Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mogán

Lopesan renuncia al puerto deportivo de Arguineguín por la crisis migratoria

La compañía devuelve los terrenos e instalaciones a Puertos Canarios y dice que nunca se ha opuesto al uso del muelle para atender a los migrantes

Vista del cerramiento del dique con la dársena deportiva que proyectaba Lopesan en Arguineguín.

Vista del cerramiento del dique con la dársena deportiva que proyectaba Lopesan en Arguineguín.

El Grupo Lopesan ha renunciado a la construcción de la dársena deportiva que tenía previsto desarrollar en el puerto de Arguineguín como consecuencia de la ocupación de las instalaciones por parte del Estado, que durante el último año ha hecho uso del muelle para dar respuesta a la crisis migratoria. La compañía tenía permiso para construir en este espacio una dársena deportiva con capacidad para albergar 335 atraques y también una marina seca para 90 embarcaciones de pequeña eslora, un proyecto que suponía una inversión de 16,6 millones de euros y que gestionaba a través de la sociedad Puerto Deportivo de Arguineguín S. L. La empresa señala que nunca se ha opuesto al uso del muelle para atender a los migrantes llegados a las islas.

La consejería Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno regional ha revocado la concesión de dominio público en la dársena deportiva del puerto de Arguineguín, según publicó ayer el Boletín Oficial de Canarias (BOC), trámite que conlleva a la extinción anticipada de esta concesión y la reversión de los terrenos y las instalaciones al ente público Puertos Canarios.

Lopesan explica que la devolución del suelo es «amistosa y de mutuo acuerdo» con Puertos Canarios

decoration

La concesión de la dársena deportiva al Grupo Lopesan se acordó por Acuerdo del Consejo de Administración de Puertos Canarios el 19 de julio de 2018 después de que la compañía superara un escollo judicial al considerar Dismare Inmobiliario, otra de las empresas aspirantes, que hubo un error en las baremaciones de la adjudicación en 2015. Error que rechazó el TSJC.

Dos años y medio después, por otro Acuerdo del Consejo de Administración del ente público, el pasado 15 de diciembre de 2020, y sin que la compañía iniciase el proyecto, se aprueba proceder a la extinción anticipada de la concesión por desestimiento de la empresa concesionaria de la dársena y promotora del puerto deportivo en las instalaciones de Arguineguín, según recoge el BOC.

El proyecto incluía una dársena con 335 atraques, comercios, aparcamientos y una escuela de vela

decoration

Santiago de Armas, directivo del Grupo Lopesan, explicó ayer que la empresa tomó la gestión de la entidad concesionaria de la dársena deportiva del puerto de Arguineguín y desarrolló un «ambicioso» plan de negocios que «ha sido imposible cumplir porque nuestras instalaciones han sido ocupadas por causa de fuerza mayor, y sin oposición por parte de la compañía, para dar respuesta a la tragedia humanitaria provocada por la crisis migratoria». En declaraciones a este periódico, De Armas refiere que ante la imposibilidad de darle salida al proyecto pactado con Puertos Canarios, ambas partes han acordado «de forma amistosa y de mutuo acuerdo» que la concesión del puerto revierta de nuevo al ente público.

El proyecto incorporaba una dársena pesquera de 6.000 metros cuadrados con tres grúas hidráulicas, un área comercial, restauración y ocio de 2.000 metros cuadrados, la construcción de una escuela de vela y un aparcamiento de 168 plazas para los usuarios.

Compartir el artículo

stats