Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Costas pedirá permiso a Madrid para revisar el deslinde público en el Faro

López Orive quiere estudiar si el agua del mar invade los locales comerciales de la playa de Maspalomas

Estado en el que se encuentra ahora mismo el tramo entre El Senador y el centro comercial Oasis

Estado en el que se encuentra ahora mismo el tramo entre El Senador y el centro comercial Oasis

La Demarcación de Costas de Canarias solicitará a la Dirección General de la Costa y del Mar, organismo dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, permiso para revisar el deslinde de dominio público marítimo terrestre de la zona de la playa de Maspalomas, en el entorno del Faro, en el tramo que va desde el restaurante El Senador hasta el centro comercial Oasis. El organismo investiga desde el lunes si el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ha movido rocas para alargar la escollera, actuación que denuncian los vecinos y que el Consistorio achaca solo a trabajos de mantenimiento y conservación después de que el mar arrastrase la arena y provocase un desnivel peligroso para los transeúntes.

El jefe de la Demarcación de Costas, Rafael López Orive, anunció ayer que si es verdad lo que dicen los empresarios con locales en esta zona de Maspalomas que desde hace años el agua invade más sus negocios en los períodos de pleamar está obligado a realizar este estudio para lo que debe pedir autorización a Madrid. “Si el mar está dando constantemente en esos negocios de la playa en el Faro y si así lo reconocen los empresarios estoy en la obligación de pedir a Madrid que me autorice realizar el estudio del deslinde, y eso no es echar el deslinde hacia el mar sino hacia atrás, hacia el hotel”, explicó López Orive. “Y lo voy a hacer pues si no lo hago me dicen que no cumplo con la ley”, añadió. Empresarios de la zona han afirmado esta semana que esta situación se produce todos los años.

La demarcación dice que la revisión del deslinde no será hacia el mar, sino tierra adentro

decoration

López Orive quiere así iniciar un proceso de delimitación provisional, que consiste en proponer otra línea de deslinde nueva, y para eso solicita el permiso a Costas en Madrid. Este procedimiento requiere un trámite largo porque es necesario sacarlo a exposición pública y durante todo el proceso se paraliza todo tipo de actuación en la zona. “Si dicen que les llega el agua todos los años, hay que actuar”, dice Orive.

Regresión

El jefe de la demarcación explica que debe actuar ante un posible caso de regresión, un fenómeno marino que se produce cuando el mar toma la costa. El reglamento de Costas establece que cuando se producen fenómenos de este tipo hay que revisar el deslinde de dominio público marítimo terrestre.

Durante el proceso se debe paralizar todo tipo de actuaciones en la zona afectada

decoration

Mientras López Orive solicita este permiso a Madrid, los funcionarios de la demarcación en las Islas continúan analizando el terreno para obtener datos que determinen si el tractor de la empresa adjudicataria por el Ayuntamiento hizo movimientos de rocas prohibidos en este espacio o, como argumenta el Consistorio, solo “recolocó” las rocas para reparar un talud de arena y permitir el paso de transeúntes y del camión de la basura. Durante la mañana de ayer, agentes de la demarcación se desplazaron hasta la zona para realizar nuevas mediciones del terreno, datos que incorporarán a un informe.

Por otro lado, la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural, dependiente de la consejería de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias, ya se ha retirado de la investigación que había iniciado el pasado martes para determinar si los trabajos se desarrollaron en espacios de servidumbre de protección. Tras la inspección del terreno, los agentes determinaron que no era competencia del Gobierno regional.

Compartir el artículo

stats