Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arucas

La suspensión del plan general frena los equipamientos de Arucas

El parón afecta a viviendas particulares y al desarrollo de proyectos comerciales en Cardones, Bañaderos, Santidad y el casco

Vista aérea infográfica de la zona de Las Coloradas, en Arucas, destinada a suelo deportivo y de ocio en el PGOU. | | LP/DLP

Vista aérea infográfica de la zona de Las Coloradas, en Arucas, destinada a suelo deportivo y de ocio en el PGOU. | | LP/DLP

El pasado mes de noviembre el Tribunal Supremo daba la puntilla al recorrido judicial del plan general de ordenación urbana de Arucas, que se encontraba bajo la lupa tras la denuncia del documento por parte de una empresa privada que estimaba que su período de exposición pública no cumplía con los plazos establecidos.

Con este parón en seco del TS también se frenaba en la ciudad norteña una serie de proyectos que formaban parte del desarrollo a corto y medio plazo de un municipio que, para disponer de un plan general, necesitará al menos de entre cuatro o cinco años de nuevos trámites administrativos para su definitiva aprobación.

El alcalde de la ciudad, Juan Jesús Facundo, asegura que esta situación “representa un hándicap para los vecinos, si bien el contenido del nuevo documento dispondrá básicamente de las mismas líneas de actuación”. Facundo matiza que la resolución del Supremo no cuestiona los trazos principales del planeamiento urbano de Arucas, sino que se centró exclusivamente el citado plazo de exposición pública, que en vez de 30 días, como así se hizo, tendría que haber estado a disposición de los ciudadanos otros quince más.

El nuevo planeamiento comenzará a andar a partir de mayo o junio, que será el momento en que será llevado al pleno municipal para rubricar la apertura del expediente. En los siguientes meses se publicará el avance inicial para recibir las oportunas sugerencias y luego, a partir de ese momento, dar paso a un recorrido que culminará, como muy pronto, ya casi terminado el siguiente mandato municipal.

Para Facundo el mayor revés no se encuentra “en grandes proyectos estrella de inversión privada que puedan venir al municipio, sino “en el día a día de los propietarios que querían ampliar sus viviendas en suelo tipificado ya en el plan anterior y que ahora tienen que esperar más de lo previsto”.

Pero en cualquier caso no esos cuatro o cinco años, ya que la ley permite ejecutar modificaciones mediante ordenanzas provisionales -“porque las normas subsidiarias están regladas por el Plan Especial de Reforma Interior”, puntualiza el primer edil-, de forma que siempre que lo permita el Peri los solicitantes podrían edificar más volumen en su edificios. Lo mismo ocurre, con los cambios de usos y actividades.

Facundo añade que estas ordenanzas provisionales se pueden aprobar en el plazo de apenas unos meses, y pendientes de estas soluciones se encuentran varias iniciativas también privadas de mayor calado en el centro urbano de Arucas, en el barrio de Santidad, en Cardones y en la costa.

Las dos primeras se refieren al sector de alimentación, el de Cardones a la prevista urbanización industrial, mientras que el de la costa, que estaría ubicado en el barrio de Bañaderos, consiste en una estación de servicio. Todos estas propuestas están en estos momentos en el desarrollo del proceso normativo, “trabajando internamente” con el fin de darles salida “en unos dos o tres años, como mucho. Se trata”, asevera la misma fuente, “de ganar tiempo acelerando los trámites para seguir construyendo y potenciando el sector comercial, el de restauración y de alimentación”.

Así como en todos estos casos las actuaciones, unas vez se solvente estas dificultades añadidas, continuarán tal y como estaban previstas en el documento tumbado por el Supremo, en lo que se refiere a la nueva zona industrial dibujada en ese plan general urbano no existe de momento una decisión definida ya que se aprovechará este impasse para “reflexionar y meditar su futuro”. El texto contemplaba destinar para esos usos tanto El Portichuelo como Hoya López, algo que “no se ha desarrollado hasta el momento porque los propietarios no han constituido la preceptiva junta de compensación”.

El alcalde explica que se trata de dos lugares anexos a Montaña Blanca, donde ya existe una zona industrial consolidada que aún tiene recorrido para su expansión, “por los que valoraremos si realmente vale la pena someter El Portichuelo y Hoya López a un crecimiento que lo justifique”.

Dentro de ese “no hay mal que por bien no venga”, se añade la revisión de algunos convenios con unidades de actuaciones en las que se han detectado bloqueos por conflictos entre propietarios, por lo que también para el futuro plan se baraja cambiar esas unidades para convertirlas en piezas individuales, “para no perjudicar tanto a los vecinos”.

Enlace de la circunvalación

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Octavio Rodríguez, apuntala la idea de que la resolución del TS supone “un frenazo en seco”, si bien se incorporarán el nuevo documento otros suelos urbanizables que se querían desarrollar en el casco, como la superficie comercial y de alimentación propuesta desde hace tiempo en la zona del enlace de la circunvalación de Arucas.

Si bien, como ya apuntaba el alcalde, el mayor quebranto se produce “más que en los grandes proyectos, en las licencias del día a día, la de aquellos que quieren hacer una promoción. Desde mi punto de vista un municipio tiene que crecer con las infraestructuras, sí, pero lo relevante es el particular que quiere mejorar o hacerse una vivienda, de ahí que estemos buscando alternativas para continuar con los desarrollos planteados mientras de forma paralela damos curso a los trámites del futuro PGOU”.

Compartir el artículo

stats