciudad Jardín. Luego, hizo lo mismo con la estación terrena de antenas de Agüimes. Por la tarde, inauguró los hoteles Apolo, Balcón de San Agustín y Sahara Playa. El lunes visitó el campo de golf de Bandama y voló a Madrid. | M. Á. M.

Compartir el artículo

stats