Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agüimes

Agüimes da la licencia para la construcción de 824 viviendas en Playa de Arinaga

La promoción, que arrancará a finales de año, cuenta con colegio, zona deportiva y comercial

Solar en Playa de Arinaga en el que se construirá una promoción de 824 viviendas.

Solar en Playa de Arinaga en el que se construirá una promoción de 824 viviendas. José Carlos Guerra

Playa de Arinaga continuará con su desarrollo a finales de año con la construcción de una promoción de 824 viviendas, una zona comercial, un espacio deportivo, un ambulatorio y un centro educativo para infantil y primaria. Ubicado frente al centro de salud de la localidad, el suelo abarca 206.000 metros cuadrados y ha sido promovido por el Instituto Piadoso Eclesiástico Jesús Sacramentado, encargado de gestionar ese terreno desde finales de los años 70. El Ayuntamiento de Agüimes le otorgará la licencia de construcción en los próximos días una vez que ya cuenta con toda la documentación, incluida la evaluación de impacto medioambiental, y calcula que las obras empezarán entre septiembre y octubre.

El ambicioso proyecto está previsto que se desarrolle por fases y pueda estar concluido en dos o tres años, si bien las obras no presentan una gran complejidad al tratarse de un suelo llano. Esta nueva oferta permitirá que baje el actual precio del suelo en Arinaga, que es bastante superior al del resto del municipio, “y vuelva a la realidad del mercado”, asegura Óscar Hernández, alcalde de Agüimes, muy satisfecho con la noticia. Desde que hace dos años se conociera la promoción ha contado con una gran cantidad de interesados, sobre todo de un perfil de gente joven del municipio que quiere seguir viviendo en la zona y no se lo podía permitir.

Compra en el casco

El municipio verá de esta manera crecer su oferta residencial, que cuenta con tres núcleos principales: además de Playa de Arinaga, el Cruce de Arinaga y el casco. Precisamente hace unas semanas el Ayuntamiento adquirió a Gestur, la empresa pública del Gobierno de Canarias para la gestión y promoción urbanística, más de 8.000 metros cuadrados de suelo en el casco. Se trata de un acuerdo que es el inicio de una operación que tiene como objetivo la construcción de 669 viviendas, según contempla el Plan General, y permitiría al municipio un crecimiento de unos 2.000 habitantes. Y es que este solar se encuentra dentro de uno más grande de 95.000 metros cuadrados y que cuenta con más de 100 pequeños propietarios, con los que ya negocia el Consistorio para urbanizar y parcelar toda la superficie.

La edificación del colegio ya estaba incluida en el Plan del Gobierno canario y cuesta 5,5 millones

decoration

Pero el Ayuntamiento quiere seguir construyendo viviendas y por eso destinará los aprovechamientos urbanísticos del proyecto del Instituto Piadoso Eclesiástico a futuras permutas de suelo. “El suelo nos lo quedaremos como bien patrimonial, no lo vamos a monetizar y lo usaremos como medio para conseguir más suelo en el futuro, para realizar próximas permutas con otros propietarios porque nuestra idea es desarrollar suelo en el Cruce de Arinaga y en el casco”, asegura Óscar Hernández.

De un total de 450 parcelas -con una dimensión de 150 metros cuadrados- en las que está dividida el suelo residencia,l la promoción venderá tanto solares para la autoconstrucción, donde se permiten viviendas de hasta dos plantas, y también pisos.

En cuanto al colegio, el Plan de Infraestructuras Educativas del Gobierno de Canarias 2018-2025 ya contemplaba la construcción de este CEIP Playa de Arinaga, para el que se destinará una partida económica de 5,5 millones de euros. Esta escuela de infantil y primaria, qu ocupará un espacio de 12.000 metros cuadrados y ha sido cedido al Ayuntamiento, complementará al CEIP Veinte de Enero, situado también en la localidad. El futuro del espacio deportivo, para el que hay reservados 25.000 metros cuadrados, se encuentra aún por definir aunque el Ayuntamiento ha recibido una propuesta para la construcción de un centro de alto rendimiento que todavía no está cerrada. “Es potencialmente atractiva”, asegura Hernández, que añade además que hay varias empresas muy interesadas y que han realizado ofertas para ocupar el espacio comercial, que alcanza unos 2.000 metros cuadrados y que pondrá a la venta esta institución.

Los 206.000 metros se desarrollarán por fases y está previsto que concluya en dos o tres años

decoration

El interés que está generando esta zona del municipio lo demuestra el crecimiento en los últimos años del Puerto de Arinaga, que ya cuenta con una actividad del 100% en su recinto tras la solicitud de ocupación el pasado mes de enero de una empresa especializada en residuos metálicos.

Además, unos pocos metros al norte se encuentra el muelle viejo, uno de los lugares de mayor valor histórico y etnográfico del municipio, y que está en obras para recuperarse para el baño con una inversión aproximada de 225.000 euros. Con estos trabajos se van a crear una nueva rampa peatonal para acceder a la playa, así como la recuperación y consolidación de los restos del antiguo embarcadero y se adecuará el muelle para el baño mediante la instalación de nuevas plataformas de madera y aluminio marino.

La herencia de María Jesús Melián Alvarado

Los terrenos en los que se van a realizar la inmensa promoción que dará una nueva vida a Playa de Arinaga son una donación de la fallecida María Jesús Melián Alvarado, que era propietaria de más de seis millones de metros cuadrados en Agüimes, la mayoría en la costa. Su testamento se remonta a 1939 y otorgó la albacea al cura Cárdenes Déniz y a los hermanos Manuel y Bartolomé Romero Romero con el único objetivo de ayudar a familias de la zona con la construcción de viviendas y sobre todo de un hospital. Sin embargo, finalmente no se llevó a cabo y en su lugar se levantó el colegio Nuestra Señora del Rosario, se finalizó el templo de San Sebastián y se construyó otra iglesia en Arinaga. El Ayuntamiento reclamó esas propiedades en 1969, frenando la expansión de la comarca hasta que en 1980 el Tribunal Supremo determinara que era el Instituto Piadoso Eclesiástico Jesús Sacramentado, creado a finales de los años 70 para gestionar la herencia, el encargado de administrar las propiedades. No fue hasta 1997 cuando se suscribió el primer convenio entre el Instituto y el Ayuntamiento para poder urbanizar todo este suelo, una espera motivada porque no estaba redactado el Plan General de Ordenación Urbana. Esta última es la cuarta promoción de viviendas del Instituto. La anterior fue la de Muelle Viejo, en la que se levantaron en los años 90 unas 500 viviendas tipo dúplex. | J.M.

Compartir el artículo

stats