Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo exhibe el apoyo político al proyecto energético de Salto de Chira

Morales afirma que la planta hidroeléctrica convertirá a la Isla en un referente internacional | Los alcaldes de los 21 municipios respaldan la construcción

El Cabildo presenta el apoyo al Salto de Chira Soria

Salto de Chira. Ese es el nombre que ha puesto el Cabildo de Gran Canaria a la central hidroeléctrica entre las dos grandes presas del sur de la Isla. Junto al anuncio de la nueva denominación y de las últimas modificaciones técnicas, el gobierno insular exhibió ayer el apoyo político y social al proyecto de Chira-Soria en respuesta a la plataforma ciudadana que cuestiona su construcción.

Los alcaldes de los 21 municipios de la Isla, grupos políticos y representantes de organizaciones empresariales, sindicales y universitarias arroparon al presidente del Cabildo, Antonio Morales, en el acto de presentación de la planta energética que ejecutará la empresa Red Eléctrica de España (REE) a partir de este verano, desde que el Gobierno de Canarias apruebe el informe de impacto ambiental.

«Supone un salto en la soberanía energética, hídrica, alimentaria y en el empleo»

Antonio Morales - Presidente del Cabildo

decoration

«Consideramos que un proyecto de esta importancia necesita de una denominación e imagen corporativa propia que permita a la población identificarlo con facilidad, entenderlo y que nos ayude a visibilizarlo tanto en Canarias, en el conjunto del Estado e internacionalmente», manifestó Morales, quien explicó que al elegir el nombre de Salto de Chira «se ha optado por darle el protagonismo al corazón de la central: al salto de agua entre el embalse de Chira y el de Soria que producirá energía renovable».

«Pero también -añadió- por el valor metafórico de la palabra salto, ya que el Salto de Chira también supone un salto en soberanía energética, hídrica y alimentaria; queremos que suponga un salto en el empleo y el bienestar tanto de la población de Gran Canaria como de las condiciones de vida de las personas que habitan el barranco, mejorando accesos, dotando a la GC-505 de una senda turística peatonal para bicicletas y proveyendo de servicios que hoy por hoy no tienen».

32

Presentación del proyecto de la central hidroeléctrica Salto de Chira (4/03/2021) José Carlos Guerra

Salta de Chira, según el presidente del Cabildo, va a convertir a Gran Canaria en una referencia internacional, como ya lo fue Gorona del Viento para El Hierro, con la diferencia de que en este caso se trata de una isla de casi un millón de habitantes. «La imagen internacional de Gran Canaria se verá reforzada y asociada a la sostenibilidad, vendrán expertos internacionales a conocer de primera mano el funcionamiento de la central y se generarán oportunidades de investigación y desarrollo profesional para nuestra gente; además de que será visitada por miles de turistas», apuntó.

Frente al rechazo que suscita esa obra entre grupos ecologistas, vecinos de la zona, expertos en energías renovables y parte de la comunidad universitaria, Morales aseguró que también se trata de un proyecto que «aspira a mejorar las condiciones de conservación del Barranco de Arguineguín» a través de la restauración ambiental de parajes afectados por especies vegetales invasoras, como las cañas y el rabo de gato, y por medio de repoblaciones.

Participación

El Salto de Chira, sostuvo el presidente insular, «también será un espacio para la participación ciudadana», aunque habrá que esperar por la declaración de impacto ambiental y por los permisos necesarios para el inicio de la obra. «Puedo anunciar que tanto la población de la zona como el conjunto de la población de Gran Canaria tendrá la oportunidad de participar en diversos proyectos e iniciativas para la mejora del entorno en el que se desarrollarán las obras», puntualizó.

Morales insistió en que este proyecto tiene el respaldo de la «inmensa mayoría» de los grancanarios, como se reflejó ayer en la presencia de alcaldes de todos los colores políticos y de los agentes económicos y sociales.

