Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hiperdino construirá un hipermercado de unos 4.000 metros en Santa Brígida

La cadena adquiere en subasta una parcela municipal contigua a otra que ya compró a Maherma

Terrenos en la Avenida El Galeón, en Santa Brígida, adquiridos por Hiperdino a Maherma y el Ayuntamiento para construir un hipermercado.

Terrenos en la Avenida El Galeón, en Santa Brígida, adquiridos por Hiperdino a Maherma y el Ayuntamiento para construir un hipermercado.

La cadena de alimentación Hiperdino va a construir un hipermercado de unos 4.000 metros cuadrados en unos terrenos que ha adquirido en dos operaciones inmobiliarias distintas en la Avenida El Galeón, en el casco de Santa Brígida. Entre una parcela privada que fue comprada a la empresa Matías Hernández Marrero S.A. (Maherma) y otro suelo municipal con el que se ha hecho en subasta pública, el grupo de capital canario dispone de unos 2.794 metros cuadrados. El coste de esta implantación, entre las parcelas y la edificación, se eleva a los 13 millones de euros.

 Desde hace tiempo que la empresa estaba interesada por tener un establecimiento más grande, en el casco de este municipio, donde cuenta con una tienda de Superdino, pero no encontraba el suelo idóneo para poder implantar esta gran superficie.

Con este objetivo primero adquieren unos terrenos de uso residencial y comercial en la Avenida El Galeón a la empresa Maherma pero la parcela, que dispone de una superficie de 1.841 metros cuadrados, parece que se sigue quedando pequeña para las aspiraciones comerciales de este grupo canario de la distribución que quiere que la tienda sea del tamaño de la que tienen en el centro comercial Los Alisios, en el barrio capitalino de Tamaraceite, según ha señalado el consejero delegado de la cadena, Javier Puga.

Es por eso que concurren a la subasta que hace el Ayuntamiento de Santa Brígida de una parcela contigua, de propiedad municipal, con una superficie de 953 metros cuadrados que tuvo un precio de salida de 1,1 millones de euros. Al no concurrir ningún otro aspirante hasta ayer, que finalizó el plazo de la subasta, la parcela ha sido adjudicada a Hiperdino por el precio de 1.132.000 euros lo que indica que el precio del metro cuadrado en esta zona se ha fijado en 1.187 euros. 

El terreno que pasa, una vez abonada esta cantidad a manos de Hiperdino, es la parcela 140 según consta en el inventario del patrimonio municipal de suelo del Ayuntamiento de Santa Brígida (finca registral número 15572) que se encuentra en situación de proindiviso y un 34,112% de toda la finca en cuestión es de propiedad municipal.

Se trata del suelo referenciado como VM3 del Plan Parcial del Sector 2 de Ampliación del casco de Santa Brígida (SAU 2) que linda al norte con una parcela de uso deportivo, y otra de uso social; al este con el Polígono de viviendas 2, Sector 2; al sur con la rambla y otra parcela, y al oeste con el espacio que fue de Maherma.

Ambos terrenos, el que se compra a Maherma y el que se adquiere al Ayuntamiento, están calificados para uso comercial y residencial en el Plan General de Ordenación Urbana de Santa Brígida de 2019, en el que se contemplan que se pueden levantar hasta unas tres plantas de altura. 

Pero, ayer puntualizó el concejal de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Santa Brígida, Martín Sosa, que en ningún momento ese suelo de propiedad municipal que se ha subastado estaba previsto para destinarlo a la construcción de viviendas públicas como se ha comentado en este municipio. Recalcó el edil que la calificación es de uso residencial y comercial, y que ya el Ayuntamiento ha reservado terrenos en el barrio de Pino Santo para cederlo bien al Gobierno canario o al Cabildo insular, en este caso a través del Consorcio de Vivienda, para que lleven a cabo las promociones de viviendas públicas. 

Añadió el concejal de Urbanismo que el dinero que han obtenido en esta operación (1,1 millones de euros) lo va a destinar la corporación a adquirir más superficie para cederla a estas administraciones para que puedan promover casas a precios asequibles para familias de escasos recursos.

Sin duda, la ubicación elegida por Hiperdino para construir el hipermercado es la más idónea porque se encuentra apenas a cinco minutos andando del mismo casco ce Santa Brígida, donde hasta ahora no se había implantado una gran superficie. Hubo un intento en el mamotreto pero finalmente quedó en nada al paralizarse ese proyecto de centro comercial.

Para el grupo de distribución este establecimiento supone un logro en sus planes de expansión, sobre todo en el centro de la Isla, donde desde hace tiempo querían contar con una tienda de estas características. El establecimiento contará con una superficie de unos 4.000 metros con toda la línea de alimentación, en la que incluye frutería, carnicería, pescadería, panadería, así como productos de higiene y de limpieza del hogar. Además, el edificio contará con plazas de aparcamiento en los sótanos.

El consejero delegado del grupo Hiperdino, Javier Puga, comentó que aunque parezca que en los negocios de alimentación la crisis económica provocada por la pandemia no se ha notado tanto “la afirmación no es del todo cierta”, porque en este casco, con más de 70 tiendas en las zonas turísticas cerradas del Archipiélago también han notado un descenso en las cifras de negocio.

Compartir el artículo

stats