Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Juzgan 19 años después al acusado de secuestrar a José Bolaños

La Fiscalía solicita una pena de once años y seis meses de cárcel por tres delitos de detención ilegal, robo con violencia y lesiones

El empresario José Bolaños. | | C. QUESADA

El empresario José Bolaños. | | C. QUESADA

El acusado de secuestrar a José Bolaños, su esposa e hijo en su casa situada en Vecindario se sienta en el banquillo de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial este jueves 6 de mayo tras 19 años del suceso. La Fiscalía le solicita una condena de once años y seis meses de cárcel por los delitos de detención ilegal, robo con violencia y lesiones.

Los hechos sucedieron sobre las 21.15 horas del 9 de mayo de 2.002 cuando el autor confeso Siugzda Daivaras de originen lituano en conjunto con otras cuatro personas no identificadas asaltar el domicilio de las víctimas. Por lo que esa noche tres de los implicados accedieron al interior del domicilio mientras el lituano y otro de los asaltantes se quedaron afuera vigilando la zona.

Las tres personas que entraron al domicilio llevaban monos de trabajo azules, pasamontañas, guantes de lana y pistolas simuladas y una vez se encontraron con el hijo y la mujer del empresario comenzaron a golpearles para después atarlos y amordazarlos para después encerrarlos a oscuras en el baño mientras esperaban que llegase José Bolaños que llegó sobre las 22.00 horas y a quien le hicieron lo mismo.

Después registraron la casa y fueron a uno de los dormitorios en el que había una caja fuerte y ahí lo sentaron y amarraron en una silla en la que le propinaron golpes para que diera la combinación que la abría y como eso no sucedía le llevaron a su hijo y lo ataron a su lado bajo amenazas de muerte que consistían en asfixiarle con una bolsa, lo que hizo ceder a la víctima y lograron tener acceso a los 500.000 euros en billetes de 500. Tras esto regresaron al joven al baño con su madre donde quedaron encerrados.

Fue hasta las 2.30 horas que abandonaron el domicilio en el vehículo de Daivaras quien confesó los hechos diez años después el 14 de marzo de 2012. Por lo tanto el procedimiento estuvo paralizado desde 2003 hasta la confesión del lituano por lo que concurren en él las atenuantes de dilaciones indebidas, confesión y la agravante de disfraz. Además de la petición privativa de libertad, la acusación pública solicita una multa de 5.400 euros y una indemnización total de 507.819,12 euros tanto por las lesiones y secuelas causadas como por el dinero sustraído por los asaltantes.

Compartir el artículo

stats