En clara referencia a la plataforma Salvar Chira-Soria, que ayer desplegó dos pancartas de protesta a las puertas del Jardín Canario, donde se desarrolló el acto, Morales dijo que «en estos momentos algún sector minoritario está mostrando su desacuerdo con el proyecto» y agregó que no le cabe la menor duda de que «detrás de este sentimiento hay personas de buena fe, pero tampoco se esconde que, de manera más sibilina, también se agazapan los que no quieren un cambio de modelo».

Ante ello, confió en que el dossier presentado ayer y la web que ha creado el Cabildo para ofrecer los datos del desarrollo de las obras proyecto «sean instrumentos contra la desinformación y los bulos que lamentablemente se están vertiendo contra esta propuesta».

“Este es un proyecto de todos. Ni de un presidente, ni de un partido, ni de un gobierno»

decoration

En su discurso, Morales rechazó que se haya puesto el foco sobre él como principal impulsor de la central hidroeléctrica, pues se trata de una antigua idea de la empresa Endesa que se empezó a plantear en el Cabildo hace más de una década, en el mandato del socialista José Miguel Pérez.

«Este es un proyecto de todos. Ni de un presidente, ni de un partido, ni de un grupo de gobierno: lo es de toda la sociedad grancanaria en su conjunto; de las instituciones y de la sociedad civil», recalcó.

Salto de Chira, recordó, cuenta con el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas presentes en el Parlamento de Canarias, tal y como lo expresaron en la Comisión de transición ecológica y lucha contra el cambio climático.

Además, cuenta con el aval de instituciones científicas como el Instituto Tecnológico de Canarias o expertos como Julieta Schallenberg, Gonzalo Piernavieja, Aridane González o Alexis Lozano, todos presentes en acto de ayer.

«Frente a lo que se ha dicho, el proyecto cuenta con el apoyo de la mayoría de la población que vive o trabaja en la zona, ya que Salto de Chira va a suponer una mejora de sus condiciones de vida y una respuestas a muchas de sus demandas», afirmó Morales antes de dar paso a un vídeo realizado a uno de los agricultores del barranco de Arguineguín, Pepe Rivero, quien defiende la construcción de la central porque eso garantizará, a su juicio, el agua para regar las fincas.

También se mostraron grabaciones de apoyo al proyecto de Julieta Schallenberg, investigadora de energías renovables de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y de Yonay Concepción, ingeniero del Consejo Insular de Aguas del director técnico del proyecto, además de miembro del Comité Español de Grandes Presas.

Innovaciones

«Se trata de una central innovadora y vamos a hacer un gran esfuerzo para que la población entienda su importancia y funcionamiento», comentó Morales respecto al dossier, que a su juicio resume los principales aspectos del proyecto y que intenta resolver las dudas más importantes que la población nos ha trasladado a través de diferentes vías.

«Aquí está todo; es un ejercicio de transparencia y una herramienta divulgativa que queremos hacer llegar a todas las organizaciones y ciudadanía que muestren interés por este proyecto», señaló. Con muchas de ellas el Cabildo ya mantiene contactos y reuniones.

“Es el corazón de la transición ecológica en Gran Canaria y nos va a situar a la vanguardia»

decoration

La documentación estará a disposición de toda la población en la página web de Salto de Chira y se irá actualizando a medida que vaya surgiendo nueva información. A través de esa página, disponible desde hoy, se podrá conocer el proyecto y acceder a toda la información relevante. Al final se encuentran las preguntas frecuentes, y se da respuesta, de manera didáctica, a las principales dudas que surgen sobre el proceso.

«También iremos colgando las recreaciones de cómo quedará el barranco una vez concluidas las obras, para que la población de Gran Canaria pueda comprobar que no se le va a dañar y que incluso en algunas zonas vamos a mejorar su estado de conservación», precisó Morales, quien resaltó para concluir que Salto de Chira «es el corazón de la transición ecológica en Gran Canaria y nos va a situar a la vanguardia de la modernidad, del desarrollo sostenible y de la innovación tecnológica».

Compartir el artículo

stats