Una línea de estabilidad en aire cálido, que se forman en la fachada de avance de los frentes fríos provocando lluvias y en ocasiones tormentas y fuertes vientos, se encuentra situada muy cerca del norte del archipiélago canario, afectando en el día de ayer principalmente a la provincia occidental, con unos registros pluviométricos superiores a los 20 litros por metro cuadrado, como los que se apuntaba la localidad de Arico, Tenerife, en el recuento de las cinco de la tarde.

En las islas orientales, a pesar de que en algunos momentos las precipitaciones caían con cierta intensidad durante unos pocos minutos, las cantidades registradas también a últimas horas de la tarde resultaban insignificantes con unas máximas en Valleseco de apenas 2,2 litros por metro cuadrado. No obstante, y según el avance del frente, que se producía desde la isla de La Palma para ir barriendo todo el mapa de la Comunidad canaria, se esperaba algo más de agua en el transcurso de la noche de ayer y la madrugada de hoy viernes.

Y de hecho las predicciones para la jornada de hoy prevén que tanto en Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa, así como en el norte de las restantes islas, unos cielos encapotados que traerán más precipitaciones, sobre todo en forma de chubascos moderados, según la Agencia Estatal de Meteorología, hasta el mediodía así como a primeras horas de la tarde.

De la nubosidad tampoco se libra el resto de zonas y de hecho durante la tarde de hoy existe la probabilidad que esos chubascos se vayan desplazando al sur y sureste de las islas durante el transcurso de la tarde.

Vista del puente del Pino, en Teror, ayer tarde, con el cielo encapotado. LP/DLP

Las temperaturas, que ayer ofrecieron máximas por encima de los 26 grados en La Aldea de San Nicolás, y mínimas de 6,6 grados centígrados durante la noche en el municipio de Tejeda, continuarán sin cambios o con un ligero descenso en las máximas en aquellas vertientes orientadas al norte, siempre según la agencia estatal. Sin embargo, en las dos capitales canarias se esperan valores primaverales que rondarán entre los 17 y los 23 grados centígrados.

En cuanto al viento, que también durante toda la jornada del jueves no hizo acto de presencia, irá rolando de componente norte y cogiendo velocidad durante hoy viernes, con rachas del noroeste que podrían ser fuertes en ocasiones en las cotas más altas de la isla de Tenerife, sobre todo en la primera mitad del día.

Para mañana sábado, en cualquier caso, tampoco hay avisos activados de la Aemet, y bajan las posibilidades de recibir lluvias, que serían débiles y dispersas en las medianías, con unas temperaturas sin cambios o en ligero descenso, y unos cielos de nuevo cubiertos en el norte de las islas y nuboso en general, mientras que el viento soplará del nordeste.

Para el domingo entran de nuevo los avisos amarillos para las islas de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, excepto en El Hierro, ya que se esperan precipitaciones localmente fuertes a partir del mediodía que pueden incluso llegar acompañadas de aparato eléctrico, sobre todo en las islas de La Palma y Tenerife.

Las temperaturas durante el fin de semana que estrena este mes de mayo bajarán ligeramente en las cumbres y medianías de Gran Canaria, los cielos estarán nubosos en las horas centrales del día en Lanzarote y Fuerteventura, quizá con lluvias en general débiles, y el viento, que será flojo al inicio del día, irá aumentando de velocidad con el paso de las horas.