Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Brígida

La finca del Gamonal conservará las variedades de uva libres de virus

El Ayuntamiento cederá por 25 años al Cabildo una parte de este suelo para acoger un centro experimental agrícola que tendrá un banco de germoplasma

Vista de un parte de la Finca Cruz del Gamonal propiedad del Ayuntamiento de Santa Brígida. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

La Finca del Gamonal, en Santa Brígida, acogerá el segundo centro experimental agrícola del Cabildo grancanario, tras la Granja que está en la carretera de Bañaderos, en Arucas. Crear una colección de 180 variedades de uva a partir de ejemplares libres de virosis será uno de los trabajos que la Consejería de Soberanía Alimentaria pretende llevar a cabo en estos terrenos, de propiedad municipal, dentro de la apuesta por el fomento de este cultivo que ha experimentado en Gran Canaria en los últimos años un incremento tanto en la superficie dedicada a viñas como en producción. Será en una segunda etapa cuando se realicen estudios sobre especies de flores y otros árboles frutales.

Para conservar esas variedades de uvas se va a crear un banco de germoplasma para guardar el material genético de la vid como semillas, plantas o varas a partir de los que se puede trabajar en su conservación. Alejandro Báez, director insular de Agricultura del Cabildo, señala que sólo hay tres bancos de germoplasma en Canarias y la idea es plantar las distintas variedades de uva, siempre que estén libres de virus, para conservarlas en este lugar de experimentación.

Al no existir un vivero oficial de viñas, destaca Báez, hasta ahora lo que se ha hecho es identificar las plantas libres de virus a través de pruebas sanitarias del vegetal que se realizan en laboratorios de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria o se envían a la Península. Este banco de germoplasma va a servir, según precisa, para buscar las variedades mejores y que son las que precisamente demanda el sector. En la isla hay 250 hectáreas dedicadas a viñas, unas 10 más que hace dos años, y el pasado año se recogieron 332.695 kilos de uvas, lo que se tradujo en 231.000 litros de vino.

Desde hace tiempo, que desde la Consejería de Soberanía Alimentaria de la corporación buscaban una finca donde llevar a cabo esta labor de conservación de la vid, y finalmente se ha visto que esta de Santa Brígida es la más idónea. Con este fin, el Ayuntamiento de Santa Brígida, propietario de ese suelo de protección agrícola y paisajística tiene previsto ceder a la corporación insular por un periodo de unos 25 años una parte de estos terrenos a través de un convenio que deben suscribir todavía ambas administraciones.

El Ayuntamiento cede el pozo y dos de los tres estanques de estos terrenos

decoration

De las cinco hectáreas de terreno que abarca toda esta finca, en la que se sortean bancales con algo de ladera, el Ayuntamiento va a ceder el uso de 16.000 metros cuadrados entre lo que es suelo agrícola y la parte en la que se encuentran las instalaciones como son el pozo que aún conserva la maquinaria de finales del siglo pasado, la casa del pocero, el almacén para cámaras frigoríficas, mientras que de los tres estanques que hay la corporación insular va a disponer de dos, por lo que el Ayuntamiento se quedaría con otro. Y es que en realidad, la finca la componen dos parcelas de 21.000 metros cuadrados y 19.000 metros, entre las que se localiza el terreno en el que encuentra el almacén con el pozo. Es tal la extensión que ocupa que se puede acceder a la misma desde tres entradas: desde la salida del pueblo de Santa Brígida, pasada la gasolinera de Raimundo, bien desde El Madroñal hacia el Gamonal, o también desde La Atalaya través de la urbanización de La Concepción.

Durante años la finca estuvo incluso en estado de abandono por lo que el Ayuntamiento satauteño llevó a cabo un plan de recuperación en el que destinó unos 250.000 euros de las partidas de los Fondos de Desarrollo para Canarias (Fdcan) para rehabilitar el antiguo pozo, así como la casa del pocero, y un almacén de 120 metros cuadrados en el que se hicieron unos baños. Pero lo más importante que era dinamizar la agricultura del municipio y de las medianías, se ha quedado de momento pendiente, y se ha dado prioridad a esta apuesta porque que esta finca se convierta en el segundo centro experimental agrícola de la isla.

Ángel Luis Santana destaca sobre todo el agua y de “calidad” que hay en toda esta finca

decoration

Ángel Luis Santana, concejal de Desarrollo Rural de Santa Brígida, explica que el convenio para la cesión del Gamonal se ha venido negociando desde hace tiempo con el consejero de Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Hidalgo, con el fin de que la finca y sus instalaciones se destinen para potenciar el cultivo no sólo en esta localidad, sino en toda la isla. Con el fin de conocer in situ como se encuentran los terrenos y todas las instalaciones así como los pozos y estanques, Hidalgo incluso ha hecho una visita a este lugar en la que le ha acompañado el alcalde de la localidad, Miguel Jorge Blanco, y también algunos técnicos de la Granja Agricola de Bañaderos.

Lo que más pone en valor el edil satauteño es sobre todo el agua , y de “calidad”, que hay en toda esta finca. Por un lado, destaca que dispone del pozo que se nutre del agua de San Mateo, y además insiste que otra de las cuestiones que reportan valor a los terrenos es que por los mismos pasan todas las tuberías de la Heredad de Agua de Las Palmas y de la Heredad de Santa Brígida.

En cuanto al proyecto de ceder una parte de este suelo agrícola a los productores del municipio y medianías, el concejal de Agricultura explica que, sin duda, esa idea no se ha abandonado, aunque para ello tendrán que acondicionar primero todos estos terrenos para que puedan ser utilizados para los cultivos.

La uva en Gran Canaria

Superficie

250 hectáreas

Gran Canaria dedica unas 250 hectáreas al cultivo de la vid. En los últimos dos años se ha incrementado la superficie en 10 hectáreas.

Viticultores

291 productores

La recuperación de este sector en varios municipios ha hecho que sean 291 los productores que se dedican en la Isla a producir uva.

332.695 kilos

Hasta 2020

En la última vendimia, la de 2020, se recogieron en la isla unos 332.695 kilos, según datos de Vinigran, la Federación de Productores, que acoge a las asociaciones del sector.

Vino

231.000 litros

El pasado año se produjeron en las distintas bodegas de la Isla unos 231.000 litros de vino.

Empleo

Directos e indirectos

Es complicado dar una cifra porque hay productores que se dedican a la uva en sus ratos libres. Son 350 los que trabajan de forma directa en el sector a lo que hay que sumar otras 875 que lo hacen de forma indirecta.

Compartir el artículo

stats