Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arucas

El Mercado pasa un examen de resistencia para acoger ferias

El centro municipal sufre una lenta agonía hasta casi quedarse sin puestos de venta | Arucas quiere reparar el conjunto del edificio

Mercado Municipal de Arucas

Mercado Municipal de Arucas La Provincia

Arucas someterá al Mercado Municipal a un estudio técnico integral de la estructura para determinar la viabilidad de la edificación en su conjunto, antes de decidir qué hacer con el centro de abastecimiento de alimentación y si instala en la superficie un espacio para la celebración de ferias. El Ayuntamiento reconoce que la actividad económica está en una situación crítica en estos momentos, por los numerosos problemas que acumula la edificación. El año pasado se había previsto una inversión de 612.000 euros solo para poner al día la zona de los puestos de venta, pero el concejal de Promoción Económica, Óliver Armas, señala que es necesario determinar antes de cualquier obra el estado de las plantas superiores.

El Mercado situado en el paseo Pedro Lezcano, y en la esquina con Fernando Caubín Ponce, está a punto de echar el cierre en su totalidad. Los vendedores se han ido marchando paso a paso, hasta casi dejar sin vida el centro de abasto por falta de vendedores, debido a las innumerables deficiencias que se presenta el edifico. Por ese motivo se había previsto una partida inicial de casi 612.000 euros el año pasado para poner reparar todas las deficiencias en la zona de venta, la mejora interna y externa, la renovación de la iluminación y sus contadores, y la zona de aparcamientos, e intentar con ello darle un nuevo giro.

Sin embargo, el Ayuntamiento ha decido parar temporalmente esta inversión, y acaba de dar vía libre a la contratación de un peritaje para evaluar el estado de todo el edificio, que se diseñó en el año 1992. El informe analizaría el estado actual de la azotea, que cuenta con un acceso desde la calle, y de la cubierta que da a la calle Alcalde Francisco Ferrera (que no es transitable en estos momentos), y que ha venido sufriendo problemas de filtraciones de agua que han deteriorado la estructura. En su momento se concibió como una plaza, y el objetivo es convertirlo en un espacio para acoger ferias, mercadillos y actividades públicas ligadas a la alimentación, si así se puede cuando se acometa la reforma.

Problemas

«Antes de tomar una decisión sobre el edificio queremos tener un estudio. Queremos que siga siendo el Mercado Municipal, y realizar una reforma integral, por lo que la inversión sería mayor. Pero queremos ver si se puede aprovechar también para el mismo fin la azotea y la cubierta. Incluso, nos estamos planteando alargar de la zona comercial abierta del casco hasta esta zona», según el concejal de Promoción Económica.

El estudio técnico para valorar también la capacidad de carga del inmueble se haría este año, tras lo cual la intención municipal es volver a sacar a concurso la concesión de los puestos de venta.

El Mercado dispone de 12 puestos, y solo está ocupado un par de locales. El resto se usa como dependencias municipales, y hasta como aparcamiento de vehículos oficiales. Y en su momento acogió en la segunda planta la sede de la Mancomunidad del Norte, con el acceso por la estación de guaguas, junto a otras actividades empresariales.

«Vamos a intentar darle una vuelta al Mercado Municipal, porque también está en un lugar estratégico de la ciudad», señala Óliver Armas, ya que el centro de abastecimiento lleva años acumulando innumerables problemas técnicos, que han ido echando a vendedores y clientes. Un problema añadido que tiene como antecedente el traslado desde el viejo mercado del casco, que sigue cerrado tras años por los problemas que sufrió el concesionario, y que no ha logrado desenredar el Ayuntamiento.

El edificio dispone de 3.960 metros cuadrados en conjunto, repartido en las tres plantas.

Compartir el artículo

stats